Última actualización: viernes, 16 de octubre de 2009 - 22:57 GMT

EE.UU: policías ayudan a la “migra"

Policías en Nueva York

Los policías locales no tienen el poder de detener a personas que estén ilegalmente dentro del país.

El Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés) estadounidense anunció este viernes la expansión de un programa que permite a policías locales detener a inmigrantes indocumentados, un plan muy criticado por grupos de defensa de derechos humanos que lo consideran "racista".

El DHS, a través de la división de Aduanas e Inmigración (ICE), ha firmado acuerdos con unas 320 cuerpos de policía local autorizando a estos a ejercer funciones de control migratorio, un polémico programa creado en 2002 y reforzado en 2006.

Pese a los temores de los indocumentados, en EE.UU. las policías locales no tienen el poder de detener a personas que estén ilegalmente dentro del país, una responsabilidad que compete al nivel federal.

Uno de sus más celosos practicantes del programa y el más famoso de todos, el condado del condado de Maricopa, Arizona, Jose Arpaio -junto a otros 65 policías- quedará fuera del programa por "no cumplir con las regulaciones federales" que rigen el plan.

clic Lea: El sheriff más duro del oeste

¿Programa racista?

Cuando la policía tiene un rol investigativo migratorio hay prejuicios raciales y xenófobos contra los que lucen extranjeros o mexicanos

Oscar Chacón, director de la Alianza de Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas

El programa federal autoriza a las policías a verificar la condición migratoria de aquellas personas que siendo capturadas por otros delitos estén sin la documentación necesaria.

El año pasado ese sistema permitió la deportación de unas 60.000 personas, el mayor número de arrestos desde que empezó aplicarse.

Los críticos aseguran que el plan contribuye con el uso de "perfiles raciales" en zonas de población inmigrante, sobre todo hispana, donde la policía establece controles de calle para detener infractores de normas de tráfico y otras ofensas menores, pero con la intención de "pescar ilegales".

Grupos de defensa de los derechos civiles cuestionan el "racismo subyacente" que consideran que lleva implícito el programa, además de asegurar que complica la seguridad ciudadana.

"Cuando la policía tiene un rol investigativo migratorio hay prejuicios raciales y xenófobos contra los que lucen extranjeros o mexicanos", le aseguró a BBC Mundo, Oscar Chacón, director de la Alianza de Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas (NALACC, por sus siglas en inglés).

"Fuimos los primeros en señalarle a Obama en enero de este año la necesidad de clausurar estos programas porque creemos que contradicen la labor de la policía de garantizar seguridad a toda la comunidad", dijo Chacón.

Según Chacón, poner a las policías locales a supervisar la condición migratoria de la ciudadanía es un "desperdicio de recursos" y "crea esta desconfianza entre la población a la que debe servir", que termina no reportando delitos que se cometan en sus comunidades.

Fuera el "sheriff mas duro"

El sheriff Arpaio con prisioneros

Arpaio suele ser identificado en la prensa estadounidense como "el sheriff más duro" del país.

El mes pasado el grupo parlamentario hispano en el Congreso, el llamado Caucus Hispano, envió una carta al presidente Obama pidiéndole que elimine el programa.

Aunque no se atendió esa demanda, el DHS estableció nuevos controles para evitar los abusos en los que habrían incurrido algunos de los participantes del programa.

De hecho la expansión anunciada por DHS deja fuera a la policía de Maricopa, que maneja el comisario Arpaio, quien suele ser identificado en la prensa estadounidense como "el sheriff más duro" del país.

Arpaio se ha hecho famoso por las redadas en las que detienen inmigrantes, las tiendas de campaña en las que los recluye, los trabajos comunitarios a los que los fuerza y hasta por la ropa de colores, según algunos extravagantes, que les hace vestir.

A pesar de que a principios de mes el DHS le anunció a Arpaio que no podría seguir arrestando inmigrantes indocumentados, éste ha asegurado que continuará "haciendo lo que hemos estado haciendo en los últimos tres años y medio" y que no necesita autoridad federal para ello.

Arpaio, ha planificado nuevas redadas y operativos policiales para este fin de semana, basado en la autoridad que asegura que le dan las leyes de Arizona.

"Seguiré encerrándolos a todos"

Evidentemente a ellos (DHS) no les gusta lo que estoy haciendo. Por eso me quitaron mi autoridad y la parte policial de nuestra operación. Pero está bien. Eso no me perturba, yo seguiré encerrándolos a todos (los inmigrantes ilegales)

Jose Arpaio, sheriff del condado de Maricopa, Arizona

Las autoridades federales encontraron que Arpaio no estaba manejando el programa "de una manera consistente con nuestras políticas de reforzamiento de la ley", según dice en su edición de este viernes el diario The Washington Post, citando una fuente anónima del DHS.

"Evidentemente a ellos (DHS) no les gusta lo que estoy haciendo. Por eso me quitaron mi autoridad y la parte policial de nuestra operación. Pero está bien. Eso no me perturba, yo seguiré encerrándolos a todos (los inmigrantes ilegales)", aseguró Arpaio, en una reciente entrevista con la cadena de noticias CNN.

Según datos de la policía de Maricopa, durante la vigencia del programa federal de arrestos de indocumentados, se ha detenido en el condado para la deportación a unos 33.000 ilegales, un 20% del total nacional.

Pese a toda la visibilidad mediática de Arpaio y los suyos, los datos oficiales indican que de los 135.389 los indocumentados deportados por el programa, el 94% han sido encontrados en cárceles y sólo el 6% en trabajo policial comunitario.

Aunque el sheriff Arpaio prometió seguir deteniendo indocumentados tendrá un problema porque el ICE no va a recibir detenidos suyos, en cuyo caso el sheriff más duro ha dicho que él mismo los llevará hasta la Patrulla Fronteriza, en la frontera con México.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.