Última actualización: martes, 1 de septiembre de 2009 - 08:27 GMT

A 70 años de la Segunda Guerra Mundial

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Los líderes de Rusia, Alemania y otros países asisten este martes a las ceremonias que tienen lugar en Polonia para conmemorar los 70 años del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

A las 04:45 de la madrugada del primero de septiembre de 1939, el barco de la marina alemana Schleswig-Holstein abrió fuego a bocajarro contra un fuerte polaco ubicado en la península de Westerplatte.

Al mismo tiempo, las fuerzas armadas alemanas invadían Polonia.

Los ataques generaron dos días después las declaraciones de guerra del Reino Unido y Francia contra Alemania.

Aunque se puede discutir que la guerra en Asia comenzó mucho antes, y muchos en Estados Unidos ubican el inicio de las hostilidades en 1941, la invasión alemana a Polonia marcó el comienzo del conflicto en Europa.

Líderes de 20 países -incluyendo a la canciller alemana, Angela Merkel, y al primer ministro ruso, Vladimir Putin- son esperados en Gdansk este martes por la tarde para la ceremonia que tendrá lugar en el monumento a los héroes de Westerplatte (la primera batalla entre alemanes y polacos).

Símbolo

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

A las 04:45 hora local (02:45 GMT), el presidente polaco, Lech Kaczynski, y el primer ministro de ese país, Donald Tusk, encabezaron un acto junto con veteranos de guerra frente al monumento conmemorarito en Westerplatte, cerca de Gdansk.

Cuando se produjo el ataque del Schleswig-Holstein -que estaba amarrado en el puerto polaco en una visita de cortesía- Gdansk era conocida con el nombre de Danzig.

Se esperaba que los 182 soldados polacos destacados en el fuerte resistieran sólo por 12 horas, pero a pesar de ser bombardeados por aire, mar y tierra, ellos defendieron la posición durante siete días contra más de 3.000 efectivos alemanes.

Un sondeo publicado este lunes en Polonia indica que Westerplatte es el símbolo más importante de la resistencia polaca en toda la guerra.

Ataque del Schleswig-Holstein

El ataque del Schleswig-Holstein dio inicio a las hostilidades.

El periodista de la BBC Jonny Dymond, presente en la ceremonia, informa que Kaczynski calificó la invasión soviética tras el pacto Molotov-Ribbentrop, dos semanas después del inicio de la guerra, como "un puñal clavado en la espalda de Polonia", pero que en definitiva el acto se dedicó a recordar a los soldados que combatieron en las primeras horas del conflicto.

En los últimos días, personalidades rusas y polacas han protagonizado intercambios verbales sobre las acciones de cada país en los días previos al conflicto, añade Dymond.

De los discursos que se escucharán durante la jornada, el del primer ministro ruso, Vladimir Putin, es uno de los más esperados en Polonia.

Según el historiado Pawel Machcewicz, los polacos están esperando algún tipo de gesto por parte de Putin.

Espinas

Las relaciones entre Polonia y Rusia son actualmente más espinosas que con Alemania, en parte por diferencias en la interpretación histórica de los eventos que tuvieron lugar al inicio de la guerra.

Dos semanas después de la invasión alemana, el Ejército Rojo invadió y anexó el este polaco bajo los términos del protocolo secreto del pacto nazi-soviético.

A comienzos de 1940, los servicios secretos soviéticos asesinaron a más de 20.000 oficiales polacos en los bosques aledaños a Katyn. Por 50 años, Moscú culpó a los nazis y sólo admitió responsabilidad por el crimen en 1990.

Tribunales rusos han determinado que lo sucedido en Katyn no puede ser considerado como un crimen de guerra y Moscú aún se niega a desclasificar documentos relativos a la masacre.

La temperatura subió un poco más esta semana cuando la televisión estatal rusa emitió un informe en el que se dejaba traslucir que la Unión Soviética tenía razones para invadir Polonia debido a una conspiración entre Varsovia y Hitler en contra de Moscú.

Es improbable que Putin defienda este punto de vista pero tampoco es de esperarse que ofrezca una disculpa por la invasión soviética, aunque tal vez haga algún comentario para disipar las tensiones por Katyn.

En un artículo publicado por el periódico polaco Gazeta Wyborcza este lunes, Putin escribió que "la nación rusa, cuyo destino fue tergiversado por un régimen totalitario, entiende muy bien lo que sienten los polacos por Katyn, donde miles de soldados están enterrados.

"Debemos recordar a las víctimas de este crimen", concluyó el primer ministro ruso.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.