Última actualización: viernes, 24 de julio de 2009 - 23:56 GMT

El eje Irán-América Latina

 Hugo Chávez en su visita a Teherán en noviembre de 2007.

Según Ros-Lehtinen, las relaciones entre Irán y América Latina no son transparentes en sus intenciones.

Una leyenda recorre los pasillos de Washington: "Irán está construyendo una 'megaembajada' en Managua" (Nicaragua).

Nadie la ha visto, nadie sabe cuál sería la lógica de construir una enorme delegación en uno de los países más pobres de América Latina, pero como su existencia la certificó la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ante un comité del Congreso, debe ser cierto... piensan.

La sola existencia virtual de la esquiva embajada nutre los temores que genera en Washington la llegada de los iraníes a tierras latinoamericanas, de la mano de líderes como el venezolano Hugo Chávez, el boliviano Evo Morales o el nicaragüense Daniel Ortega.

En la lógica confrontacional de algunos sectores políticos estadounidenses se trata de una "cabeza de playa" que "acerca el peligro terrorista" a las fronteras estadounidenses. Un nuevo "eje del mal" en el patio trasero de Estados Unidos.

Irán es temido y criticado en EE.UU. por su programa nuclear, que para Washington oculta fines militares, y por su apoyo a grupos extremistas en Medio Oriente que se enfrentan por medios violentos a Israel.

"Eso no pinta bien"

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Los crecientes vínculos de Teherán con América Latina son una preocupación adicional, al punto que el tema se ha convertido en uno de los favoritos del Congreso estadounidense, donde ésta semana huvo un nuevo debate en el Comité de Exteriores de la Cámara de Representantes.

"Es preocupante que uno ve cada vez más vínculos de Irán con Latinoamérica. Yo no creo que eso pinta bien para Latinoamérica", le dijo a BBC Mundo la representante por Florida Ileana Ros-Lehtinen, que es la republicana de mayor rango dentro del comité.

Uno podría decir que son vínculos positivos, pero hemos visto que las acciones de Irán en Medio Oriente no han tenido intenciones pacíficas (…) Yo creo que uno tiene que ser bastante inocente para pensar que los vínculos son para cosas positivas

Ileana Ros-Lehtinen

Para la congresista Ros-Lehtinen hay muchos "hechos reales" que hacen desconfiar de las intenciones de los iraníes, entre ellos los "sospechosos" vuelos directos entre Teherán y Caracas o el atentado contra una organización judía en Buenos Aires en 1994, del que la Justicia argentina responsabilizó a ex diplomáticos iraníes.

"Uno podría decir que son vínculos positivos, pero hemos visto que las acciones de Irán en Medio Oriente no han tenido intenciones pacíficas (…) Yo creo que uno tiene que ser bastante inocente para pensar que los vínculos son para cosas positivas", afirmó la congresista Ros-Lehtinen.

Para la representante, los numerosos convenios de inversión e intercambio firmados entre Irán y algunos países latinoamericanos "pueden ser buenos, o pueden ser negativos", aunque para ella lo crucial es que no son transparentes en cuanto a su alcance e intenciones.

¿Puro papel?

Hillary Clinton

Clinton dijo que Irán está construyendo una gran embajada en Managua.

Esa "evidencia documental" no es tal para muchos, que aseguran que los publicitados convenios y acuerdos están sólo en el papel y en los grandiosos discursos con los que se suelen marcar las firmas de acuerdos binacionales.

"La verdad es que muy poco se ha acordado en estos programas conjuntos que Venezuela ha establecido con Irán", le aseguró a BBC Mundo Larry Birns, director del Consejo de Asuntos Hemisféricos, un centro de estudios políticos de Washington.

"Más dinero iraní ha ido a Nicaragua que a Venezuela, aunque la relación en términos diplomáticos es más importante con Venezuela que con Nicaragua", ejemplificó Birns.

Aunque reconoce que no es una diplomacia de "escala masiva", Chris Zambellis, consultor de Helios Global -empresa de estudio de riesgos en Washington- y especialista en temas del Medio Oriente, advierte que es "significativo".

"Es una escala de diplomacia más pequeña basada en comercio, basada en declaraciones conjuntas, que no representan demasiado, pero creo que es significativa porque muestra una nueva tendencia", le dijo Zambellis a BBC Mundo.

Pelea diplomática

Hugo Chavez y Hu Jintao

Además de Irán, otros países como China y Rusia quieren ganar influencia en la región.

En los últimos años, la diplomacia iraní vio en América Latina la oportunidad de ocupar espacios que la política exterior de Washington dejó vacíos y así romper el cerco internacional en el que la Casa Blanca ha querido mantener al gobierno iraní.

"Ésta es una manera de responder a lo que EE.UU. ha estado haciendo en Medio Oriente alrededor de Irán, que está rodeado de bases y de aliados estadounidenses y ésta es una manera de salir del aislamiento", afirmó Chris Zambellis.

De todos modos, Zambellis destacó que en el juego de influencias, Irán está muy por detrás de poderes emergentes como China, Rusia y hasta Brasil, países con mayor capacidad política, financiera y militar para influir en la región.

Debido a ese pulso diplomático, Larry Birns reconoce que EE.UU. tiene razones para ser "muy aprensivo con cualquier relación que tenga Irán con países latinoamericanos", pero no por un tema comercial o de seguridad nacional, sino diplomático.

Lo importante "es el voto de Brasil y otros países latinoamericanos en Naciones Unidas y en el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) en momentos en los que EE.UU. está tratando de aislar a Irán", asegura Birns.

Por ejemplo, en las últimas votaciones sobre el polémico programa nuclear iraní, Venezuela ha votado en contra de las resoluciones del OIEA que exigen transparencia al gobierno iraní.

Hezbolá, sucursal caribeña

La región sigue sufriendo de corrupción, fronteras porosas, fallas institucionales, una serie de cosas que son fácilmente explotables

Chris Zambellis, consultor de Helios Global

Pero en Washington, los que desconfían de Irán no miran tanto las posibles oportunidades de negocio o los cálculos diplomáticos, sino la seguridad nacional estadounidense.

Al fin y al cabo, Irán mantiene un programa nuclear "sospechoso" para una buena parte de la comunidad internacional y además se le vincula a Hezbolá, una organización islámica libanesa que se ha declarado enemiga de Israel.

Desde Israel se han hecho acusaciones de que Venezuela y Bolivia estarían suministrando uranio para ese programa, algo que los gobiernos de esos dos países han negado y sobre lo que hasta el Departamento de Estado ha dicho no tener confirmación alguna.

Otros aseguran que la lejana lucha de Medio Oriente está llegando a costas del Caribe, al punto que Hezbolá estaría sacando recursos, reclutando miembros y hasta creando campos de entrenamiento en una región fronteriza entre Colombia y Venezuela.

Póker diplomático

El presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad visita una planta de enriquecimiento de uranio

Analistas creen que Irán busca el voto favorable de países latinoamericanos en la ONU o el OIEA.

"¿Qué entra en esos vuelos?", preguntó retóricamente a BBC Mundo la congresista Ileana Ros-Lehtinen, refiriéndose a la conexión aérea Caracas-Teherán. "Puede ser armamento (…) pueden ser personas que tienen intenciones que van en contra de la democracia en nuestro hemisferio", respondió.

Ese es un temor que no comparte Chris Zambellis, quien piensa que "estas organizaciones no necesitan a Irán si quieren establecerse en América Latina y el Caribe".

"La región sigue sufriendo de corrupción, fronteras porosas, fallas institucionales, una serie de cosas que son fácilmente explotables", afirmó Zambellis, asegurando que esas características facilitan la penetración de cualquier movimiento ilegal político o criminal.

Al final, los rumores sobre la 'megaembajada' iraní en Managua o el "misterioso" vuelo Caracas-Teherán pueden ser amplificados por los medios de comunicación que explotan ese tipo de vínculos, todavía extraños para Occidente.

Pero también pueden ser parte de un cálculo del juego diplomático que, como en el póker, gusta de presumir para desorientar al contendiente.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.