Última actualización: domingo, 14 de junio de 2009 - 15:27 GMT

Festejan triunfo de Ahmadinejad

Ahmadinejad durante el acto de celebración de su triunfo

Ahmadinejad dijo que los resultados de las elecciones presidenciales fueron "muy precisos".

Miles de simpatizantes del presidente de Irán, Mahmmoud Ahmadinejad, se han congregado en Teherán para celebrar su reelección, tras unos comicios que han sido cuestionados por la oposición.

Se han registrado varios incidentes violentos desde que se anunciaron los resultados de la votación el sábado y se informó de nuevos disturbios -aunque de menor escala- antes de la concentración pro gubernamental.

Las fuerzas de seguridad arrestaron a un centenar de opositores reformistas en la madrugada del domingo, acusándolos de "orquestar" los episodios de violencia que tuvieron lugar en la capital iraní.

Vea imágenes de las protestas en Teherán

Este domingo, Ahmadinejad negó las acusaciones de fraude y afirmó que los resultados de las elecciones fueron "muy precisos".

Previamente, el mandatario habló con la prensa internacional y la acusó de no querer aceptar su victoria simplemente porque él no les cae bien.

"Cuarenta millones de personas han participado en estos comicios. ¿Cómo pueden cuestionarlos?", desafió.

Simpatizantes del presidente Ahmadinejad

Los simpatizantes del mandatario inundaron el centro de Teherán.

Cuando se le preguntó por la política nuclear que Irán implementará en sus próximos cuatro años de gestión, Ahmadinejad afirmó que ese debate "pertenece al pasado" y añadió que su país se ha adherido a los esfuerzos internacionales para eliminar las armas atómicas.

La reacción mundial a los comicios fue en general medida, pero el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, le dijo a la cadena de noticias NBC que hay "muchísimas dudas" con respecto a los resultados.

El principal rival de Ahmadinejad, el reformista Mir Hossein Mousavi, anunció este domingo que presentó una apelación formal para que se convoque a nuevas elecciones.

"Le ruego al pueblo iraní que continúe con sus protestas a nivel nacional de forma pacífica y legal", dijo Mousavi en un comunicado.

Respaldo del ayatolá

En reiteradas oportunidades el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, pidió a los seguidores del político opositor que abandonaran la violencia. Pero manifestantes furiosos han prendido fuego automóviles y arrojado piedras en enfrentamientos con la policía.

Decenas de activistas han sido arrestados, y los corresponsales afirman que los detenidos son miembros de partidos reformistas que respaldaron a Mousavi durante la campaña electoral. Varios ya han sido puestos en libertad.

Seguidores de Mousavi protestas

Los seguidores de Mousavi también han salido a las calles, pero para protestar por los resultados.

La controversia se inició cuando la afluencia masiva de votantes a las urnas (85%) hizo pensar a los candidatos e la oposición que tenían oportunidad de ganar.

Sin embargo, los resultados dieron a Ahmadinejad una victoria arrolladora, con el 63% de los votos.

Los resultados fueron rápidamente respaldados por Jamenei.

El enviado especial de la BBC en Teherán, John Simpson, dijo que posiblemente nunca se sepa lo que realmente ocurrió en los comicios.

Simpson añadió que muchos observadores en Irán opinaron que el resultado final no refleja el alto nivel de movilización ciudadana, aparentemente disidente, que se vio el viernes en los puestos electorales.

Opine sobre lo que está ocurriendo

Elecciones en Irán

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.