Última actualización: viernes, 24 de septiembre de 2010 - 12:48 GMT

China: 30 años de la política del hijo único

El 25 de septiembre de 1980 el Partido Comunista Chino difundió una carta abierta al pueblo exhortándolo a tener un solo hijo por familia.

Breve Historia del hijo único en China

China (1950): debate la necesidad de una política de planificación familiar (población: 552 millones)

"Wan xi shao"(principios de década de 70): exhortación a las parejas a casarse a mayor edad y a espaciar el tiempo entre hijos. (población: 820 millones)

Política del hijo único (1980): programa iniciado con el gobierno de Deng Xiao Ping y basado en un férreo sistema de incentivos y castigos (población: 984 millones)

¿Reforma? (2010): programas piloto de flexibilización (población: 1.347 millones)

A 30 años de este puntapié inicial, el gobierno calcula que la política limitó en unas 400 millones de personas la población total del país, que hoy suma 1300 millones.

Si se tiene en cuenta que la primera cifra equivale a más de la mitad de la población de América Latina, su repercusión económica y social resulta obvia.

Pero muchos críticos cuestionan la efectividad real del programa, su impacto psicosocial (sociedad de hijos únicos) y hasta ponen en duda que sea beneficioso desde el punto de vista económico.

Y a pesar de que el gobierno ha negado todo cambio de política, ha montado distintas experiencias piloto de flexibilización de esa medida de planificación familiar.

El profesor Ye Tingfang, de la influyente Academia de Ciencias Sociales de China, y autor de una propuesta de reforma presentada ante el congreso del Partido Comunista en 2007, le dijo a BBC Mundo que la reforma es inevitable:

"No es una política acertada porque considera sólo el riesgo de la sobrepoblación sin tomar en cuenta el impacto social, y es cuestionable que sea económicamente beneficiosa", afirmó Ye Tingfang.

Una pareja, un hijo

Las políticas de planificación familiar florecieron en todo Asia como herramienta económica después de la segunda guerra mundial, pero tenían como techo un máximo de dos hijos.

En China fue - paradójicamente - el gobierno "liberalizador" de Deng Xiao Ping el que se lanzó la política del "hijo único", la más estricta de la región.

¿Quiénes están exceptuados de la política de hijo único?

* Las minorías étnicas están autorizadas a tener dos hijos en zonas urbanas y hasta 3 o 4 en zonas rurales.

* Desde mediados de los 80, en la mayoría de las zonas rurales (donde vive más de la mitad de la población total) se permite un segundo hijo si el primigenio es una niña, siempre y cuando esperen cuatro años para tenerlo y la madre tenga al menos 28 años.

* Existe una autorización similar cuando el primigenio tiene problemas físicos, psicológicos o de aprendizaje.

*Luego del terremoto de Sichuan en 2008, se promulgó una nueva excepción para los padres que hubieran perdido hijos en la tragedia.

Esta política se basa en fuertes incentivos para las parejas que tienen un hijo y duras sanciones económico-sociales para los que tienen más, así como para los gobiernos locales que no cumplan con los porcentajes exigidos por zona.

Las familias que tienen más de un hijo pagan una multa anual basada en un porcentaje del ingreso de los padres y se tienen que hacer cargo de la educación del niño y los servicios de salud de toda la familia, además de sufrir el estigma y la posible discriminación para otros beneficios sociales.

A pesar de esto, la tasa de fertilidad china es de 1,8 por pareja. Es decir, está más cerca de los dos hijos que del hijo único, en gran parte debido a las excepciones de esta política, en parte debido a la creciente afluencia que permite a muchas parejas hacerse cargo del costo adicional.

Esta tasa está por encima de un país como Alemania (1,4), pero por debajo de Estados Unidos (2,2) y la mayoría de los países latinoamericanos, con la excepción de Cuba.

Según algunos críticos, este porcentaje prueba que la política del hijo único no cumple con su objetivo demográfico.

Pero la mayoría de las críticas se centran en el impacto social y en su aspecto coercitivo, al que muchos califican una violación de los derechos humanos.

El pequeño emperador

A 30 años del inicio de la política, sus primeros hijos están convirtiéndose en padres y enfrentando un doble problema: están a cargo de sus padres y de sus hijos.

Familia china

El pequeño emperador en carroza.

En 2009 había casi 170 millones de mayores de 60 años. En Shanghai hoy un 20 por ciento de la población supera esa edad.

Con un estado que ha disminuido mucho sus prestaciones sociales y con una creciente longevidad, el problema se está convirtiendo en acuciante.

Entre otras cosas porque nadie está peor preparado para asumir ese papel que los hijos únicos.

"Estos niños tienen una tendencia a ser muy egoístas y muy poco independientes", señala Ye Tingfang.

Los mismos medios han encontrado un sobrenombre a esta legión de niños sin hermanos: "el pequeño emperador"

Entre las anécdotas que circulan en la sociedad china está la de padres que se mudan cerca de la universidad en que estudia su hijo para cocinarle.

Aborto y femicidio

Otra consecuencia imprevisible de esta política, atribuible a la preeminencia del varón en la cultura china, es el femicidio.

Mucha gente dice que no había alternativas a esta política, pero eso depende del punto de partida de uno. China sigue teniendo una densidad de población por kilómetro cuadrado menor a la de muchos otros países y además, gran parte de su potencial económico, reside en su enorme población.

Ye Tingfang, Academia de Ciencias Sociales de China

Especialmente en zonas rurales, se ha registrado un fuerte aumento de desaparición de niñas, que no son registradas a su nacimiento o (en el mejor de los casos) son abandonadas en orfanatos.

Este fenómeno está teniendo un impacto demográfico. Según la Comisión de Planificación Poblacional y Social de China en 2020 habrá 30 millones más hombres que mujeres.

Esto ha llevado a especialistas chinos, como el profesor Ci Quinying, a plantear que el gobierno debe impulsar la igualdad de género como derecho humano esencial para lidiar con el problema.

Otro fenómeno, más deliberado, tiene que ver con el funcionamiento mismo del sistema.

La presión que ejercen las autoridades a nivel local - que deben cumplir con las metas fijadas a nivel provincial y nacional - es tal, que suele forzar a las parejas a abortar, un elemento coercitivo fuente de tensiones sociales.

Futuro

A pesar de estos problemas, una encuesta realizada por el estadounidense Pew Research Centre en 2008, mostró que un 76% de la población apoyaba esta política.

Lo que no quiere decir que no haya fuertes críticas.

"Mucha gente dice que no había alternativas, pero China sigue teniendo una densidad de población por kilómetro cuadrado menor a la de otros países y además, gran parte de su potencial económico, reside en su enorme población", indicó a BBC Mundo Ye Tingfang

"La flexibilización de esta política se viene intentando desde hace tiempo. Pero el cambio no va a suceder del día a la noche: será un proceso gradual", indicó a BBC Mundo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.