Última actualización: viernes, 23 de abril de 2010 - 16:24 GMT

Grecia pide activar rescate para su economía

Una mujer pasa delante de la policía antimotines en Grecia

Grecia vive una ola de protestas contra las medidas de austeridad del gobierno.

El primer ministro de Grecia, Giorgos Papandreou, pidió que se ponga en marcha el plan de rescate de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para tratar de sacar al país de la crisis presupuestaria y financiera que atraviesa.

"La activación del mecanismo es una necesidad nacional", declaró Papandreou un día después de que la oficina de estadísticas de la UE, Eurostat, cifrara en el 13,6% del PIB el déficit público griego en 2009, un monto muy superior al 12,7% que calculaban estimaciones previas.

clic Lea: el déficit griego, peor de lo que se creía

A la revisión al alza del déficit se sumó la rebaja hecha por la agencia de calificación crediticia Moody's de la deuda de Grecia desde A2 hasta A3.

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, aseguró en un comunicado que el organismo está listo para actuar con "rapidez".

"Hemos recibido la solicitud de Grecia para un acuerdo crediticio. Hemos estado trabajando estrechamente con las autoridades griegas durante algunas semanas en la asistencia técnica y hemos tenido una misión sobre el terreno en Atenas durante unos días para trabajar con las autoridades y la Unión Europea. Estamos dispuestos a avanzar con rapidez sobre esta petición", indicó Strauss-Kahn.

El siguiente paso, explica Andrew Walker -analista económico de la BBC- es acordar los detalles, que incluyen condiciones de política económica. Eso podría incluir nuevas medidas para recortar el gasto gubernamental o aumentar los impuestos, lo que crearía más dificultades políticas para el gobierno griego.

Hemos recibido la solicitud de Grecia para un acuerdo crediticio (...) Estamos dispuestos a avanzar con rapidez sobre esta petición

Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI

Strauss-Kahn no ha dicho cuáles son las condiciones, pero ha advertido de que no existe una fórmula mágica para resolver el problema de una manera fácil. Y ha descrito la situación en Grecia como muy grave.

Los analistas estiman que el Poder Ejecutivo griego pretende, con la activación del plan de rescate, eliminar los temores de los mercados en momentos en que el país necesita urgentemente fondos para hacer frente a los vencimientos de su deuda en el plazo de un mes.

Este fin de semana, el ministro de Finanzas Yorgos Papaconstantinu viaja a Washington para negociar las condiciones de un préstamo del FMI, mientras que los socios de la eurozona le han ofrecido a Atenas un paquete de ayuda de 30.000 millones de euros (unos US$39.000 millones) con una tasa de interés del 5%.

La crisis de Grecia ha reprecutido negativamente la moneda común europea.

"Rapidez"

Papandreou expresó: "Nuestros socios harán lo necesario para enviar a los mercados el mensaje de que la Unión Europea es seria y está protegiendo el euro".

El primer ministro de Grecia, Giorgos Papandreou

Papandreou dijo que la activación del mecanismo es una "necesidad nacional".

El periodista de la BBC Mark Gregory explica que el déficit presupuestario colectivo de la eurozona en 2009 ascendió al 6,3%, frente al 2% de 2008.

Esta cifra, agrega, está muy por encima del límite del 3% que fija el Tratado de Maastricht para las naciones que tienen el euro como moneda.

No obstante, la Comisión Europea prometió dar una respuesta "rápida" a la activación del mecanismo conjunto de ayuda financiera prometido a Atenas.

El portavoz europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj, dijo que no podía "dar una fecha" concreta, pero aseveró que la respuesta será "veloz", aunque "no en cuestión de horas".

Huelgas

En medio de las negociaciones con la UE y el FMI, Grecia enfrenta múltiples protestas contra las medidas de austeridad propuestas por el gobierno.

Empleados públicos se unieron el jueves a un paro de 24 horas que mantenían trabajadores del sector privado y se espera que se lleven a cabo más acciones.

Los manifestantes se oponen a medidas como recortes salariales, la congelación de pensiones y el alza de impuestos para tratar de reducir el déficit público.

El corresponsal de la BBC en Atenas, Malcolm Brabant, comenta que el enojo se intensifica entre los griegos a medida que cae la credibilidad internacional del país. Los más angustiados, dice, son los empresarios, que temen la bancarrota.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.