Última actualización: jueves, 8 de abril de 2010 - 11:03 GMT

Venezuela: el dólar "paralelo" por las nubes

Dólares.

En Venezuela el uso del dólar "paralelo" es un secreto a voces.

En Venezuela, el valor del llamado dólar "paralelo", que no se ciñe al tipo de cambio oficial de la moneda estadounidense, continuó en los últimos días con su senda ascendente.

Este miércoles, diversos portales de internet que siguen las fluctuaciones del dólar también llamado de "permuta", informaron que su cotización superó los 7 bolívares.

Algunos analistas achacan este fenómeno a que el gobierno no tiene suficiente solvencia para otorgar regularmente a las empresas el dólar oficial -más barato- que muchas necesitan para importar.

Pero también se responsabiliza a la fuga de capitales experimentada en los últimos meses, resultado de que algunos venezolanos, ante la incertidumbre económica, optan por depositar sus ahorros en el extranjero para que gocen de mayor rentabilidad.

Secreto a voces

En 2003 se estableció en Venezuela un tipo de cambio oficial controlado por el gobierno, pero siguió funcionando un mercado negro de divisas fluctuante.

En Venezuela su uso es un secreto a voces, más de la mitad de las importaciones en 2009 se realizan a través de esta tasa de cambio extraoficial, pero los medios de comunicación nacionales tienen terminantemente prohibido hablar de él.

Si el gobierno no da suficientes divisas a cambio oficial a través de CADIVI -el organismo que las gestiona- cada vez más empresas tienen que acudir a un costoso mercado paralelo.

En 2003 se estableció en Venezuela un tipo de cambio oficial controlado por el gobierno, pero siguió funcionando un mercado negro de divisas fluctuante.

En Venezuela su uso es un secreto a voces. Más de la mitad de las importaciones en 2009 se realizaron a través de esta tasa de cambio extraoficial, pero los medios de comunicación nacionales tienen terminantemente prohibido hablar de él.

Si el gobierno no da suficientes divisas a cambio oficial a través de CADIVI -el organismo que las gestiona- cada vez más empresas tienen que acudir a un costoso mercado paralelo.

Teniendo en cuenta que Venezuela importa el 75% de lo que consume, este sobrecosto lo acaba notando el bolsillo del venezolano de a pie y se traduce en los altos niveles de inflación en el país -un 25,1% en 2009- el más alto de América Latina.

La devaluación

A principios de año, el gobierno de Hugo Chávez decidió poner fin al asunto y devaluar la tasa oficial del bolívar estableciendo un doble cambio de 2,60 para productos de primera necesidad y 4,30 para el resto.

clic Venezuela: el dólar "indomable"

La idea era reducir la presión fiscal y agilizar la asignación de divisas para que todas aquellas empresas que acudían regularmente al mercado paralelo pudieran disponer de dólares baratos para sus importaciones, y en consecuencia reducir el desfase entre el dólar oficial y el de permuta. Pero las divisas no llegaron con la rapidez deseada.

"El banco central emitió a principios de año bonos pagaderos en bolívares emitidos en dólares, pero de pequeña cantidad y de forma irregular", le dijo a BBC Mundo Cristina Rodríguez, presidenta de la revista Metroeconómica.

Por otra parte, explicó, "los venezolanos buscan resguardo en la divisa en dólares y ante expectativas inciertas continúa la fuga de capitales".

Economía se contrae

Hugo Chávez, presidente de Venezuela

El gobierno afirma que no puede aplicarse a Venezuela los valores de la economía tradicional.

A medida que sube el dólar paralelo y aumenta la inflación se agudiza la fuga de capitales pero también el descenso de los índices de consumo, teniendo en cuenta que las subidas de salario decretadas por el gobierno no se han equiparado a los niveles de inflación.

A ello, dicen los analistas, cabe sumar la crisis eléctrica que ha disminuido la actividad comercial e industrial en el país.

En 2009 la economía venezolana experimentó una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 3,3%.

Las reservas internacionales también han disminuido. El Banco Central de Venezuela traspasó recientemente cerca de US$5.000 millones al FONDEN -un fondo para gasto social manejado por el gobierno- dejando disponibles un total de US$28.000 millones.

"Eso parece mucho", explicó Rodríguez, "pero si restamos a esas reservas lo que está invertido en oro y derechos especiales de giro, unos US$16.000 millones, nos quedan US$12.000 millones líquidos, lo equivalente a cuatro meses de importaciones venezolanas".

Sin embargo, el gobierno afirma que no puede aplicarse a Venezuela los valores de la economía tradicional, dado que el 80% de la población se beneficia de la renta petrolera a través de las misiones sociales o el empleo en el sector público.

Esto se debe, dice el oficialismo, a que a pesar de todo Venezuela sigue bendecida por un chorro incesante de oro negro.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.