Última actualización: martes, 30 de marzo de 2010 - 03:53 GMT

Toyota festeja después de la tormenta

Las ventas mundiales de Toyota se incrementaron en un 13% en febrero con respecto al mismo mes de 2009, a pesar de la crisis desatada por defectos técnicos que obligaron a la empresa japonesa a retirar del mercado unos nueve millones de autos, según datos arrojados por la firma este lunes.

Fábrica de Toyota en el Reino Unido

Las ventas de autos Toyota aumentaron en un 13% en febrero con respecto al mismo mes de 2009.

Un portavoz de la automotriz japonesa informó que la compañía vendió en febrero 613.845 automóviles (incluyendo las marcas Daihatsu y los camiones Hino), comparado con los 543.435 del año pasado.

Además, la producción mundial de la empresa alcanzó las 734.631 unidades (un 69,2% más), de las cuales 655.180 corresponden únicamente a la marca Toyota (un 82,7% más).

Las exportaciones desde Japón también experimentaron un incremento del 107,2%, con 161.533 unidades.

Golpe a la reputación

Toyota, la automotriz más grande del planeta, vio dañadas sus ventas y su imagen en el mundo cuando en octubre de 2009 empezó a retirar del mercado unos nueve millones de vehículos defectuosos.

Los fallos afectaban el sistema de frenos y el acelerador de varios modelos.

Incluso, su presidente, Akio Toyoda, debió comparecer ante el Congreso de Estados Unidos para responder a un duro interrogatorio sobre el manejo que la empresa le dio a los problemas de seguridad de sus vehículos.

Toyoda se disculpó ante los legisladores por los accidentes ocurridos debido a los modelos defectuosos y admitió que durante la rápida expansión experimentada por su compañía las prioridades se habían confundido.

Pero, como expresa el periodista de la BBC, Duncan Bartlett, a pesar de que los ejecutivos de la compañía Toyota pidieron disculpas, la reputación de la marca sufrió un duro golpe.

Por eso, las noticias sobre un incremento de las ventas son las primeras buenas noticias de la compañía en lo que va de 2010.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.