Última actualización: viernes, 8 de enero de 2010 - 12:29 GMT

El jefe de la F1 quiere una automotriz

Bernie Eccleston, director de la F1

Ecclestone compite de la mano de una firma de Luxemburgo que ya se hizo con parte de Renault en la F1.

El jefe de la Fórmula 1 (F1), Bernie Ecclestone, pujará por hacerse con la compañía sueca Saab, una automotriz puesta a la venta desde hace meses por su dueña, General Motors (GM).

Ecclestone quiere comprar la firma sueca, que emplea a 3.400 trabajadores, de la mano de Genii Capital, una compañía de inversión de Luxemburgo que recientemente anunció que controlaría gran parte del equipo Renault de F1.

Según un comunicado de Genii Capital, su oferta con el multimillonario británico "daría un valor añadido a la automotriz" y, de zanjar la compra de Saab, potenciarían la tecnología a bordo de los vehículos.

Es muy fácil. Enseña el dinero y te la podrás quedar. Pero nadie ha enseñado el dinero

Ed Whitacre, director de GM

Sin embargo, tendrán que enfrentarse a otra propuesta de compra. La de la automotriz holandesa Spyker Cars, que ya se había posicionado anteriormente sin éxito.

Otras firmas suecas podrían estar también interesadas en Saab.

¿Cerrar antes que vender?

Este miércoles, el director ejecutivo de General Motors, Ed Whitacre, sugirió que es más probable que la compañía eche el cierre antes que lograr venderla, ya que ningún posible comprador pudo demostrar que sería capaz de hacer frente al pago por la operación.

"Es muy fácil. Enseña el dinero y te la podrás quedar", dijo. "Pero nadie ha enseñado el dinero", añadió.

Protesta por el supuesto cierre de Saab

Los 3.400 trabajadores de Saab esperan un desenlace a la larga venta de su compañía.

Tom Wilkinson, vocero de GM, dijo que el gigante automotriz estadounidense "sigue recibiendo y evaluando propuestas".

GM intenta vender Saab desde enero del año pasado. En 2008, Saab tenía un valor de US$412 millones, pero no consiguió dar ingresos desde 2001.

Estas malas cifras, unidas a la bancarrota de GM en julio de 2009, ha hecho que la estadounidense intensifique sus esfuerzos por desprenderse de su filial sueca.

El periodista de Negocios de la BBC Jorn Madslien explica que la razón por la cual Saab no fue redituable para GM se debe a que los extravagantes autos Saab no atrajeron a un amplio mercado como la empresa esperaba, por lo que GM decidió recortar sus costos y hacer que sus diseños fueran más conservadores.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.