Última actualización: jueves, 29 de octubre de 2009 - 09:34 GMT

Venezuela, a prueba en el Mercosur

Hugo Chávez

Venezuela sigue a la espera de que Brasil y Paraguay ratifiquen su ingreso al Mercosur.

El combativo presidente de Venezuela, Hugo Chávez, está acostumbrado a causar división de opiniones en el nivel internacional. Pero incluso para sus estándares, la discusión en torno de su papel en el mayor bloque comercial de Sudamérica, el Mercado Común del Sur (Mercosur), es significativa.

Venezuela oficialmente unió sus fuerzas con Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay como miembro de pleno derecho del Mercosur en julio de 2006.

En su momento, Chávez dijo que se trataba de un hecho "histórico" y que el "camino para la liberación de Venezuela" se encontraba en el bloque comercial.

Pero más de tres años después, el estatus de ese país en el grupo está en el limbo, mientras los miembros del club tienen dificultades para ratificar su membresía.

Hasta el momento, el ingreso de Venezuela en el Mercosur ha sido ratificado por los líderes de los cinco países y por los parlamentos de Uruguay y Argentina.

Todavía debe ser aprobado por los congresos de Paraguay y Brasil.

En el primer aniversario del acuerdo para la entrada de Venezuela en el Mercosur, Chávez advirtió a Brasil y Paraguay que retiraría a su país del grupo a no ser que ratificaran su incorporación en el plazo de tres meses.

Al final resultó ser una amenaza sin fundamento, a la que han seguido dos años de parálisis.

Comercio en alza

Luiz Inácio Lula da Silva y Hugo Chavez

El comercio entre Venezuela y Brasil se ha triplicado en los últimos cinco años.

Ahora, parece que finalmente el Parlamento de Brasil está cerca de tomar una decisión.

Se espera que la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado dé el visto bueno al protocolo de adhesión de Venezuela al bloque y, en caso de que lo respalde, deberá remitirlo al plenario de la cámara alta para una última y definitiva votación, que podría realizarse antes de fin de año.

Los analistas prevén que el voto sea afirmativo, pero si ocurre lo contrario sería vergonzoso para el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien tiene previsto visitar a Venezuela este mismo jueves.

El mandatario viajará con Chávez a la región del Orinoco para presenciar la cosecha de soja.

Ambos líderes también tienen previsto firmar un acuerdo conjunto sobre un proyecto de una refinería que desarrollarán las estatales Petróleos de Venezuela (PDVSA) y Petrobras.

Según la Federación de Cámaras de Comercio Binacionales Brasil-Venezuela, el intercambio comercial entre los dos países ha crecido considerablemente.

Brasil tiene el balance comercial positivo más saludable con Venezuela, calculado en US$5.700 millones, al tiempo que el volumen de intercambio bilateral se ha triplicado en los últimos cinco años.

Entonces, si los brasileños están obteniendo beneficios económicos claros de sus lazos comerciales con los venezolanos, ¿por qué ha resultado tan difícil la ratificación del ingreso de Venezuela al Mercosur?

Democracias

Antonio Ledezma (izq.) y Eduardo Azeredo

Ledezma (izq.) asistió a una reunión de la comisión presidida por el senador brasileño Eduardo Azeredo.

La respuesta se encuentra en la cláusula que requiere que todos los Estados miembros sean democracias.

Después de que el gobierno de Caracas adoptara medidas como el fin de las emisiones del canal de televisión RCTV o la apertura de una investigación a Globovisión, algunos miembros en el Congreso brasileño ponen en duda las credenciales democráticas de Chávez.

Eduardo Azeredo, líder del comité del Senado que debe votar sobre la membresía venezolana en Mercosur, expresó este año sus dudas en una entrevista con el diario venezolano El Universal.

Azeredo dijo que existían temores de que "el control de los medios de comunicación por parte del gobierno pudiera estar debilitando la democracia".

"Sabemos lo que está pasando con Globovisión. Por eso la posición de Brasil es cautelosa", aseguró el congresista.

Azeredo también criticó lo que llamó la "interferencia" del gobierno de Caracas en la economía y describió la oleada de nacionalizaciones en el país "como una manera de ir hacia atrás en el tiempo".

También advirtió que los miembros de Mercosur no quieren que el bloque sea utilizado "para proyectos personales o ideológicos".

En cualquier caso, aquellos que apoyan la incorporación de Venezuela afirman que la mejor manera de reforzar la democracia en el país es haciendo que vuelva al redil.

Incluso algunos de los enemigos internos de Chávez están a favor de que se apruebe el ingreso de Venezuela.

El mayor obstáculo

Fernando Lugo

El presidente Fernando Lugo está en minoría en ambas cámaras del Congreso.

Entre ellos se encuentra Antonio Ledezma, quien venció al candidato de Chávez en las elecciones a la alcaldía de Caracas, para luego ver cómo su poder se erosionaba por medio de la creación de un distrito especial capitalino.

Ledezma aseguró que Mercosur podría requerir a Chávez "que respete los protocolos relacionados con las reglas de oro de la democracia” y afirmó que es importante "que Chávez no quede aislado".

Pero, pase lo que pase en el Senado brasileño, el último obstáculo para la membresía de Venezuela probablemente será el más difícil de superar.

Paraguay es quizás el país más sensible a la cuestión de la legitimidad democrática, teniendo en cuenta que la cláusula sobre democracia introducida en los estatutos de constitución de Mercosur fue adoptada tras un fallido golpe de Estado en la nación sudamericana, en 1996.

El senado paraguayo no tiene planes de debatir próximamente el ingreso de Venezuela, ya que el partido del presidente Fernando Lugo está en minoría en ambas cámaras del Congreso y sabe que sería difícil convencer a la oposición.

A este paso, puede que Paraguay no ratifique el ingreso de Venezuela en Mercosur hasta el año 2013, cuando se celebren las próximas elecciones generales.

Ello podría convertir el prolongado proceso de ratificación en una travesía sin rumbo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.