Última actualización: miércoles, 23 de septiembre de 2009 - 12:39 GMT

¿Hacia dónde va la “mano invisible”?

Un dólar y una libra esterlina

Estados Unidos y el Reino Unido, golpeados por la crisis.

El capitalismo murió. Se terminó una era. Es el colapso de la Unión Soviética para la derecha. Con el estallido de la mayor crisis económica y financiera en 80 años las voces se alzaron, con una sonrisa disimulada, para indicar que una nueva época se avecinaba.

Pero a un año del colapso financiero el capitalismo se resiste a abandonar el barco y, tras haber navegado en medio de un mar embravecido con pronósticos poco alentadores, los gúrues del libre mercado confían en llegar a buen puerto.

La magnitud del crac, la certeza de que había que actuar con celeridad y la incertidumbre de la profundidad del agujero hicieron que se tomaran medidas impensadas poco tiempo atrás en el corazón del capitalismo mundial.

Wall Street, en Nueva York, y la City, en Londres, temblaron ante la tormenta. Y los vientos alcanzaron los rincones de todo el planeta.

Todavía no está claro hacia dónde va el orden económico y financiero internacional. Mientras algunos creen que la época del capitalismo "arrogante" quedó atrás, otros opinan que bastarán unos años para que todo vuelva a su lugar.

¿Alternativas?

Michael Spagat, profesor de Economía en el Royal Holloway College de la Universidad de Londres, le dijo a BBC Mundo que no cree que exista una "alternativa viable" al sistema actual.

Yo diría que no surgió un nuevo capitalismo

Federico Steinberg, economista jefe del Real Instituto Elcano

Spagat destaca que no eran todos los que pensaban que "el mercado siempre tenía la razón", y que aunque ahora "habrá más escepticismo (…) sin importar lo que pasa, tendremos un sistema basado en el mercado, la cuestión es cómo regularlo e intervenirlo".

"Yo diría que no surgió un nuevo capitalismo", aseguró Federico Steinberg, economista jefe del Real Instituto Elcano de Madrid.

"Estamos viendo un cambio de movimiento pendular (…) Será un capitalismo algo distinto, con más regulación, con un mayor papel del Estado en la economía, más presión fiscal. Pero la esencia va a permanecer", agregó.

En tanto, Santiago Fernández de Lis, economista y socio-director del área Internacional de Analistas Financieros Internacionales (AFI) no cree "que esta crisis ponga en entredicho el modelo de economía de mercado. Esta crisis pone en entredicho sobre todo los excesos de los mercados financieros y las deficiencias de la regulación financiera".

"Caminamos hacia una economía de mercado un poquito más suavizada por regulaciones razonables en el sistema financiero", agrega.

Los cambios

"Es bastante probable que muchos de los problemas revelados por la crisis no vayan a ser abordados", explica Spagat quien, por el momento, no percibe "cambios fundamentales" en el sistema.

Pero no todos piensan igual. Steinberg sí ve cambios "muy importantes". Pero asegura que "a la opinión pública no le llegan por estar en un lenguaje técnico".

Entre ellos menciona, que se regulen a todas las instituciones financieras, y no solo a los bancos, que se exija tener más capital como garantía, la supervisión "macroprudencial" y ciertas reformas a nivel del Fondo Monetario Internacional.

Steinberg ve posible que la crisis "cambie algunas maneras de consumir y abra la puerta a nuevos bienes".

Y a nivel empresarial, explica el economista del Real Instituto Elcano a BBC Mundo, "vamos a tener un capitalismo con corporaciones más grandes, las que sobrevivan van a consolidarse y muchas se fusionarán".

Van a haber cambios profundos en cómo funcionan algunas parcelas de la economía de mercado. La banca cambiará. Va a ser un negocio menos rentable y más controlado. Y eso será bueno

Santiago Fernández de Lis, economista de Analistas Financieros Internacionales

Un ejemplo de ello pudo verse esta semana tras el anuncio de que las empresas de telecomunicaciones Deutsche Telekom y France Télécom anunciaron sus planes de fusionar sus operaciones en el Reino Unido.

"Van a haber cambios profundos en cómo funcionan algunas parcelas de la economía de mercado. La banca cambiará. Va a ser un negocio menos rentable y más controlado. Y eso será bueno", dice Fernández de Lis.

"Ojalá también haya cambios en los comportamientos éticos de las grandes corporaciones", agrega el economista de AFI.

Spagat cree que variará la manera en que "los economistas ven la economía. Pero que eso se traduzca en la economía real es otra cuestión".

"Esta crisis no va a cambiar la filosofía de vida de las empresas, no las va a hacer más amables", dice, por su parte, Steinberg.

El riesgo de recuperarse

Desde la irrupción de la crisis, no hay quien no haya aguardado con impaciencia la recuperación.

Bolsa de Nueva York

Hay quienes advierten sobre el riesgo de una rápida recuperación.

Pero las noticias de indicadores que dan cuenta que la economía empieza a salir de terapia intensiva conllevan riesgos para la salud de un paciente todavía débil.

Algunos analistas consultados por BBC Mundo entienden que no es descabellado pensar en la repetición de un círculo vicioso: época de excesos, crisis, arrepentimiento, promesas, pocos logros… y de vuelta a los excesos y a la crisis.

"Aunque la crisis dure mucho existe ese riesgo", según Steinberg. Sin embargo, destaca que el colapso "ha sido de tal intensidad que no nos vamos a olvidar".

"Hay un riesgo de que no se cambie. Es mayor cuanto más rápido se salga de la crisis. Se puede caer en la tentación de decir que 'no ha sido para tanto'o '¿Para qué hacer cambios?'", le aseguró Fernández de Lis a BBC Mundo.

¿Y entonces?

Más regulación. Ésa parece ser la respuesta. Aunque una mayor educación y comportamientos éticos también aparecen en la lista.

"Va a haber más regulación y menos confianza en el papel estabilizador de los mercados. Pensábamos que dejar actuar libremente a los mercados financieros conducía automáticamente a un mundo ideal. Evidentemente eso era un espejismo", dice Fernández de Lis.

Pero algunos advierten de los riesgos.

Los mercados financieros lucen más complejos ahora pero no sé si eso nos va a llevar a ser más responsables

Michael Spagat, profesor de Economía en el Royal Holloway College de la Universidad de Londres

"Tomar acciones muy rápidas y muy profundas puede hacer que el péndulo se vaya hacia el otro lado. Y que haya un exceso de regulación, lo que trae una parálisis en el desarrollo de los mercados", opina Marcos Kerbell, profesor adjunto de Finanzas de la Universidad Internacional de Florida, en Estados Unidos.

"Si vamos a lo básico, la persona tiene que saber que cuando le ofrecen retornos muy grandes hay riesgos. Se necesita educación financiera. Y tenemos que comportamos con más ética a todo nivel", agrega Kerbell.

"Los mercados financieros lucen más complejos ahora pero no sé si eso nos va a llevar a ser más responsables. Si hablamos de responsabilidad personal, quizá la gente sea más cuidadosa para endeudarse. O los gobiernos tengan más cuidado con las burbujas que se forman en el mercado", explica Spagat.

La "mano invisible" que regula el mercado sigue viaje junto al capitalismo. Nuevas crisis aparecerán en el futuro y los cuestionamientos seguirán emergiendo, pero la esencia del sistema se mantendrá y sus riesgos, también.

Un año de crisis

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.