Última actualización: martes, 14 de julio de 2009 - 13:56 GMT

La "resurrección" de Goldman Sachs

Empleados de la bolsa ríen junto al puesto de Goldman Sachs

Los empleados de Goldman Sachs podrían recibir generosos bonos.

A pesar del sombrío ambiente económico en Estados Unidos, este martes el banco de inversión Goldman Sachs anunció ganancias por cerca de US$3.500 millones en el segundo trimestre de este año.

Las cifras distan mucho del gris panorama de hace seis meses, cuando el banco dio a conocer sus primeras pérdidas desde su oferta pública inicial en 1999.

Además, la institución recibió miles de millones de dólares de ayuda del gobierno federal, una deuda que saldó hace unas semanas.

Con ello el banco se libró del control gubernamental, comenzó a operar libremente y a apostar -nuevamente- con las variables de los mercados financieros.

Desde entonces las ganancias regresaron a los pasillos de la empresa y los analistas esperan que -si las tendencias positivas continúan- algunos de sus empleados reciban miles de dólares en bonos a finales de este año. Varios analistas han estimado que el banco podría repartir cerca de US$18.000 millones entre sus 28.000 empleados.

Capitalizando la inestabilidad

Las especulaciones sobre cómo lograron voltear su fortuna en tan poco tiempo no se han hecho esperar. Lo que se sabe, sin embargo, es que éste es el segundo trimestre consecutivo en el que registraron ganancias.

Pero ¿cómo se lograron? El banco ha logrado capitalizar la inestabilidad de los mercados apostando en materias primas, monedas extranjeras volátiles y acciones, logrando ganancias en casi todos estos sectores.

Incluso el valor de sus acciones, aunque lejos de los niveles de hace un año, ha subido 75% en lo que va de 2009.

"En muchos sentidos es como si no hubiera pasado nada en Goldman Sachs", le dijo Roger Freeman, analista de Barclays Capital al diario The Boston Globe.

Buenas y malas noticias

Un empleado entra al edificio de Wall Street

Goldman Sachs pagó hace unas semanas la deuda que tenía con el gobierno de EE.UU.

El problema para Goldman Sachs es que las ganancias ya no son tan bien vistas. Hace unos meses este tipo de anuncios generaban aplausos, pero hoy es muy probable que le acarreen críticas.

Y es que en el ojo del huracán siguen las apuestas financieras de los bancos de inversión que suelen generarles ganancias millonarias cuando las cosas salen bien, pero también los dejan muy vulnerables cuando las cosas salen mal.

Además, en el caso de este banco no se olvidará que fue rescatado con dinero de los contribuyentes estadounidenses, mientras otros bancos quebraron, como Lehman Brothers. Gracias a ello la institución ha podido operar en un mercado más reducido y con menor competencia.

Sin embargo, a pesar de las críticas, no todos piensan que las ganancias del banco son exageradas. Los inversionistas de la institución podrían mostrarse a disgusto si en su opinión, las ganancias son demasiado bajas.

De este modo, es muy probable que la institución reciba críticas de uno u otro frente.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.