Última actualización: viernes, 20 de marzo de 2009 - 04:22 GMT

La soja de la discordia

La soja, cultivo fundamental para la economía argentina y elemento clave en el conflicto que enfrenta al gobierno con el sector agrícola, volvió al centro de la escena.

Plantación de soja

Las provincias recibirán con esta medida unos US$1.770 millones.

Este jueves, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que parte de las ganancias generadas por las retenciones a las exportaciones de este grano que percibe el gobierno central irán a las provincias.

Mediante un decreto de necesidad y urgencia, la mandataria estableció que el 30% de la recaudación fiscal por la soja se entregará a los gobiernos provinciales y municipales, mientras que el restante 70% permanecerá, como hasta ahora, en las arcas de la nación.

La distribución se hará mediante la creación de un Fondo Federal Solidario, por el que se pretende destinar el dinero al desarrollo de infraestructura social: "viviendas, escuelas, cloacas" y otras obras similares, en palabras de la misma mandataria.

"(Queremos) que la resignación que la Nación hace de esta parte del superávit fiscal vaya directamente al sostenimiento de la actividad económica y que impacte en la calidad de vida de la gente", expresó Fernández, en una reunión convocada por sorpresa para hacer el anuncio, sobre el que se mantuvo total hermetismo.

Por la medida, se redistribuirán entre las provincias unos US$1.770 millones, lo que representa un crecimiento del 11% en las partidas de coparticipación actuales.

Reparto provincial

Es la primera vez en la historia argentina donde los derechos a la exportación se coparticipan, por decisión del poder ejecutivo nacional

Agustín Rossi, diputado kirchnerista

Hasta ahora, la recaudación por las exportaciones de soja, sobre las que pesa una tasa del 35%, no formaba parte del dinero distribuido de forma directa entre las provincias, y fuentes del gobierno se apresuraron a destacar el carácter "histórico" de esta decisión.

"Es la primera vez en la historia argentina donde los derechos a la exportación se coparticipan, por decisión del poder ejecutivo nacional", expresó el diputado kirchnerista Agustín Rossi, presente en la reunión.

La presidenta argumentó que el decreto se apoya en la necesidad de hacer frente a la crisis económica internacional, cuyos efectos se harán sentir con más fuerza en el interior de Argentina.

"La recaudación ha crecido menos y esto tiene impacto en las economías municipales y provinciales", reconoció Fernández.

A la ruta

El anuncio tomó por sorpresa a los representantes del campo, que desde hace meses reclaman una baja en los gravámenes de la soja exportada y que hoy esperaban un avance en esta cuestión en una sesión del Congreso.

La medida no ayuda. Hubiera sido más deseable y democrático que se planteara esta discusión en el Congreso, dado que hoy hubo un debate para tratar las retenciones

Sebastián Dates, portavoz de SRA

Según analistas políticos, la decisión de repartir entre provincias y municipios relega la posibilidad de reducir las retenciones, que es a lo que aspiran los productores.

"La medida no ayuda. Hubiera sido más deseable y democrático que se planteara esta discusión en el Congreso, dado que hoy hubo un debate para tratar las retenciones", dijo a BBC Mundo Sebastián Dates, portavoz de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

Así, productores del centro y noreste del país salieron a las rutas. En las provincias de Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y La Pampa se produjeron piquetes y cortes totales del tránsito, que generaron filas de vehículos de más de 7 kilómetros en algunas de las vías que conectan los puertos del litoral con el interior del país.

"Dinero a la campaña"

Los dirigentes del campo anticiparon que la llamada Mesa de Enlace, que congrega a las principales entidades agropecuarias del país, seguirá adelante en sus intentos por negociar con el gobierno, como se ha hecho a través de sucesivas reuniones con representantes del poder Ejecutivo.

Sin embargo, definieron la medida como una "jugada política" en un año electoral, con la que se busca enfrentar al campo con los gobernadores e intendentes, destinatarios ahora del dinero a repartir.

Cristina Fernández, presidenta de Argentina

El gobierno describió la medida como "histórica"

"Esto es llevar la plata de la soja a la campaña electoral", expresaron.

Asimismo, criticaron que los diputados del oficialismo hayan negado el quórum en el Congreso, donde los partidos de oposición y la dirigencia rural no lograron reunir la cantidad necesaria de legisladores para habilitar la discusión sobre las retenciones.

El dirigente rural entrerriano Atilio de Angeli, desde una concentración en la ruta en Gualeguaychú, calificó de "traidores" a los legisladores leales al gobierno, que son mayoría en la Cámara Baja.

"Vamos a seguir con el proyecto de la baja de las retenciones en el Parlamento, y allí incluiremos el tema de la coparticipación decidida hoy por decreto. La coparticipación en sí misma no es negativa, pero sí debería discutirse, definir cuál es una alícuota razonable para el productor y cómo debe repartirse la recaudación de las exportaciones", anticipó Dates, de la SRA, a BBC Mundo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.