Última actualización: Miércoles, 14 de julio de 2010

En fotos: los estadios con los que Qatar quiere impresionar al mundo

  • El emirato de Qatar ya ha sido electo sede del Mundial de Fútbol de 2022. Para ello hizo una propuesta muy difícil de rechazar: sus futurísticos estadios. Los escenarios que propone no defraudan la grandiosidad arquitectónica al que son tan aficionados los ricos emiratos petroleros. Ahora, en la Copa del 2022, la propia cancha será parte del espectáculo.
  • Con la boca abierta, no habrá otra forma de mirar el alarde tecnológico que será el Al-Rayyan: una gran pantalla gigante en la fachada. Ahí se proyectarán noticias e incluso el partido que se disputa. Para ello será reformado y ampliado. Su capacidad aumentará de 21.282 a 44.740 espectadores.
  • Como una concha marina regalada a la arena del desierto por las aguas del Golfo Pérsico, será construido el Al-Khor, con capacidad para 45.330 aficionados. La organización promete vistas al mar desde los asientos. También se podrá llegar en taxi acuático.
  • Los qataríes no quieren un "elefante blanco", una infraestructura mastodóntica que al final no les servirá demasiado. En todos los estadios, la tribuna superior podrá ser retirado para que su capacidad se reduzca a la mitad de los 40.000 o 50.000 espectadores que se esperan durante el Mundial.
  • Las gradas que se retiren serán donadas a países en desarrollo con déficit de infraestructura deportiva. Con esto, la organización quiere que el “legado” que la FIFA busca que deje el campeonato beneficie no sólo a Qatar sino que también se reparta a los que más necesitan.
  • La fachada del Al-Gharafa estará hecha por cintas con los colores de los equipos que se clasifiquen. Así quieren simbolizar la amistad entre las naciones que despierta el fútbol. Para el torneo, será reformado para que su capacidad pase de 21.175 a 44.740 espectadores. Después volverá a su tamaño actual.
  • Con formas alusivas al tradicional "dhow", el pequeño bote velero usado por los pescadores árabes, será construido el Al-Shamal, con capacidad para 45.120 espectadores.
  • ¿Y el calor? ¿Cómo será posible jugar en el sofocante verano de los desiertos del Golfo Pérsico? La respuesta de la organización es: "tecnología". Tanto las canchas como las gradas se refrigerarán 24 horas antes de los partidos con un sistema basando en energía solar, libre de emisiones de carbono.
  • El Al-Wakrah promete ser no sólo un estadio de fútbol sino un auténtico oasis en el desierto. Se trata de un complejo multideportivo en el que el completo centro acuático aparecerá rematado por la espectacular fachada del campo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.