Última actualización: martes, 21 de septiembre de 2010 - 02:17 GMT

Argentina: identifican a los verdaderos padres del "nieto 102"

Fotos de hijas de desaparecidos durante el último régimen militar argentino.

Las Abuelas de Plaza de Mayo han restituido más de un centenar de identidades.

Tiene 32 años y acaba de conocer su verdadera identidad: se trata de un joven hijo de desaparecidos durante el último régimen militar en Argentina (1976-1983), que confirmó su filiación tras realizarse pruebas de ADN.

La organización Abuelas de Plaza de Mayo identificó así al nieto "número 102", al que le "recuperaron" su identidad biológica.

El nombre del joven no fue difundido, porque –según expresó la presidenta del organismo, Estela Barnes de Carlotto- aún "está procesando la noticia". Trascendió, sin embargo, que se trata de un abogado especializado en temas medioambientales que trabaja como empleado estatal.

"No es un caso sencillo, el joven no está acá con nosotros porque está en un proceso muy duro. No es el único, la experiencia que tenemos de casos anteriores nos permite suponer que éste va a terminar bien", señaló Carlotto ante BBC Mundo.

Según se informó, el joven nació en noviembre de 1977 en la ex Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), donde funcionó el mayor centro clandestino y por el que pasaron unos 5.000 detenidos durante los llamados "años de plomo".

Los exámenes genéticos determinaron con 99,99% de certeza que sus padres son María Graciela Tauro y Jorge Daniel Rochistein, secuestrados en 1977 cuando la mujer estaba embarazada de cuatro meses y medio.

"La única abuela que tiene este joven vive en Mar del Plata (al sur de la capital), no está bien de salud pero tiene otros parientes y están festejando haber encontrado a quien por tantos años hemos buscado", señaló la presidenta de la organización, quien todavía no ha hallado a su propio nieto.

clic Lea: Las Abuelas de Plaza de Mayo defienden el Banco Genético de Argentina

En cautiverio

No es un caso sencillo, el joven no está acá con nosotros porque está en un proceso muy duro. No es el único, la experiencia que tenemos de casos anteriores nos permite suponer que éste va a terminar bien

Estela Barnes de Carlotto, presidenta de la organización Abuelas de la Plaza de Mayo.

Tauro y Rochistein integraban la organización Montoneros, una guerrilla formada en los años setenta por activistas de izquierda y grupos peronistas, y se habían conocido durante la etapa de militancia estudiantil.

En mayo de 1977, fueron tomados por fuerzas paramilitares en la localidad de Hurlingham, al oeste de Buenos Aires, y –según el relato de testigos- la mujer pasó por la cárcel clandestina conocida como "Mansión Seré" antes de ser llevada a la ESMA.

Desde entonces, el joven ha sido criado por la familia de un oficial de la Fuerza Aérea, quien hoy se encuentra prófugo de la Justicia, acusado de apropiación ilegal de la criatura e inscripción con nombre falso.

Las sospechas sobre los vínculos sanguíneos con los Tauro-Rochistein surgieron por las declaraciones de un ex militar involucrado en tareas de represión durante el régimen, lo que –según señalan desde Abuelas- disparó el inicio de una investigación en el fuero federal.

"Cuando empezamos el tema judicial, él se escapó. No sabemos dónde está, aunque suponemos que estará siendo buscado, ahora que apareció la prueba del delito", señaló Carlotto.

"No" al test

Los hermanos Marcela y Felipe Noble.

Se sospecha que los hermanos adoptados por la dueña del grupo de medios Clarín son hijos de desaparecidos.

Como ha ocurrido en casos anteriores, el "nieto 102" se había negado a hacerse las pruebas genéticas para comprobar la filiación.

Sin embargo, el juez que lleva adelante la causa, Rodolfo Canicoba Corral, dispuso que se le extrajera una muestra de ADN mediante una requisa de ropa sin aviso previo, en la que se obtuvieron cuatro prendas.

Se trató de una medida de "último recurso", según expresaron desde los tribunales, después de que otros intentos de obtener material genético concluyeran con la entrega de muestras manipuladas.

Desde 2009, la ley argentina convalida métodos de extracción compulsiva de ADN, mediante allanamientos y secuestro de objetos, para casos de imputados o víctimas de violaciones a los derechos humanos.

El mismo recurso fue interpuesto en el caso de los hermanos Noble Herrera, hijos adoptivos de la dueña del multimedios Clarín, el principal del país, de los que se sospecha que son hijos de desaparecidos.

Ahora, desde la organización Abuelas esperan que el caso del "nieto 102" sirva como antecedente para avanzar en la causa Noble-Herrera, que lleva siete años sin resolverse y se ha tornado de alto voltaje político.

clic Lea también: Polémica de sangre, Clarín vs. gobierno argentino

"Una familia que no es la tuya"

Un cartel pide colaboración con el Banco Genético Argentino.

Quedan por rastrear otros 400 niños nacidos de madres secuestradas, según las Abuelas de Plaza de Mayo.

Las Abuelas de Plaza de Mayo llevan adelante una tarea de búsqueda de familiares que, por el momento, ha restituido más de un centenar de identidades. Pero, según sus estimaciones, quedan por rastrear otros 400 niños nacidos de madres secuestradas.

El último hallazgo había sido anunciado en febrero pasado, cuando Francisco Madariaga Quintela se convirtió en el "nieto 101".

"Tenía cada vez más dudas, llevaba diez años con eso. ¿Cómo iba a dudar si ellos (la familia adoptiva) eran mis padres? Me sentía mal. Un día sentí que no podía más… Es difícil de explicar, pero se lleva adentro esa sensación de no sentirte parte de esa familia que no es la tuya", relató el joven, entrevistado por BBC Mundo tras conocer su verdadera identidad.

Durante más de tres décadas, creció en el seno de una familia vinculada con la represión ilegal: su padre está acusado y detenido por crímenes de lesa humanidad.

Su caso, sin embargo, fue de fácil resolución: apenas 15 días bastaron desde que llegó a la organización de derechos humanos hasta que conoció a su padre, que lo había buscado desde su regreso del exilio, en 1983, y hoy trabaja en la sede de Abuelas.

"La mayoría de estas historias termina con que, cuando sabés la verdad, no encontrás a nadie. Yo tengo una historia muy particular, con un papá que me puede contar quién era mi mamá (Silvia)", señaló Madariaga, quien dice que le debe "la vida a las Abuelas".

Por la campaña de estas mujeres, más de 3.000 jóvenes han pasado por la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) para investigar su procedencia. Y es por esta labor que un grupo de políticos, ONG e intelectuales promueven la candidatura de Abuelas para el Premio Nobel de la Paz.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.