Última actualización: viernes, 25 de junio de 2010 - 08:50 GMT

Santiago lucha contra los tragamonedas

Tragamonedas.

Los tragamonedas coparon los espacios donde antes había juegos electrónicos.

Las autoridades de Santiago de Chile decidieron declararle la guerra a las máquinas tragamonedas que proliferaron en los últimos años y coparon importantes sectores del centro histórico, al clausurar decenas de locales dedicados exclusivamente a esta actividad.

Unos 40 casinos clandestinos fueron cerrados en las últimas semanas en dos de las principales calles del centro capitalino, medida que el alcalde Pablo Zalaquett pretende repetir hasta lograr que la actividad sea erradicada completamente.

"Hemos venido clausurando locales desde hace mucho tiempo pero siempre rompían los sellos, entonces hemos cambiado la forma de clausurar en términos de otro tipo de sello más visible, candados más grandes y una mayor custodia policial. Eso ha hecho que no han podido reabrir y que de alguna forma se estén ahuyentando", declaró a BBC Mundo.

Hace unos cinco años empezó a hacerse común que pequeños almacenes de barrio contaran con una o dos de estas máquinas, donde la gente insertaba una moneda y podía ganar sumas que la multiplicaban al menos por 10. La variedad de juegos se amplió, y también los montos de los premios.

Lo que comenzó con algunos aparatos se transformó en una actividad creciente que fue ganando espacio, y expertos estiman que esta presencia hace propicia la aparición de problemas como la ludopatía, en especial en mujeres o adultos mayores que utilizan estos estímulos como una forma de evadir situaciones personales.

clic Lea: Chile, fin de semana en prisión para conductores ebrios

Vacío legal

Mientras Santiago lucha contra estos locales-casino, otras comunas permiten su instalación a cambio del pago de una patente comercial, luego que fallos judiciales determinaran que se trata de juegos de destreza y no de azar.

A nosotros nos urge un pronunciamiento legal porque este es un sistema que hay que legislar ya que tiene distintas características. Para emitir patentes de alcoholes nos dan una cuota por cada mil habitantes que no podemos sobrepasar en nuestro territorio, y hay restricciones. Para las máquinas no

Claudio Arriagada, presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades

Ante esto, el presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, Claudio Arriagada, le dijo a BBC Mundo que es necesaria una legislación que aún no existe, ya que se produce un vacío al instaurarse el concepto de "destreza".

"A nosotros nos urge un pronunciamiento legal porque este es un sistema que hay que legislar ya que tiene distintas características. Para emitir patentes de alcoholes nos dan una cuota por cada mil habitantes que no podemos sobrepasar en nuestro territorio, y hay restricciones. Para las máquinas no", explicó.

Similar es la postura de Pablo Zalaquett, quien criticó la actitud adoptada por las autoridades por dejar que estos juegos proliferaran sin ningún tipo de regulación, hasta contar hoy día con presencia masiva también en otras regiones del país.

"Mi sensación es que se le ha dado relevancia a partir de los operativos que hemos hecho acá en Santiago, y creo que esto ha movido nuevamente a las autoridades porque se habían dejado estar, pero en el fondo creo que nadie quiso enfrentar el tema en su momento. Esa es mi opinión personal, porque esto es conocido por todos", indicó.

Partir por Santiago

El superintendente de Casinos y Juegos, Francisco Javier Leiva, manifestó a la BBC su preocupación por el actual escenario, en especial porque estos aparatos no cuentan con las garantías que sí otorgan los locales establecidos en las principales ciudades del país.

"Estas máquinas no tienen ningún tipo de regulación ni fiscalización, no se controla el ingreso de menores, no hay control de seguridad de las máquinas, no hay garantía de porcentaje de retorno como premio a los jugadores", advirtió, para explicar que en los casinos "está normado que deben entregar como premio al menos el 85%".

Pablo Zalaquett, añcalde de Santiago.

Santiago es la comuna más afectada, según su alcalde Pablo Zalaquett.

Leiva admitió que ha habido lentitud para legislar sobre esta actividad, pero destacó que hay una iniciativa en el Senado que busca quitar el concepto de destreza y calificar las máquinas como juegos de azar, que sólo pueden funcionar en casinos y no en la calle.

En tanto, el alcalde de Santiago argumenta que los locales clandestinos representan "un ambiente definido como propicio para actos delictivos" según informes policiales, y asegura que eliminarlos de su comuna es un primer paso mientras se define la situación legal.

"Hay que partir por Santiago porque es la comuna más afectada. Creo que mientras sigamos siendo persistentes y que los operativos los hagamos con cierta publicidad, las autoridades a nivel parlamentario y gubernamental van a tener que actuar, por cuanto se van a ver obligadas por la opinión pública", manifestó.

La capital chilena cuenta con más de 200 locales de este tipo, de los cuales 125 están con decretos de clausura y 76 ya fueron cerrados. "Pero afuera es tan grave como en Santiago", advirtió el presidente de los municipios.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.