Última actualización: viernes, 20 de noviembre de 2009 - 19:29 GMT

¿Es real el tráfico de grasa humana?

Policía peruana muestra botellas con grasa humana.

Según la policía peruana los Pishtacos tenían 12 litros de grasa humana en su poder.

La detención de cuatro personas en Perú acusadas de cometer secuestros y asesinatos con el fin de vender la grasa de sus víctimas causó un revuelo mediático internacional y planteó interrogantes. Según la Policía Internacional (Interpol), nunca antes se habían encontrado con un caso semejante.

Crimen horrendo, atrocidad, barbaridad… Son algunos de los calificativos que se han aplicado al caso de los Pishtacos, como se denominó a la banda desarticulada en Perú.

Según la policía, los detenidos secuestraron y asesinaron decenas de campesinos en los departamentos de Huánuco y Pasco, presuntamente, con el fin de vender su grasa en el mercado negro para la fabricación de cosméticos.

clic Lea también: Crímenes horrendos asombran a Perú

"Indudablemente esta grasa se comercializaba fuera de nuestro país, lo que podría implicar que estas personas podrían estar involucradas en una red internacional de tráfico de este tejido somático humano", aseguró el general Félix Murga, de la División de Criminalística de la policía peruana, responsable de la operación, en diálogo con BBC Mundo.

"Por versión de los propios detenidos han indicado que se lo compraban para hacer cosméticos, medicinas. El valor que le daban era de US$12.000 el litro de grasa, y cada litro pertenecía a una persona", agregó.

Preguntas pendientes

No tenemos la constancia, sólo la versión de los detenidos. Ellos han manifestado que era para vender la grasa humana para obtener estas ilícitas ganancias y a la vez parte la utilizaban para ritos ancestrales, pagos a la tierra o algo similar

General Félix Murga, Policía de Perú

Sin embargo, un día después de las detenciones –y en medio de la atención mediática internacional- el caso de los Pishtacos de Perú plantea una serie de preguntas de difícil respuesta.

¿Existe realmente un mercado negro de grasa humana con fines cosméticos?

En este sentido, la policía de Perú admitió que la única prueba con la que cuentan es la confesión de los cuatro detenidos.

"No tenemos la constancia, sólo la versión de los detenidos. Ellos han manifestado que era para vender la grasa humana para obtener estas ilícitas ganancias y a la vez parte la utilizaban para ritos ancestrales, pagos a la tierra o algo similar", sugirió Murga.

"Estamos haciendo las diligencias a través de la policía y la Interpol para que viertan información sobre estos hechos similares o algún tipo de incautación que puedan haber tenido", agregó.

Consultadas por BBC Mundo, fuentes de la Policía Internacional (Interpol) aseguraron que nunca antes recibieron una solicitud de investigación sobre hechos similares en ninguno de los países miembros.

Sector cosmético

Desde el sector de la industria cosmética, algunos expertos plantearon dudas de la existencia de un mercado negro de grasa humana.

Cirujano preparándose para operar.

La mayor parte de la grasa humana que se obtiene en operaciones de estética es incinerada.

"Además de ser unos actos aberrantes, la grasa humana no tiene ningún interés cosmético. Incluso intentando ponernos en la mente de los criminales, resultaría absurdo matar para conseguir grasa humana, porque la grasa humana, por ejemplo después de las operaciones de cirugía estética, se tira, carece de valor en el mercado cosmético", aseguró a BBC Mundo María de Val Díez, directora general de la Asociación Española de Perfumería y Cosmética.

"El único antecedente de fabricación de cosméticos con grasa humana fue, en el nivel de lo horrible, el de los campos de concentración nazis", agregó Díez.

En este sentido, los controles legales sobre la grasa humana que se extrae en operaciones de cirugía estética son muy estrictos. La mayor parte es tratada como residuos especiales y termina siendo incinerada.

¿Comercio de grasa?

El único antecedente de fabricación de cosméticos con grasa humana fue, en el nivel de lo horrible, el de los campos de concentración nazis

María de Val Díez, Asociación Española de Perfumería y Cosmética

"Hay otros pacientes a los que se les extrae la grasa y se les inyecta en otro sitio. Por ejemplo, grasa del abdomen puede injertarse en la cara. Una pequeña proporción se utiliza para el estudio de células madre o para la reconstrucción mamaria por mastectomía", señaló a BBC Mundo el doctor Ezequiel Rodríguez, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética.

De acuerdo con la policía peruana, todavía es pronto para extraer conclusiones definitivas y, a medida que avance la investigación, se irán conociendo más detalles sobre el caso.

De confirmarse las primeras hipótesis, la banda de los Pishtacos –que tomó su nombre de una leyenda andina según la cual hombres blancos asesinaban indígenas para usar su grasa con fines rituales- podría haber asesinado a más de 60 personas.

Más allá de los móviles que motivaron sus presuntos crímenes, millones de peruanos quedaron perplejos antes estas informaciones y se preguntan cómo pudo suceder algo tan horrible.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.