Última actualización: lunes, 5 de octubre de 2009 - 16:04 GMT

Argentina despide a Mercedes Sosa

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Las coronas fúnebres se alinearon de a decenas en la sala del Congreso nacional, allí donde transcurrió la ceremonia. Pero el olor embriagador, dulce y mortuorio no lo proveyeron los arreglos elegantes que enviaron personalidades e instituciones, sino las miles de rosas y claveles -individuales, humildes, apilados, desprolijos- que trajeron hasta aquí sus seguidores.

El adiós a los restos de la cantante argentina Mercedes Sosa fue, ante todo, un velatorio de sus admiradores. De quienes la reconocen por su música y su militancia y llegaron hasta aquí para despedirse de "la Mami", "la Negra", "la Voz".

Hicieron fila ordenada de medio kilómetro desde la mañana del domingo y esperaron su turno para entrar a la sala y circular sin detenerse ante el cajón abierto. Entre los cortinados rojos del Salón de los Pasos Perdidos todo fue flores y silencio.

Sus restos fueron trasladados este lunes al cementerio de La Chacarita para ser cremados en una ceremonia íntima. Sus cenizas serán esparcidas en Buenos Aires, Mendoza y Tucumán, su provincia natal.

La despedida en el Congreso fue un adiós de miradas a distancia: el féretro estuvo detrás de un cordón, alejado de la gente y cerca de familiares y famosos, en una zona reservada para los más allegados que la visitaron para hacer el duelo.

clic Los lectores la recuerdan: "Una voz que nunca morirá"

Los seguidores se contentan con observarla, túnica violeta y rostro blanco el de la "Negra". Depositaron las flores y mensajes en un círculo sobre el piso, en torno a un cartel grande y escrito con marcador que alguien dejó más temprano: "El folclore unió al mundo de tu mano y siempre estarás viva".

Adiós anunciado

Sosa, de 74 años, murió en la madrugada del domingo, después de casi dos semanas de internación en una clínica de Buenos Aires. Víctima de un problema hepático, sufrió en los últimos días una disfunción renal con complicaciones cardio-respiratorias.

Los grandes artistas brasileños la tienen como una gran influencia, desde Milton do Nascimento a Toquinho o Vinicius

Murilo Tartaglia, admirador brasileño

El viernes le habían dado la extremaunción y sus familiares difundieron un mensaje tranquilizador a todos aquellos argentinos anónimos que seguían su evolución a través de la televisión: "Está en paz y no sufre ni sufrirá", dijo su hijo, Fabián Matus.

En el comunicado con el que anunciaron su muerte, fueron los mismos parientes quienes la calificaron como "la más grande artista de la música popular latinoamericana".

Los fans no necesitaron de comunicados ni títulos. Desde temprano, comenzaron a llegar al barrio porteño de Congreso para rendir su propio homenaje.

"Mis padres fueron de (la provincia de) Tucumán, como ella, y sentimos que es el gran legado que dimos a los argentinos. La suya era la esencia misma de los criollos. Esta mañana pensé en decirle 'duerme, duerme, Negrita, que los ángeles del cielo te esperan para cantar'. Pero estuve ahí al frente y no pude decirle nada… demasiado dolor", dice y llora Delmira Reynoso.

Personas haciendo fila para despedir a Mercedes Sosa

La fila para darle el último adiós a Sosa era de medio kilómetro.

"Son recuerdos de la militancia, de la juventud… Ella era pura coherencia política. Otra igual, ya no…", lamenta Dora Blanchet, quien vino con dos compañeros de las filas de izquierda de los '70.

Para muchos como ella, Sosa se convirtió en un símbolo de compromiso político después de sufrir censura y persecuciones durante el último régimen militar argentino (1976-83).

"Para mí, es el recuerdo de la democracia, lo que todos queríamos decir en la dictadura lo dijo ella. Y eso se lo quiero transmitir a mi hijo de 12 años, que vino conmigo", cuenta Nancy Pocorova, y su hijo dice que qué pena que se fue "una buena señora, una mujer bondadosa".

Mariana López hace fila y canta, mirando la nada. Canta fuerte, bello, voz entrenada, letra estudiada. Dice que "Canción con todos" la aprendió de chica porque la escuchaba su papá, que Sosa fue su maestra por CDs y que no hay mejor homenaje que cantar y cantarle.

"Con sus canciones ella ayudó a la gente pobre y por eso estoy aquí", dice la joven de 33 años, cuando hace una pausa y toma aire, para seguir con otro tema del repertorio que la artista hizo famoso.

Carteles espontáneos

En la esquina del Palacio Legislativo, allí donde antes hubo una confitería de five o’clock tea y desde hace años hay un local vacío y tapiado, los integrantes de la Federación Juvenil Comunista (FJC) pegaron sobre las paredes papeles en blanco, pusieron fibras que todos usan y nadie lleva, y crearon un espacio improvisado para quienes quisieran dejar sus testimonios.

Está en paz y no sufre ni sufrirá

Fabián Matus, hijo de Mercedes Sosa

La bandera "oficial" que la FJC trajo hasta aquí, en tela roja pintada con aerosol, cuelga sobre uno de los vallados que impiden el acceso al tránsito. "Gracias a tu vida, que nos ha dado tanto", reza, parafraseando la canción de Violeta Parra a la que Sosa dio voz.

El resto son todos mensajes espontáneos, de quienes hace fila y deciden, entretanto, dejar su adiós en palabras. Muchas gracias, hasta siempre, qué dolor, no te irás, recuerdo aquella canción que dice…, más adioses, más gracias.

"Se nos ocurrió lo de los papeles apenas nos enteramos de su muerte y no pensamos que se iba a transformar en una cosa gigantesca y hermosa. La idea es regalarle todos los afiches a la familia. La Negra siempre se reivindicó comunista y para nosotros es un ejemplo", le dice a BBC Mundo Martín Sequeira, mientras custodia la esquina, mate en mano, para pasar las horas.

Negra latinoamericana

Los delata el acento: entre los que esperan, hay muchos fans que no son argentinos. Viven aquí o están de visita y vinieron a sumarse a la despedida, para confirmar la reputación de "gran voz latinoamericana" que Mercedes Sosa construyó durante más de 45 años de carrera.

Mercedes Sosa

La presidenta Cristina Fernández decretó día de duelo nacional por la muerte de Sosa.

"Ella nos marcó y nos hizo sentir vivos, sobre todo en los años 'de plomo'. Siempre ha estado presente, siempre va a estar en toda Latinoamérica", dice el chileno Jorge González. Abraza a su esposa Marianela, que recuerda el concierto en Santiago y se seca los ojos y no suelta dos flores rojas y una banderita de su país en papel arrugado.

Murilo Tartaglia es brasileño y regala su bandera, que pega con esmero entre los carteles porque "seguro que a muchos compatriotas les gustaría estar acá y así pueden estar presentes".

"Los grandes artistas brasileños la tienen como una gran influencia, desde Milton do Nascimento a Toquinho o Vinicius", afirma.

clic Participe: ¿Cómo recuerda a Mercedes Sosa? ¿Cuál es su canción favorita?

Bandera uruguaya en mano, la familia Lladós trajo tres generaciones a esta despedida.

"Queremos representar a los frenteamplistas… pero a aquellos que no son frenteamplistas también, a todos los uruguayos. Somos amantes de Mercedes por todas las cuestiones: las musicales y las políticas", dice Lladós hijo, y cuenta que estas últimas madrugadas las pasaron escuchando sus discos en un adiós familiar, íntimo y anticipado.

Antes de ponerse en fila, el hombre compra dos rosas rojas ya medio mustias de espera. Al puesto de flores de don Gustavo, que está aquí todos los días y hoy repone ramos como nunca para aprovechar la demanda, se suman otros varios floristas que improvisan ventas en las esquinas.

Por allí va, ida y vuelta entre la fila, otro comerciante de a pie: saca provecho de que el Congreso haya perdido su habitual calma dominguera. Ofrece CDs piratas "para no olvidar a la Negra".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.