Última actualización: jueves, 26 de agosto de 2010 - 18:35 GMT

Crean córnea artificial que repara la vista

Una córnea artificial desarrollada por científicos en Canadá y Suecia logró mejorar significativamente la visión de pacientes.

Prof. May Griffith mostrando la córnea sintética (FOTO: Ottawa Hospital Research Institute)

La profesora May Griffith muestra la córnea biosintética que logró reparar la visión.

La córnea, producida totalmente con colágeno sintético, ofrece la posibilidad de reemplazar los implantes de tejidos humanos donados.

Según informan los científicos en Science Translational Medicine (Science, Medicina Traslacional), en los estudios preliminares la córnea logró regenerar y reparar el tejido ocular dañado y mejorar la visión en 10 pacientes.

El implante, desarrollado por científicos de las universidades de Ottawa, en Canadá, y Linköping en Suecia, funcionan estimulando la regeneración de nervios y células en el ojo.

"Este estudio es importante porque es la primera vez que una córnea fabricada artificialmente puede integrarse con el ojo humano y estimular la regeneración", expresa la doctora May Griffith, quien participó en la investigación.

"Con más estudios, este enfoque podría ayudar a restaurar la vista de millones de personas que están esperando la donación de una córnea humana para trasplante" agrega.

Córnea simulada

Nuestra capacidad de ver depende de la córnea, la capa transparente que cubre la pupila, iris y parte frontal del ojo, que está hecha totalmente de colágeno para poder refractar la luz y enfocar las imágenes en la retina.

El daño en la córnea es la segunda causa principal de ceguera en el mundo y afecta a unos 10 millones de personas.

Nuestro objetivo en realidad sólo era probar la seguridad de estas córneas en pacientes humanos, así que la mejora de la visión fue una enorme gratificación

Prof. May Griffith

En países donde existen bancos de tejidos, el trastorno se trata con el implante de córneas humanas donadas. Pero hay una gran escasez en todo el mundo.

El nuevo implante artificial fue creado con una versión sintética del colágeno humano y diseñado para simular a la córnea lo más cercanamente posible.

La compañía que fabricó el implante, Fibrogen, utilizó secuencias de ADN de levadura y humano para crear los tejidos "hechos a la medida".

En el estudio se retiró el tejido enfermo de las córneas de 10 pacientes y éste fue reemplazado con los implantes. Posteriormente se siguió un registro de los pacientes durante dos años tras la cirugía para monitorear cómo se habían incorporado los implantes al ojo.

En seis de los pacientes, se logró mejorar la visión de 20/400 a 20/100, lo que significa que podían ver objetos cuatro veces más alejados que antes de la operación.

En todos los 10 pacientes que recibieron las córneas artificiales se restauró la vista pero algunos necesitaron la ayuda adicional de lentes de contacto.

Los participantes eran pacientes en lista de espera de donaciones de tejido humano en Suecia.

Tal como dijo a la BBC la doctora Griffith, el éxito de la operación sorprendió al equipo de investigadores.

"Nuestro objetivo en realidad sólo era probar la seguridad de estas córneas en pacientes humanos, así que la mejora de la visión fue una enorme gratificación", dice la investigadora.

Regeneración de tejido

Los científicos creen que el éxito de los implantes está basado en su capacidad para permitir que se regenere el tejido ocular.

"Las propias células y nervios del paciente pueden volver a crecer en el implante que es un "andamio" prefabricado que recrea una córnea muy parecida al tejido normal y sano del ojo" dice la profesora Griffith.

Ojo

El daño a la córnea es la segunda causa de ceguera en el mundo.

"Así que esencialmente se está estimulando la regeneración", agrega.

Todos los pacientes lograron recuperar la visión igual que si hubieran recibido un trasplante de córnea humana. En algunos casos, dicen los científicos, la recuperación del ojo fue mejor que con el injerto humano.

"La regeneración de nervios en todos los pacientes fue más rápida que si hubieran recibido un injerto humano", dice May Griffith.

Además, los pacientes no experimentaron ningún problema de rechazo del implante y no tuvieron necesidad de tomar medicamentos inmunosupresores a largo plazo.

Estos son dos graves efectos secundarios asociados con el trasplante de córneas humanas donadas.

Debido a que la córnea es la responsable de controlar la luz que entra al ojo, necesita ser transparente; por lo cual no tiene abastecimiento de sangre y obtiene oxígeno con el fluido lacrimal.

Las córneas biosintéticas lograron producir lágrimas normales y además se volvieron sensibles al tacto.

Actualmente ya se utilizan prótesis de córnea de plástico sintético en pacientes que no tuvieron éxito con el trasplante de tejidos donados, pero su implante es complicado y pueden causar infecciones, glaucoma y desprendimiento de la retina.

Aunque los investigadores subrayan que ésta sólo es la primera fase del estudio, se muestran optimistas sobre el potencial de la córnea biosintética y esperan llevar a cabo pronto los ensayos clínicos.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.