Última actualización: viernes, 6 de agosto de 2010 - 21:29 GMT

Pruebas de ADN para inculpar a delincuentes en tan sólo 4 horas

Análisis de ADN

Las nuevas pruebas podrían agilizar enormemente el proceso para inculpar a un sospechoso.

Científicos especializados en medicina forense desarrollaron una nueva prueba que relaciona las muestras de ADN de sospechosos de un delito con el escenario donde éste tuvo lugar en tan sólo cuatro horas.

La nueva técnica podría agilizar enormemente los procedimientos forenses de toma de pruebas, convirtiéndolos casi tan fáciles como la comprobación de huellas dactilares.

La policía podría además verificar el perfil de ADN del sospechoso en una base de datos antes de tomar la decisión de si concederle la custodia.

La investigación, que fue publicada en la revista Analytical Chemistry, señala el gran número de delincuentes reincidentes que están bajo fianza policial.

En la mayoría de los casos para el tiempo en que se obtienen las pruebas definitivas que inculpan al detenido, éste ya ha sido liberado.

En el Reino Unido, por ejemplo, el 75% de los arrestados son liberados de la custodia policial a las 6 horas y el 95% en el espacio de un día.

Agilizar el proceso

La mayoría de las pruebas de ADN actuales tardan entre 24 y 72 horas en producir resultados.

En el Servicio de Ciencia Forense del Reino Unido (FSS por sus siglas en inglés), las muestras urgentes pueden ser priorizadas si así se requiere, y una vez en el laboratorio, ser procesadas en 8 horas.

Pero incluso en estos casos especiales requiere de un intenso esfuerzo y suponen un alto coste, según explicaron los investigadores.

Las pruebas de ADN han supuesto la mayor revolución a la hora de capturar a criminales desde que se descubrieron hace ahora casi 25 años.

Investigadores del FSS y del Centro de Medicina y Nanobiociencia aplicada de Arizona, en Estados Unidos, desarrollaron un sistema capaz de procesar muestras y generar un perfil de ADN en una franja de seis horas.

El aparato diseñado para esta cuestión consistiría en un chip especial que analiza las muestras de saliva de un algodón y un cartucho que procesa el ADN.

Los técnicos forenses pueden recoger el ADN raspando ligeramente el interior de la boca de los sospechosos, añadiendo sustancias químicas a la muestra y calentándola.

El dispositivo hace el resto, produciendo un perfil genético que puede ser comparado con las muestras que existen en la base de datos.

Hasta 3 horas

Producir el perfil llevaría tan sólo unas cuatro horas pero los científicos creen que optimizando el procedimiento se podría reducir hasta tres en el futuro.

Pero para que se pueda aprovechar al máximo esta tecnología, argumentan, debe recibir apoyo de las autoridades que permiten a los oficiales encargados de cumplir la ley buscar en la base de datos en tiempo real.

Las pruebas de ADN han supuesto la mayor revolución a la hora de capturar a criminales desde que se descubrieron hace ahora casi 25 años.

En la actualidad ni la base de datos de la Oficina de Investigación Federal (FBI, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, ni la base nacional de datos de Reino Unido tienen la capacidad de permitir la tecnología de comprobación rápida del ADN.

Los investigadores escriben en Analytical Chemistry que "aunque el dispositivo es sencillo, se requiere un buen nivel de formación antes de que el instrumento pueda ser utilizado, pero creemos que cualquier persona con un nivel básico de educación científica puede ser competente para esta tarea".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.