Última actualización: jueves, 13 de mayo de 2010 - 13:49 GMT

Más cerca de un "elixir" de la juventud

Durante décadas el "Santo Grial" de los científicos ha sido encontrar la forma de retrasar el envejecimiento humano y se han llevado a cabo numerosas investigaciones en todo el mundo con ese objetivo.

Pareja de ancianos

La longevidad ha aumentado dramáticamente en los últimos 40 años.

Esta semana, la Sociedad Real (la academia de ciencias del Reino Unido) reunió a esos investigadores en una conferencia en Londres para presentar los avances logrados en el campo de la lucha contra el envejecimiento.

Los científicos informaron que se han identificado al menos diez mutaciones genéticas capaces de prolongar la vida de ratones en hasta 50% y que varias de ellas también están vinculadas a la longevidad en el ser humano.

Algunas compañías farmacéuticas ya están explotando estos hallazgos tratando de encontrar blancos potenciales para nuevos "fármacos de la juventud".

Según dijo uno de los ponentes en la conferencia, el profesor Nir Barzilai, del Colegio de Medicina Albert Eistein de Nueva York, estos medicamentos estarán disponibles mucho más pronto de lo que pensamos.

"He visto a personas que no sólo tienen 100 años sino que también se encuentran en excelente estado de salud", afirmó el científico en la reunión.

"Conducen autos y pintan, y dicen que la vida es bella. Por eso, tengo la firme creencia de que los seres humanos somos capaces, como especie, de vivir 100 años o más si logramos prevenir algunas de las enfermedades relacionadas con la vejez".

Vejez, una "enfermedad"

La visión del profesor Barzilai es que un día podamos disponer de una píldora que tomaremos diariamente para postergar los efectos del envejecimiento y que quizás se podrá empezar a usar cuando la persona cumpla 40 o 50 años.

tengo la firme creencia de que los seres humanos somos capaces, como especie, de vivir 100 años o más si logramos prevenir algunas de las enfermedades relacionadas con la vejez

Prof. Nir Barzilai

Pero la clave para lograr este objetivo, como le explicó Barzilai a la BBC, es clasificar ahora a la vejez como una enfermedad que puede prevenirse.

"El punto básico de esta investigación es establecer que el envejecimiento es un importante factor de riesgo de todos los trastornos relacionados a la vejez, como el mal de Alzheimer, la diabetes y la enfermedad coronaria".

"Y si no comenzamos a combatir este proceso de envejecimiento como un todo, no lograremos avances combatiendo sólo una de estas afecciones".

Porque de nada sirve -según él- poder curar a un paciente con enfermedad coronaria si en un año ese mismo paciente va a desarrollar Alzheimer, cáncer u otro trastorno relacionado con la edad.

La meta, entonces, es lograr que una persona llegue a los 100 años sin sufrir ninguno de estos males.

"Todos envejecemos en distinto grado. Una persona puede tener 50 años y verse como de 40 años y viceversa. Por eso, mi investigación se centra en aquellos que han llegado a los 100 años pero con una buena salud", aclaró Barzilai.

¿Juventud eterna?

Los científicos saben que no se puede dar marcha atrás al envejecimiento, pero sí se lo puede retrasar.

Y esto ha quedado demostrado en los últimos 40 años con el surgimiento de una población extremadamente vieja en muchos países del mundo, gracias a la mejora en los cuidados de salud, el estilo de vida, la dieta y el medio ambiente.

Anciano en paracaidas

El nuevo estudio se centra en el aumento de los niveles de colesterol bueno en la sangre.

Sin embargo, todavía hay una gran preocupación tanto de individuos como de gobiernos y sus sistemas de salud de que cada vez haya más personas ancianas pero que han perdido sus facultades y que tienen que depender de otros para sobrevivir.

Por eso, tal como señala el profesor Barzilai, se están intentando crear medicamentos capaces de explotar los factores genéticos vinculados a la longevidad que se han descubierto hasta el momento.

"Hemos hallado varios factores comunes y cada uno de ellos es un medicamento potencial en el futuro", dijo el investigador.

"Mi investigación, que presenté en la Sociedad Real, muestra datos de uno de los genes que identificamos y que está vinculado al metabolismo del colesterol".

"Creemos que este gen aumenta los niveles de colesterol bueno, algo que hasta ahora no hemos logrado de forma natural y que sabemos que retrasa la vejez, porque lo hemos visto en las personas centenarias que hemos estudiado".

"Estamos ya trabajando en un fármaco que imite la función del gen y creemos que pronto podría estar disponible para pruebas".

Estos ensayos, dijo el experto, deberán confirmar si realmente el aumento del colesterol bueno previene o retrasa las enfermedades relacionadas con la vejez.

¿Y cuándo podríamos contar con este "elixir" de la juventud? Según Barzilai, podría ser pronto.

"Esta pregunta me la han hecho durante toda mi carrera profesional y siempre he respondido lo mismo: en unos cinco o diez años".

"Pero ahora estoy seguro de que estoy en lo correcto y será mucho más pronto de lo que creemos".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.