Última actualización: martes, 11 de mayo de 2010 - 23:41 GMT

Infecciones: principal asesino de niños

Cada año mueren en el mundo cerca de nueve millones de niños menores de cinco años, y unas seis millones de estas muertes son causadas por enfermedades infecciosas como neumonía, diarrea, malaria y septicemia.

Bebé recién nacido

Más de seis millones de muertes son causadas por infecciones.

Esa es la conclusión de un estudio llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).

La investigación, publicada en la revista médica The Lancet, encontró asimismo que las complicaciones durante el embarazo y parto y las anormalidades congénitas son también importantes causas de muerte.

Y la mayoría de estas muertes, 99%, ocurren en los países en desarrollo, principalmente India, Nigeria, República Democrática del Congo, Pakistán y China.

Tal como señala el informe, "la información precisa sobre cuáles son las causas de la mortalidad infantil es crucial para dirigir los esfuerzos globales destinados a mejorar la supervivencia de los niños".

La investigación analizó las principales enfermedades y trastornos causantes de muerte en niños en 193 países del mundo durante 2008.

Males prevenibles

Se encontró que de los 8,8 millones de muertes de menores de cinco años que ocurrieron ese año, 68% fueron causadas por enfermedades infecciosas, principalmente neumonía (18%), diarrea (15%) y malaria (8%).

El mayor número de muertes ocurren en África, y una alta proporción de éstas son causadas por malaria y SIDA.

Niña vacunada

La vacunación redujo las muertes causadas por sarampión y tétanos.

Aunque en América Latina han disminuido los niveles de mortalidad infantil todavía hay una alta proporción de muertes durante el período neonatal (48%) y complicaciones durante el parto (18%).

Las enfermedades diarreicas siguen siendo una de las principales causantes de muerte de menores de cinco años en la región.

Por el contrario, la principal causa de muerte infantil en los países de altos ingresos, como Estados Unidos, son las lesiones.

En ese país, 11% de las más de 35.000 muertes de menores de cinco años fueron a causa de heridas.

Los autores señalan que gracias a los exitosos programas de vacunación se ha logrado reducir la mortalidad infantil causada por sarampión y tétanos neonatal, pero cada una de estas enfermedades todavía sigue siendo responsable de 1% de las muertes de niños en algunas regiones del mundo.


Y aunque la malnutrición no se presenta en el estudio como una causa directa de muerte infantil sigue siendo un factor subyacente en más de 30% de las muertes de menores.

"En países con registros vitales adecuados, rara vez se incluye a la malnutrición como causa de muerte y los sistemas de clasificación de autopsias verbales subestiman el papel de estas deficiencias nutricionales" expresa el profesor Robert Black, del Departamento de Salud Internacional de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, quien dirigió el estudio.

Pero estas deficiencias nutricionales, explica el experto, a menudo provocan una severa atrofia.

"Por eso, decimos clasificar en las enfermedades infecciosas las pocas muertes que se dijo fueron causadas por malnutrición".

"Una implementación exitosa de estrategias que eviten el desarrollo de la malnutrición y la deficiencia de micronutrientes y que traten la severa desnutrición podría reducir sustancialmente la mortalidad infantil y mejorar la salud y desarrollo de los niños que logran sobrevivir" señala el experto.

Prioridades

Niños

Las tasas más altas de mortalidad se concentran en África y Sureste de Asia.

Los investigadores dicen estar sorprendidos por la alta concentración de muertes debidas a causas específicas, como diarrea, neumonía, malaria y SIDA, en un número pequeño de países.

"Esto se debe en parte a las grandes poblaciones de menores de 5 años en estos países, pero también al hecho de que algunas enfermedades se concentran debido a las condiciones epidemiológicas y sociales", expresan los científicos.

No todo son malas noticias, dicen los autores. La mortalidad infantil está disminuyendo porque en 2000 hubo 10,6 millones de muertes de menores de cinco años.

Pero todavía falta mucho por hacer, agregan.

"Casi todos los países todavía enfrentan el desafío de reducir la mortalidad infantil causada por enfermedades prevenibles, independientemente de su número o su causa" dice el informe.

"Estas cifras nacionales de las causas de muerte de niños en 2008 deben ayudar a identificar las prioridades para la supervivencia de niños y la mejor forma de ubicar los recursos nacionales e internacionales" agrega.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.