Última actualización: miércoles, 10 de marzo de 2010 - 17:44 GMT

Hallan ADN en cascarones de aves extintas

Hallazgo de cascarones fosilizados (FOTO: M. Parker Pearson)

Hasta ahora no se había podido obtener ADN de cascarones fosilizados.

Científicos lograron extraer ADN de cascarones fosilizados de aves extintas.

El equipo internacional de investigadores logró aislar las delicadas moléculas de ADN de varias especies, incluido el Aepyornis, o "pájaro elefante", un ave enorme de unos tres metros de altura y más de 500 kilos de peso.

Los investigadores obtuvieron también ADN de un emú de 19.000 años y afirman en Proceedings of the Royal Society B (Actas de la Sociedad Real B), que la técnica puede usarse para obtener material genético de muchas otras especies, incluidos los extintos dinornítidos, o moas.

Todas estas especies han dejado cascarones fosilizados pero hasta ahora no había sido posible obtener moléculas de ADN.

Según los científicos la nueva técnica que utilizaron para extraer el ADN les permitirá aprender más sobre estas aves antiguas y descubrir porqué se extinguieron.

"Los científicos han tratado durante años pero sin éxito de aislar ADN de un cascarón fosilizado" dijo a la BBC Charlotte Oskam de la Universidad Murdoch, en Australia.

"Lo que pasaba es que estaban utilizando un método diseñado para extraer material en el hueso y que no era adecuado para un cascarón fosilizado".

Ave legendaria

El equipo logró obtener ADN de los cascarones de una variedad de especies, la más notable quizás es la del pájaro elefante que ha sido el ave más grande que ha existido.

En el pasado se han encontrado huevos de Aepyornis de hasta un metro de circunferencia.

El tamaño del pájaro elefante

Con los huevos del pájaro elefante podían obtenerse hasta 30 tortillas.

Este animal, que parecía un avestruz gigante, se extinguió hace unos mil años.

El arqueólogo Mike Parker Pearson de la Universidad de Sheffield, Inglaterra, espera que el análisis del ADN del ave ofrezca nueva información sobre qué provocó su desaparición.

La extinción coincidió con la llegada de los humanos al hábitat natural del Aepyornis, en Madagascar.

El misterio, según el profesor Parker Pearson, es que no hay evidencia de que el ser humano cazara al pájaro.

"No hay evidencia de que el humano comiera huevos -explicó el científico a la BBC- a pesar de que con uno de sus huevos podían obtenerse 30 tortillas".

El pájaro elefante ha sido durante mucho tiempo tema de leyendas sobre aves gigantes.

Maro Polo afirmó -incorrectamente- que estas aves enormes podían volar. También hay cuentos en "Las Mil y Una Noches" que hablan de pájaros gigantes que pueden levantar a elefantes.

Pájaro elefante y humano

La extinción coincidió con la llegada de los humanos al hábitat natural del Aepyornis, en Madagascar.

El avance, afirman los expertos, no significa que pronto se podrá resucitar a estas aves extintas.

Aunque el ADN puede ser secuenciado, se necesitaría tener información precisa sobre cómo "reempaquetarlo" en los cromosomas, las moléculas que portan los genes.

"Igual que ocurre con todo el ADN antiguo -dice la doctora Oskam- el ADN que aislamos de los cascarones está muy fragmentado".

"Es posible secuenciar genomas extintos de cascarones fosilizados, pero es muy arriesgado imaginar que podemos clonar a especies extintas", agrega.

Los científicos ya lograron obtener esqueletos completos del pájaro elefante, pero esperan que analizando su ADN puedan tener una imagen más detallada de la criatura y descubrir porqué se extinguió.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.