Última actualización: martes, 16 de febrero de 2010 - 14:26 GMT

Los hombres necesitan mejores condones

Los condones mal ajustados no sólo reducen el placer sexual del hombre y su pareja, también aumentan el riesgo de infecciones y embarazo, afirma una nueva investigación.

Condon

La mitad de los encuestados había tenido una mala experiencia con un condón.

Un sondeo llevado a cabo en Estados Unidos con 436 hombres encontró que 45% de éstos había usado un condón mal ajustado con una pareja femenina en los tres meses previos.

Estos hombres, dice la investigación publicada en la revista Sexually Transmitted Infections (Infecciones Sexualmente Transmitidas) informaron que el preservativo se había roto o deslizado durante el acto sexual y esto había dificultado que ambos tuvieran un orgasmo.

También mostraron cinco veces más posibilidades de padecer irritación en el pene y se quejaron de que el preservativo se secaba durante el acto sexual, por lo que cerca de 50% informó que se lo había retirado antes de tiempo.

El uso de condones es cada vez más popular en todo el mundo y según los expertos ahora se usa casi tanto como la píldora como método anticonceptivo.

clic Participe: Condones ¿cuestión de tamaño?

Sin embargo, muchas parejas han expresado preocupación y rechazado los preservativos porque éstos no se ajustan de forma apropiada y cómoda.

Los científicos de la Universidad de Kentucky y el Instituto Kinsey de Investigación de Sexo, Género y Reproducción, quisieron investigar el tema y pidieron a hombres de entre 18 y 67 años que respondieran a un cuestionario sobre su experiencia con preservativos.

Según los autores entre los 436 participantes 195 informaron que su último encuentro sexual había involucrado un condón mal ajustado.

Un total de 120 hombres dijo que esta mala experiencia había reducido su propio placer sexual, 57 informaron que redujo el placer de su pareja.

Además, 34 hombres informaron que se habían quitado el condón antes de tiempo, y 18 señalaron que el condón se había roto durante el coito.

Varios tamaños y formas

Según los investigadores, una solución para todos estos problemas sería promover la producción de preservativos que se ajusten bien para todos los hombres.

"Los hombres y sus parejas sexuales femeninas podrían beneficiarse de nuevos esfuerzos de salud pública que promuevan una mejora en la medida de los condones" dice el doctor Richard Crosby, quien dirigió la investigación.

Pareja con condón

En muchos países no hay condones de diversas tallas y formas.

Los autores afirman que los resultados del sondeo podrían tener implicaciones en los países que están tratando de alentar a la gente a usar condones para reducir el riesgo de Sida y otras infecciones sexualmente transmitidas y de embarazos no deseados.

Otros expertos afirman, sin embargo, que si se usan correctamente los preservativos son 98% efectivos para proteger tanto de infecciones como de embarazos no deseados.

Y para asegurarse de que se cuenta con el tamaño y ajuste correcto, dicen, es necesario que los hombres prueben los distintos condones que se venden para encontrar el adecuado.

"Hay hombres de todos tamaños y formas y también hay condones de todos tamaños y formas" dice Natika Lalil, de la Asociación de Planificación Familiar.

"Y hemos escuchado a muchos hombres quejarse de que el preservativo se rasga, se desliza o es muy incómodo. Y una de las principales causas es a menudo que no se está usando el tamaño correcto".

En muchos países, sin embargo, no están disponibles los condones de varios tamaños y formas como ocurre en Estados Unidos y Europa.

Por eso los expertos afirman que es necesario tomar con seriedad la producción de preservativos bien ajustados si se desea reducir el número de infecciones sexuales, sobre todo en regiones en vías de desarrollo donde la incidencia de estas enfermedades es mayor.

"Si queremos que la gente sea consistente con el uso de preservativos -dice Gill Gordon de la Alianza Internacional de VIH y Sida- necesitamos escuchar y atender sus necesidades".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.