Última actualización: martes, 27 de octubre de 2009 - 12:27 GMT

Descubren gigantesco "monstruo marino"

Ilustración de Tor Sponga

Similares a los cocodrilos, tenían poderosas mandíbulas y una serie de grandes y afilados dientes.

El cráneo fosilizado de un gigantesco "monstruo marino" fue descubierto en la costa británica.

El feroz depredador, llamado pliosaurio, aterrorizó a otras criaturas de los océanos hace unos 150 millones de años.

La calavera hallada mide 2,4 metros de largo, y los expertos creen que pudo pertenecer al pliosaurio más grande jamás encontrado: un "monstruo" de hasta 16 metros de longitud.

El fósil, que fue descubierto por un coleccionista local, ha sido adquirido por la municipalidad del condado de Dorset, que lo compró con dinero de la Fundación de Lotería.

En las próximas semanas, el ejemplar será analizado científicamente y acondicionado para su exposición en el museo de Dorset.

El paleontólogo Richard Forrest le comentó a la BBC: "Escuché rumores de que había aparecido algo grande. Pero ver esto en carne y hueso, por así decirlo, es simplemente abrumador. Es sencillamente gigante".

Los pliosaurios eran un tipo de plesiosaurios, un grupo de reptiles acuáticos enormes que reinaron en los mares por la misma época que los dinosaurios dominaban la tierra.

Ilustración de Mark Witton

Tenían cuellos cortos y cabezas enormes similares a las de los cocodrilos, con poderosas mandíbulas y una serie de grandes y afilados dientes.

Con aletas tipo remo, de las que se servían para impulsarse en el agua, tenían presa fácil en los ictiosaurios -parecidos a los delfines- e incluso otros plesiosaurios.

David Martill, de la Universidad de Portsmouth, dijo: "Estas criaturas eran monstruosas".

"Tenían poderosos músculos en el cuello, y uno puede imaginarse cómo morderían a los animales para asegurarse un buen bocado, y luego con estos músculos procederían a revolverlos y destrozarlos", agregó.

"Habrá sido un baño de sangre", completó.

Un gran rival

Los expertos creen que éste podría ser el pliosaurio más grande jamás hallado.

"Esta cosa es verdaderamente enorme. Cuando lo vi, el tamaño fue todo un golpe", afirmó Martill.

El fósil incluye la mandíbula inferior y la parte superior del cráneo.

En base al tamaño de los huesos hallado, puede inferirse que el animal medía hasta 16 metros desde el hocico hasta la cola, y pesaba entre siete y doce toneladas.

Mandíbulas poderosas

Según Forrest, el pliosaurio podía devorarse a un hombre de un solo bocado.

Esto significa que perfectamente puede competir con las bestias halladas recientemente en Svalbard (un archipiélago en el mar Ártico), "El Monstruo" y "Predador X", que medían unos 15 metros. Tampoco tiene nada que envidiarle al "Monstruo de Aramberri", descubierto en México en 2002, que -se cree- tenía dimensiones similares.

clic Lea también: el parque jurásico mexicano

Martill explicó: "Sólo tenemos la cabeza, así que no podemos ser muy precisos, pero se disputaría con los de Svalbard y México el título del más grande del mundo".

El ejemplar se encuentra todavía envuelto en formaciones rocosas, sin preparar, pero está claro que se halla en muy buen estado.

Richard Forrest, especialista en plesiosaurios, dijo a la BBC que "los cráneos de los pliosaurios eran muy grandes, pero generalmente no tan robustos, y habitualmente se los encuentra totalmente aplastados... como un panqueque".

"Lo más fascinante de este nuevo cráneo no es sólo su enormidad, sino que esté en tres dimensiones y sin demasiadas distorsiones", explicó.

"Tienes esta fantástica mandíbula inferior que permite ver, por su profundidad y ancho, la potencia que tenía", agregó.

"Hubiera devorado a un hombre de un solo bocado. De hecho, algo como un Tiranosaurus Rex hubiera sido un desayuno para una bestia como ésta".

La cueva del tesoro

El fósil fue encontrado por un coleccionista local en la conocida como Costa Jurásica, una franja de 150 kilómetros entre Dorset e East Devon en la que se encuentran tesoros de un período que abarca 185 millones de años de historia geológica.

La ubicación exacta del sitio donde fueron hallados los fósiles no ha sido revelada, ya que las autoridades de Dorset quieren evitar visitas allí. Es un área inestable y propicia para aludes y deslizamientos de tierra.

Costa jurásica de Dorset

Según las autoridades, el lugar más seguro para encontrar fósiles es la playa, no el acantilado.

El gerente del departamento geológico de Dorset, Richard Edmonds, explicó: "Esta parte de la costa está erosionándose rápidamente, lo que significa que fósiles atrapados y enterrados por siglos aparecen con frecuencia en la playa".

"El coleccionista tuvo la suerte de pasar el día en que uno de estos cayó del acantilado. Fue la pista que necesitaba para seguir buscando por allí. Pasó los siguientes cuatro años yendo todos los días y como resultado descubrió este increíble fósil", dijo.

"Fue un esfuerzo magnífico", añadió.

Edmonds cree que el resto del monstruo podría seguir enterrado en el acantilado, pero podrían pasar décadas antes de que quede al descubierto.

Valiéndose de fondos de la Lotería, las autoridades de Dorset adquirieron la mandíbula y el cráneo del pliosaurio por unas 20.000 libras esterlinas (US$32.700).

En este momento discuten con expertos la mejor forma de exhibir el ejemplar.

Según los científicos, será una fantástica oportunidad para extraer valiosa información sobre estos gigantes de los mares y el mundo que habitaban.

Gráfica

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.