Última actualización: martes, 27 de octubre de 2009 - 00:32 GMT

Nueva forma de curar hemorragias internas

Científicos en Estados Unidos afirman que descubrieron un anticuerpo que puede minimizar las hemorragias internas causadas por lesiones graves como heridas de bala o accidentes de auto.

Radiografía de una herida de bala en la mano

Las histonas destruyen el recubrimiento de los vasos sanguíneos provocando hemorragias descontroladas.

El equipo de la Fundación de Investigación Médica Oklahoma (OMRF) descubrió que una proteína, llamada histona, es la responsable de causar gran parte de este daño.

Y dicen que encontraron un tipo específico de anticuerpo que puede bloquear la capacidad de la histona de causar daños.

Los investigadores, que publican su estudio en la revista Nature Medicine, creen que el avance podría conducir a nuevas formas de tratar heridas graves y enfermedades infecciosas severas.

Destrucción vascular

En la investigación con ratones, los científicos descubrieron que cuando los animales sufrían una infección sanguínea grave (sepsis), la sangre contenía altos niveles de histonas.

Los investigadores comprobaron posteriormente que este proceso ocurre tanto en primates como humanos, produciendo el mismo resultado.

La histona normalmente se ubica en el núcleo de la célula, alrededor de las cadenas del ADN.

La proteína se encarga de regular el ADN, provocando que éste se doble y forme su característica estructura de la doble hélice.

Estos hallazgos ofrecen algunas claves de porqué la gente que sufre una herida traumática a menudo experimenta una "cascada" catastrófica de eventos secundarios graves. Si podemos descubrir cómo controlar la lesión inicial quizás eso detendrá el efecto de dominó que a menudo sigue

Dr. Stephen Prescott

Cuando la célula se daña debido a una herida o enfermedad, la histona es liberada hacia el flujo sanguíneo donde comienza a destruir el recubrimiento de los vasos sanguíneos.

Este daño en los vasos sanguíneos provoca una hemorragia interna descontrolada y una acumulación de fluido en los tejidos, que puede ser mortal.

Con este descubrimiento los investigadores encontraron un anticuerpo capaz de contrarrestar este proceso.

"Cuando nos dimos cuenta de que las histonas eran tan tóxicas de inmediato nos pusimos a trabajar para buscar la forma de detener sus tendencias destructivas" afirma el doctor Charles Esmon, quien dirigió la investigación en el OMRF.

"Este descubrimiento podría abrir la puerta a nuevas formas de tratar a soldados heridos en ataques, víctimas de heridas de bala y personas que sufren lesiones traumáticas" agrega el científico.

El doctor Marc Monestier, de la Universidad Temple en Filadelfia y quien también colaboró en la investigación, ya había descubierto un tipo específico de anticuerpo, conocido como anticuerpo monoclonal, que podía bloquear a las histonas.

Se había observado que pacientes con enfermedades autoinmunes producían anticuerpos contra las proteínas en sus núcleos celulares, pero no se sabía cómo.

El anticuerpo monoclonal provenía de un ratón con una enfermedad autoinmune.

Con esta información, el equipo de la OMRF probó el anticuerpo en ratones con sepsis y descubrió que éste lograba detener los efectos tóxicos de las histonas logrando que los animales se recuperaran.

Ahora, dicen los científicos, probarán los resultados en primates y eventualmente en humanos.

Componente básico

Herido

El avance podría ayudar a tratar a soldados y víctimas de heridas de bala.

Según el doctor Esmon, las histonas son similares en todos los mamíferos porque se trata de componentes básicos de la vida.

Así que un anticuerpo de un ratón debe funcionar de la misma forma en un humano.

"Creemos que se trata de una adaptación durante la evolución" afirma el científico.

"Hace millones de años, cuando la gente y los animales se enfermaban, no morían de ataques cardíacos o accidentes de tráfico, sino de enfermedades infecciosas".

"Sus sistemas inmunes se lanzaban a trabajar al máximo y creemos que las histonas en el núcleo celular, que son parte de los bloques básicos de la vida, eran el último recurso", expresa.

Los científicos ya comenzaron a probar los anticuerpos en ensayos clínicos preparatorios y dicen que los resultados parecen prometedores y sin efectos adversos.

Ahora el siguiente paso serán las pruebas en humanos.

El doctor Stephen Prescott, presidente de la OMRF afirma que "las implicaciones de este descubrimiento son asombrosas".

"Estos hallazgos ofrecen algunas claves de porqué la gente que sufre una herida traumática a menudo experimenta una "cascada" catastrófica de eventos secundarios graves".

"Si podemos descubrir cómo controlar la lesión inicial quizás eso detendrá el efecto de dominó que a menudo sigue", expresa el científico.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.