Última actualización: lunes, 21 de septiembre de 2009 - 17:16 GMT

Pruebas de sangre para detectar el cáncer

Científicos en Bélgica y Alemania desarrollaron dos nuevas pruebas que podrían ayudar al diagnóstico temprano de dos formas letales de cáncer: de colon y estómago.

Célula cancerosa de colon

El cáncer de colon es la segunda causa de muerte por cáncer en Estados Unidos y Europa.

En las muestras de sangre -dicen los investigadores- se pueden detectar los indicadores genéticos de las enfermedades.

Y son análisis más simples, más baratos y menos invasivos que los métodos que se utilizan actualmente, expresaron los científicos durante el congreso del cáncer de la Organización Europea contra el Cáncer (ECCO) y de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) que se lleva a cabo en Berlín, Alemania.

Además, a diferencia de métodos actuales como la endoscopia o colonoscopia, las pruebas pueden ser llevadas a cabo por enfermeros o médicos sin equipo o entrenamiento especial.

El cáncer de colon y recto es la segunda causa de muerte por cáncer en los países desarrollados y ocurre en aproximadamente una de cada 17 personas en el curso de su vida.

Se calcula que en Estados Unidos y Europa unas 560.000 personas desarrollan la enfermedad cada año y 250.000 mueren a causa de esta.

Genes silenciados

En el primer estudio, llevado a cabo por la compañía OncoMethylome Sciences de Bélgica, los científicos recogieron muestras de sangre de 193 pacientes diagnosticados con cáncer colorrectal que iban a ser sometidos a cirugía.

También tomaron muestras de 688 individuos sanos que iban a ser sometidos a colonoscopias para detectar la enfermedad.

Los análisis de sangre podrían ser llevados a cabo por enfermeros o médicos familiares sin necesidad de equipo o entrenamiento especial

Dr. Joost Louwagie

Los investigadores extrajeron el ADN del plasma para buscar si había ocurrido la metilación en ciertos genes específicos.

La metilación del ADN es un proceso involucrado en la regulación de la expresión de proteínas y el silenciamiento de los genes.

En el pasado, ya ha sido vinculado el silenciamiento de ciertos genes clave al inicio y progresión de tumores.

Específicamente los investigadores buscaron en las muestras de sangre dos genes metilados, llamados SYNE1 y FOXE1, y encontraron altos niveles en los pacientes diagnosticados con cáncer de colon.

En los pacientes sanos no encontraron la presencia de dichos genes metilados, informan los científicos.

"Una vez que confirmemos los resultados en un ensayo clínico más amplio, esta nueva prueba de metilación podría ser utilizada como una alternativa no invasiva para los pacientes que no desean o no tienen acceso a la colonoscopía", afirma el doctor Joost Louwagie, quien dirigió la investigación.

"Los análisis de sangre podrían ser llevados a cabo por enfermeros o médicos familiares sin necesidad de equipo o entrenamiento especial", agrega.

"Y esto resultaría en tasas más altas en la identificación de pacientes que necesitan someterse a procedimientos más costosos como la colonoscopia", dice el investigador.

La colonoscopia es un procedimiento con el cual puede examinarse el interior del intestino del paciente utilizando una pequeña cámara insertada en un tubo flexible.

Monitoreo de metástasis

Hasta ahora es la prueba más sensitiva que existe y tiene el beneficio adicional de permitir la extracción de pólipos precancerosos.

Células cancerosas

Los procedimientos actuales para detectar tumores gastrointestinales son muy invasivos.

Sin embargo, la prueba es sumamente invasiva, costosa, requiere la preparación del intestino y debe ser llevada a cabo por especialistas, por lo general médicos gastroenterólogos.

De tal forma que para muchos pacientes el procedimiento puede ser inaccesible o inaceptable.

Los investigadores planean ahora llevar a cabo un ensayo clínico con 7.000 personas para confirmar los resultados.

En el segundo estudio, llevado a cabo en Alemania, los investigadores de la Universidad de Medicina ECRC Charité y el Centro de Medicina Molecular Max-Delbrueck desarrollaron una prueba que, dicen, además de predecir esos tipos de cáncer, puede también detectar la probabilidad de que el cáncer se propague a otros órganos.

La profesora Ulrike Stein y su equipo recogieron muestras de sangre de pacientes con tumores gastrointestinales, 185 muestras de individuos con cáncer de colon, 190 de recto y 91 gástricos.

Los científicos buscaron específicamente un gen, llamado S100A4 que se sabe está vinculado a la enfermedad.

"Encontramos que el S100A4 estaba presente en niveles significativamente más altos en el grupo de pacientes con cáncer, independientemente si tenían cáncer colorrectal o gástrico", dice la profesora Stein.

"Y encontramos niveles aún más altos en los pacientes con metástasis que en aquellos cuya enfermedad no se había propagado".

La investigadora agrega que "si somos capaces de detectar este gen en la sangre del paciente, podremos monitorear el curso de la enfermedad e identificar a los pacientes que tienen más probabilidad de desarrollar metástasis".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.