Última actualización: sábado, 1 de agosto de 2009 - 00:21 GMT

Nuevo diagnóstico rápido de la clamidia

La bacteria Chlamydia trachomatis.

Según la OMS, 92 millones de personas en el mundo contraen clamidia cada año.

Un nuevo test de orina permite diagnosticar la clamidia en hombres en sólo una hora. Este avance permitiría iniciar un tratamiento inmediato contra esta infección de transmisión sexual.

La clamidia es la enfermedad de transmisión sexual más común en el mundo y existe una preocupación creciente por las altas tasas de contagio, especialmente entre jóvenes de entre 16 y 24 años.

A menudo, la infección pasa desapercibida porque no presenta síntomas, pero, si no se trata, puede perjudicar seriamente la fertilidad.

En este sentido, un tratamiento rápido podría evitar la proliferación de contagios a terceros de manera inconsciente.

Frecuente entre jóvenes

SÍNTOMAS DE LA CLAMIDIA

  • No presenta síntomas en la mayoría de casos, ni en hombre ni en mujeres.
  • Los síntomas pueden incluir dolor por el paso de la orina.
  • Si no se trata puede reducir la fertilidad masculina y causar esterilidad en las mujeres.
  • En mujeres puede causar complicaciones serias, como inflamación pélvica y embarazo ectópico.

En 2008, dos tercios de las infecciones por clamidia que se diagnosticaron fueron entre jóvenes.

En Inglaterra, 68 hombres jóvenes de cada mil y 84 mujeres jóvenes de cada mil son portadores de la bacteria.

Desde mediados de los '90, el número de diagnósticos de la enfermedad creció una media de 7.500 casos al año hasta superar los 123.000.

En América Latina, según informó el diario La Nación de Argentina, el semen de uno de cada tres hombres sexualmente activos está infectado con la bacteria Chlamydia trachomatis, causante de la enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año se producen 92 millones de casos nuevos de clamidia en todo el mundo, pero la incidencia es especialmente elevada en los países en vías de desarrollo.

Tratamiento fácil

Una vez diagnosticada, la infección puede ser tratada fácilmente con antibióticos.

Sin embargo, hasta ahora, las pruebas en hombres han sido relativamente imprecisas e implicaban métodos que podían resultar dolorosos.

"Las historias sobre lo dolorosas que eran las pruebas hicieron que muchos hombres no quisieran someterse a ellas y otros tipos de tests no invasivos resultaban caros, técnicamente complejos y tardaban días en obtenerse los resultados".

"De este modo, muchos casos de infecciones en hombres quedaron sin diagnosticar y la infección se transmitió a sus parejas”, comentó a la BBC la doctora Helen Lee, de la Universidad de Cambridge, que participó en el desarrollo del nuevo tipo de prueba.

Nuevo test

El nuevo test rápido para detectar la clamidia funciona con un colector de orina llamado FirstBurst, que permite recoger seis veces más cantidad de bacterias de clamidia que una muestra de orina normal.

A continuación, el test utiliza un sistema de amplificación de señales para aumentar su sensibilidad y ofrece resultados en menos de una hora.

Según un ensayo publicado en el British Medical Journal (Revista Británica de Medicina), esta prueba es significativamente más precisa que las se utilizan normalmente.

De una muestra de 1.200 hombres a los que se les aplicó la prueba, la tasa de aciertos fue del 84,1%.

"Sin una forma rápida y efectiva de diagnosticar a los hombres, sería improbable que pudiéramos pensar en tener éxito en el control de las infecciones por clamidia", apuntó la doctora Lee.

"En estos momentos, las pruebas que hemos venido practicando eran demasiado lentas para permitir un tratamiento adecuado e inmediato. El nuevo ensayo abre un camino hacia delante", comentó el doctor Ted Bianco de la Fundación Wellcome, que financió el desarrollo del proyecto.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.