Última actualización: viernes, 22 de mayo de 2009 - 11:25 GMT

Cuidado, ¡especies invasoras!

(Foto: Francisco Nieto, Instituto Humboldt)

El control de las especies invasoras es costoso.

Este viernes se celebra el Día de la Biodiversidad, que este año está dedicado a las especies invasoras, cuyo control se ha convertido en un gran desafío.

Las especies invasoras están hoy en los cinco continentes y son la segunda amenaza más grave contra la biodiversidad en el mundo, debido a sus efectos en el medio ambiente, la economía y la salud humana.

Se trata de virus, aves, mamíferos, peces, anfibios, reptiles, invertebrados, plantas y hongos que llegan a ecosistemas donde se reproducen sin control y suelen acabar con otras especies.

Los ejemplos abundan: Conejos en Australia, plantas invasivas en Estados Unidos, hormigas en Hawaii, pinos en Sudáfrica, ácaros de la miel en Nueva Zelanda, camalotes y cangrejos en España, caracoles en los arrozales de Filipinas, serpientes en Guam, arbustos y ratas en las islas Galápagos, retamos espinosos y truchas en Colombia, tilapias en Belice y Costa Rica, y las percas del Nilo en el Lago Victoria.

Perca

Este último es uno de los casos clásicos de especies invasoras nocivas. La Perca del Nilo es un pez muy grande, que fue introducido en Lago Victoria, que comparten varios países africanos, en la década de los años 50 y en poco tiempo acabó con las demás especies de peces.

Empezaron a moverse por el mundo hace siglos, pero su expansión se ha acelerado gracias a la globalización

María Piedad Baptiste, Instituto Alejandro Von Humboldt

Adicionalmente generó pobreza entre los vecinos de la segunda reserva de agua dulce más grande del mundo.

En 2001 se elaboró el listado de las 100 especies alienígenas invasoras en el mundo, de las cuales ocho son microorganismos; cuatro, plantas acuáticas; 32, plantas terrestres; 8, invertebrados acuáticos; 18, vertebrados terrestres; tres, anfibios; ocho, peces; tres, aves; dos, reptiles y 14 mamíferos.

"Las especies invasores empezaron a moverse por el mundo hace siglos, pero su expansión se ha acelerado gracias a la globalización", le dice a BBC Mundo la experta María Piedad Baptiste, el Instituto Alejandro Von Humboldt, en Colombia.

Baptiste, una bióloga que ha investigado el tema durante varios años, admite que el control de las especies invasoras es muy difícil y costoso, y que, además, plantea dilemas económicos que no son fáciles de resolver.

Truchas y tilapias

"Las truchas arcoiris son una especie invasora en Colombia, que ha desterrado a otros peces. Sin embargo, de su pesca viven muchísimos campesinos", explica.

Trucha arco iris (Foto: Francisco Nieto, Instituto Humboldt)

Son la segunda amenaza más grave contra la biodiversidad en el mundo.

El control mundial de esas especies cuesta miles de millones de dólares al año, dice otro experto, Francisco de Paula Gutiérrez.

Autoridad en la materia, Gutiérrez le explica a BBC Mundo que en solo seis años la nueva población de tilapias igualó a la de los antiguos bocachichos en el río Magdalena, el más importante de Colombia.

"La tilapia ha sido introducida a 96 países y en 52 de ellos se ha convertido en una plaga", añade Gutiérrez.

Y cita el caso de Belice, Colombia, Costa Rica, Martinica, Panamá y Colombia.

Gutiérrez agrega que "a diferencia de los árboles y animales invasores, que se pueden erradicar, las especies invasoras en las aguas no se pueden desterrar".

Según el experto, los sitios más vulnerables a la llegada de especies invasoras son las islas y los ecosistemas alterados, como los acuáticos continentales y los estuarinos.

Serpientes en Guam

El especialista relata que al finalizar la Segunda Guerra Mundial un barco que iba desde el archipiélago de Salomón llegó hasta la isla de Guam con una carga de material militar y que con él llegó la primera serpiente al lugar.

Retamo (Foto: Francisco Nieto, Instituto Humboldt)

Ciento ochenta países han suscrito el Convenio sobre la Diversidad Biológica.

"No se sabe con certeza si fueron unos pocos individuos o solamente una hembra en gestación, pero lo que es claro es que para fines de la década de los cincuenta la culebra arbórea café (boiga irregularis) estaba presente en gran parte de Guam", relata.

El peligro de las especies invasoras fue tenido en cuenta en el Convenio sobre la Diversidad Biológica, que se produjo en 1992 y que ya ha sido suscrito por 180 países.

El Artículo Ocho de ese Convenio les ordena a las partes impedir que se introduzcan, y que controlen y erradiquen las especies exóticas que "amenacen a ecosistemas, hábitats o especies".

Pendiente

Sin embargo, la tarea en materia de control de especies invasoras sigue por hacerse en muchas partes del mundo.

No obstante, otros se lo toman muy en serio. Los controles a la entrada de especies son extremos en países como Nueva Zelanda, donde los viajeros que llegan del exterior y sus equipajes son sometidos a rigurosas inspecciones por parte de perros adiestrados.

En Ecuador, el Parque Nacional Galápagos anunció recientemente que inició las erradicación de especies invasoras en esas islas del océano pacífico, que hace 150 años inspiraron a Charles Darwin para su teoría de la evolución de las especies.

En esas islas hay proliferación de plantas invasoras como las moras, pero también de animales como ratas y cabras, que ponen en riesgo el ecosistema del lugar, famoso por sus tortugas marinas y por su gran variedad de aves.

Los expertos insisten en que, al igual que se hace en Galápagos, los países deberían tomar decisiones efectivas para controlar las especies invasoras y preservar adecuadamente a los ecosistemas de esa gran amenaza.


BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.