Última actualización: lunes, 11 de mayo de 2009 - 21:30 GMT

Crisis global impacta en la salud mental

Los hombres están enfrentando una nueva depresión por la recesión económica, advierte la organización británica de salud mental Mind.

Hombre deprimido

La pérdida de empleo también puede causar otros trastornos como hipertensión y diabetes.

Un sondeo llevado a cabo con 2.000 adultos en Inglaterra, reveló que el 40% de los hombres se sienten deprimidos por la falta de seguridad laboral, empleo y dinero.

Sin embargo no buscan ayuda como lo hacen las mujeres.

Los hombres que participaron en el sondeo de Mind se mostraron más renuentes que las mujeres a hablar de sus problemas con amigos o familia, cuando se sienten agobiados.

Estos resultados, dice Mind, podrían explicar porqué 2,7 millones de hombres en Inglaterra sufren actualmente algún problema de salud mental como depresión, ansiedad y estrés.

Sólo el 29% de los hombres hablaría con sus amigos sobre sus problemas, comparado con un 53% de las mujeres encuestadas. Y también es menos probable que los hombres busquen ayuda profesional.

Además un 35% de los hombres participantes dijo sentirse avergonzado de sus problemas y un 5% dijo que habían experimentado pensamientos suicidas, comparado con el 2% de mujeres.

Identidad

Según la organización británica, aunque los hombres y las mujeres experimentan problemas de salud mental en números casi iguales, es mucho menos probable que ellos busquen un diagnóstico o un tratamiento.

Ser el sostén de la familia es algo que todavía es crucial en la psique masculina, y si un hombre pierde su trabajo pierde gran parte de su identidad, lo cual pone en riesgo su bienestar mental

Dr. Paul Farmer

Y la recesión podría hacer la situación mucho peor, dice Mind, ya que algunos estudios han mostrado que uno de cada siete hombres desarrolla depresión a los seis meses de haber perdido su empleo.

"Es claro que la recesión está teniendo un impacto perjudicial en la salud mental en general" dice Paul Farmer, director ejecutivo de Mind.

"Pero los hombres en particular son los que más están luchando con este impacto emocional.

"Ser el sostén de la familia es algo que todavía es crucial en la psique masculina, y si un hombre pierde su trabajo pierde gran parte de su identidad, lo cual pone en riesgo su bienestar mental.

"El problema es que muchos hombres creen erróneamente que admitir una aflicción mental los hace débiles y este tipo de estigma impuesto a sí mismo puede costar vidas" señala el experto.

Otros trastornos

Al parecer la recesión puede no sólo tener un impacto emocional sino también físico.

Otro estudio separado llevado a cabo en Estados Unidos afirma que la pérdida de empleo puede causar otros trastornos físicos, como hipertensión, diabetes, enfermedad coronaria y otras complicaciones cardiovasculares.

El estudio, llevado a cabo en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, afirma que incluso cuando la persona encuentra un nuevo empleo con rapidez aún es vulnerable a desarrollar un problema de salud.

Paciente deprimido

Es menos probable que un hombre busque ayuda profesional cuando sufre algún trastorno mental.

"En el clima económico de hoy cualquier persona puede perder su empleo" afirma la doctora Kate Strully, quien dirigió el estudio publicado en la revista Demography.

"Necesitamos ser conscientes de las consecuencias a la salud que puede traer la pérdida de un empleo y hacer todo lo posible para aliviar los efectos negativos", expresa la investigadora.

La investigación analizó datos del Estudio de Dinámica de Ingresos de Estados Unidos, un sondeo nacional llevado a cabo en 1999, 2001 y 2003.

Los científicos estudiaron los establecimientos laborales que habían cerrado que incluían una variedad de ocupaciones y puestos, desde gerenciales a profesionales, ventas, secretariado, trabajos artesanales, operadores de maquinaria y posiciones de servicio.

Los resultados, que no tomaron en cuenta a la gente que fue despedida debido a motivos de salud, revelaron una "alta tasa de pérdidas de empleos" con consecuencias negativas para la salud de los empleados.

Entre los que perdieron su empleo, dice el estudio, hubo un aumento del 83% en el riesgo de desarrollar un nuevo trastorno de salud.

"A medida que consideramos la forma de mejorar la salud de la población durante una época de recesión económica y creciente desempleo -dice el profesor David Williams, coautor del estudio- es muy importante que entendamos el tremendo impacto que factores como la pérdida de un empleo tienen sobre nuestra salud".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.