Última actualización: jueves, 7 de mayo de 2009 - 03:06 GMT

El Hobbit "era otra especie humana"

Estudios recientes sobre los restos fósiles del llamado "Hobbit" hallados en Indonesia hace cinco años han encontraron más pruebas de que pertenecían a una rama previa de la especie humana.

Pié de Hobbit (william Jungers/ARKENAS)

El pie del Hobbit es muy primitivo.

Bautizado "Hobbit" por sus pequeñas dimensiones que recuerdan a los personajes de la novela "El Señor de los Anillos", de JRR Tolkien, aquellos humanos, de un metro de altura y 30 kilos de peso rondaban por la isla indonesa de Flores, tal vez hace 8.000 años, aseguraron los científicos.

Desde que fueron descubiertos, los restos del "Hombre de Flores" como también se le han llamado, han provocado un debate en la comunidad científica sobre si los esqueletos pertenecían a una especie distinta o a ancestros del hombre moderno con aflicciones que impidieron su crecimiento y les dio diminutos cerebros.

Dos artículos que aparecen en la publicación "Nature" apoyan la idea de que son una nueva especie humana.

El primero -presentado por el equipo de investigadores que descubrió los pequeños fósiles en la cueva Liang Bua de la isla de Flores- sostiene que la población pertenece a la especie de Homo floresiensis, distinta a la del Homo sapiens.

Especie prehistórica

Los científicos afirman que los "hobbits" era descendientes de una especie prehistórica de humanos, tal vez el Homo erectus, que llegó a las islas del sudeste asiático hace un millón de años.

Calavera humana y calavera de Homo floresiensis (derecha)

El hallazgo de los restos ha provocado un intenso debate en la comunidad científica.

Agregan que es muy probable que a través de muchos años, sus cuerpos evolucionaran hacia un tamaño menor, mediante un proceso natural de selección llamado "enanismo de isla".

Sin embargo, algunos investigadores argumentan que esto no explica el cerebro de los "Hobbits" similares a los de un chimpancé de cerca de 400 centímetros cúbicos, una tercera parte del tamaño del cerebro humano moderno.

Pero el segundo artículo, sobre estudios hechos a calaveras de hipopótamos antiguos enanos, comprueba que es posible que sus cerebros se hayan encogido.

Mientras, otros estudios a los pies de los restos de Indonesia indicaron que no eran similares a los humanos modernos

El corresponsal de ciencia de la BBC, Pallab Ghosh, señaló que ambos estudios indican que la historia de la evolución humana "es más compleja e intrigante de lo que se había pensado".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.