Suárez, de ogro a héroe

  • 28 abril 2014
  • comentarios
Luis Suárez

La transformación ya es oficial, pero en sentido contrario al que le dio Kafka al contarnos la metamorfosis de un hombre en insecto.

Luis Suárez

Luis Suárez, hasta no hace mucho un ogro para los tiernos niños ingleses, denunciado como racista por Patrice Evra, mordedor habitual por Branislav Ivanovic y "Rey de los Penales" por José Mourinho, es ahora el Jugador del Año en Inglaterra.

Es la primera vez desde 1974, cuando comenzó, que esta distinción es otorgada a un futbolista no europeo. La elección tiene mucha importancia en este país, porque refleja la opinión de los colegas, no de los periodistas.

El uruguayo es el sexto jugador del Liverpool que ha recibido el galardón: los otros fueron Terry McDermott, Kenny Dalglish, Ian Rush, John Barnes y Steven Gerrard.

El flamante Jugador del Año fue la única persona vinculada al Liverpool FC que tuvo consuelo el domingo, tras la derrota infligida por el Chelsea en Anfield, 0-2, que puede resultar la clave de esta temporada en la Premier League.

Poco después de ese resultado, Suárez viajó a Londres, donde era un secreto a voces que sus colegas de la Asociación de Futbolistas Profesionales lo habían votado Jugador del Año, superando a Eden Hazard y Yaya Touré.

El desenlace estaba cantado desde que Patrice Evra, del Manchester United, hiciera saber hace unos días que él había votado por el uruguayo, supuestamente su archi-enemigo desde octubre de 2011.

En esa ocasión, Evra acusó a Suárez de haberlo insultado racialmente. Las autoridades desestimaron la defensa del uruguayo, quien dijo que no hubo ánimo ofensivo, y lo suspendieron por ocho partidos con una multa de £40.000.

Las maldades de ayer

Luis Suárez y Evra

Suárez sigue insistiendo en que no tuvo la intención de insultar a Evra. En febrero de 2012, al medirse nuevamente con el jugador francés, se abstuvo de darle la mano, un gesto que provocó otra tormenta de críticas, porque previamente había prometido a su técnico que no cometería ese desaire.

En abril del año pasado, Suárez mordió en el brazo a Branislav Ivanovic, del Chelsea. Por esta acción se disculpó públicamente, pero fue castigado con una suspensión por 10 partidos, que terminó de cumplir esta temporada.

En esto fue importante el antecedente de noviembre de 2010, cuando jugaba en el Ajax holandés y mordió a Otman Bakkal, del PSV Eindhoven: entonces fue suspendido por siete partidos.

Los comentaristas ingleses y la mayoría del público se formaron una idea decididamente negativa del delantero uruguayo, a pesar de su generosidad y habilidad en el campo de juego. Su tendencia a "buscar" penales, un aspecto del juego que en otros países parece natural, también contribuyó a la leyenda.

Las virtudes de hoy

Luis Suárez

Su causa parecía perdida al comienzo de esta temporada, pero en vez de bajar los brazos Suárez redobló sus esfuerzos en el campo de juego, impulsado por el apoyo de su público y en particular de su técnico, Brendan Rodgers, que había concebido un estilo que convenía a las características de su mejor jugador.

Los números son impresionantes esta temporada: 30 goles en 31 partidos, 12 asistencias y 171 disparos a puerta.

Pero las cifras no bastan para reflejar su determinación, su inteligencia y la calidad de su juego. Técnicamente superdotado, imprevisible, pícaro, letal con el pie o la cabeza, desde fuera o dentro del área. También es un hábil pasador, muy versátil tácticamente, con una predilección por atacar desde los flancos.

Los comentaristas y muchos aficionados siguen criticando su percibida tendencia a las zambullidas y sus aspavientos para presionar a los árbitros, pero el hábito no ha sido un obstáculo para este giro copernicano de la opinión pública sobre sus valores como futbolista.

El proceso ya había comenzado el año pasado, cuando los colegas de Suárez lo votaron en segundo lugar, detrás de Gareth Bale, Mejor Jugador del Año.

En esa ocasión los futbolistas ya habían votado cuando se produjo el episodio de la mordida a Ivanovic, de modo que no influyó en el resultado conocido después.

La lucha en la liga

Luis Suárez
Suárez: el "Rey de los penales" según Mourinho.

El Mejor Jugador del Año no tuvo una buena actuación ante el Chelsea el domingo, un poco por la táctica enredadora de José Mourinho y también, tal vez, porque en las últimas semanas se le ha notado cierto cansancio.

Esta falta de frescura puso en evidencia la ingenuidad táctica de Rodgers ante su maestro: sus cambios dejaron impertérrito a Mourinho, ya que Daniel Sturridge todavía no está a punto y el aporte de Iago Aspas fue nulo.

La temporada está que arde, dijimos hace algunas semanas: pues ahora el calor se está haciendo insoportable.

El Liverpool sigue encabezando la tabla de posiciones, con 80 puntos, seguido por el Chelsea con 78 y el Manchester City con 77, pero este último ha jugado un partido menos: si lo recupera con una victoria quedará con el mismo puntaje que el equipo de Suárez, pero con mejor diferencia de goles.

Mourinho, por su parte, se coloca en posición ventajosa: descarta las chances de su equipo (una táctica más de zorro viejo), pero indica que "sea quien sea campeón, podremos decir que nosotros le ganamos la ida y la vuelta".

Luis Suárez

El Liverpool necesita el aporte renovado de su mejor jugador.

En las dos últimas fechas de la Premier visitará al Crystal Palace (11º en la tabla) y luego recibirá al Newcastle (9º).

El City, a su vez, visitará al Everton (5º) y luego recibirá al West Ham (14º). El partido de recuperación, ante el Aston Villa (16º), se jugará el 7 de mayo.

El Chelsea tiene dos compromisos sumamente fáciles: recibirá al Norwich City (antepenúltimo) y luego visitará al Cardiff City (último).

Luis Suárez al rescate, es lo que piden en Liverpool.

Siga a Raúl Fain Binda en Twitter a través del @BlogDeLalo