BBC navigation

¿Un Mundo Feliz?

El año que la tecnología se viste de humana

Última actualización: Miércoles, 19 de marzo de 2014
Video promocional de Android Wear

Reloj, pulseras, lentes, la oferta de dispositivos para prendas de vestir está aumentando vertiginosamente.

La tecnología para vestir o vestible es el concepto que está en la boca de todos los entusiastas de la innovación.

Relojes inteligentes, pulseras deportivas, anteojos que toman fotos, la lista de dispositivos vestibles crece día a día y este año está sonando más fuerte que nunca.

Este martes Google lanzó clic Android Wear, una versión de su popular sistema operativo especializado en tecnología para vestir. El nuevo Android aún está en pañales pero se rumora que LG fabricará el primer reloj Nexus (si es que así deciden llamarle) del buscador.

Al momento la base de datos de la empresa Vandrico asegura que hay en el mercado 175 dispositivos de este estilo.

Pero ¿qué es un aparato vestible?

Para ejercicios

Las prendas/tecnológicas está teniendo gran aceptación entre las personas que practican deportes.

El consenso es que se trata de un dispositivo que puede usarse como ropa o accesorio, que debe vestirse en el cuerpo y no cargarse como un teléfono celular. Debe también ser controlado por quien lo porta (no sólo a control remoto) y proveer una experiencia diferente o reforzar las caracteristicas de un móvil o una tableta.

En el fondo, sin embargo, es probable que sea más fácil explicar el súbito entusiasmo con dos simples razones: la tecnología es cada vez más personal y el mercado móvil está saturado.

La película "Her" (Ella) de Spike Jonze ha sido alabada por su producción artística. Situada en el futuro muestra un mundo en donde la tecnología está al centro de la humanidad, y aún así parece casi invisible durante el filme.

Su sutil presencia se explica porque los dispositivos son mostrados como una extensión de nosotros mismos y no como los protagonistas. La tecnología vestible apunta a eso: ser lo más útil posible siendo lo más invisible posible.

Piénsenlo por un segundo. La forma en la que cargamos los teléfonos o como interactuamos con las tabletas muestran que cada vez más consideramos a estos aparatos como una parte de quienes somos.

Por supuesto el cambio (ya sea evolución o involución, eso se los dejo a ustedes) se extiende más allá de la arena filosófica y tiene también un claro propósito comercial.

Moto 360

La idea es que la tecnología forme parte de nuestra vida de forma sutil, casi invisible.

Cada vez hay menos espacio para competir en el mercado de los dispositivos móviles. Por primera vez en la historia se venden más teléfonos celulares y tabletas que computadoras personales. Los Samsung, Apple, LG de este mundo están llegando a un punto en el que es difícil innovar y encontrar más gente dispuesta a comprar sus aparatos cada año.

En ese sentido la tecnología vestible abre una maravillosa puerta a nuevas ganancias y espacio para la innovación. Su competencia, además, deberá reducir los precios de este tipo de dispositivos cuyo precio promedio se ubica en US$375.

En cuanto al tipo de dispositivos para vestir que se encuentran en el mercado, la base de datos de Vandrico muestra que la muñeca parece ser la parte del cuerpo favorita para los fabricantes con 56 aparatos inteligentes (relojes, brazaletes) a disposición de los consumidores. En segundo lugar se encuentra la cabeza (piensen en Google Glass) con 34 productos.

Google Glass

Google Glass es uno de los productos destinados para la cabeza.

La mayoría de ellos tienen como propósito satisfacer las necesidades de nuestro estilo de vida, como hace un móvil, con 118 productos destinados a este fin. En el campo de salud hay 83 aparatos en el mercado y 42 dispositivos dedicados a la condición física, como tecnología para medir kilómetros recorridos, etcétera.

La firma de análisis de tecnologías de la información Canalys cree que este año, la tecnología vestible se convertirá en un producto clave para los consumidores.

Según ellos, habrá 17 millones de dispositivos tan sólo para nuestras muñecas, un número que crecerá a 23 millones en 2015 y más de 45 millones en 2017.

Quizá en el futuro recordemos a 2014 como el año en el que la tecnología comenzó a desaparecer para convertirse en una extensión de nuestro cuerpo. Hola cíborgs.

clic Síganme en Twitter, clic suscríbanse a mis actualizaciones en Facebookclic y añádanme a sus círculos en Google+

Comentarios

Saltar a la paginación de los comentarios
 
 
 

Ya no se aceptan más comentarios

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.