En el campo de sastrugi

  • 3 enero 2014
  • comentarios
Campo de sastrugi en la Antártica (foto de archivo)
Un campo de sastrugi como éste es testimonio del poder del viento antártico.

Hoy ha sido un día muy duro.

Me encuentro en un campo de sastrugi (N. de la R.: nieve irregular, con formas onduladas), donde el viento suele ser habitual.

Estoy a 1.900 metros de altitud y se nota. Siento el frío con más facilidad y el viento ha hecho que no me haya encontrado cómodo en todo el día, con dedos de los pies y de las manos fríos.

Esto asusta bastante, no nos engañemos. Es el primer paso para una congelación seria. ¡No podía calentarlos!

Dedos de los pies protegidos por apósitos
Los días llevan al desgaste físico. Las rozaduras en los dedos de los pies deben cubrirse, para que no empeoren.

Se nota el cansancio y eso hace mella. Mi cuerpo va teniendo menos grasa y por eso siento más el frío.

Aquí pueden cambiar las cosas muy rápido. Sorprendentemente rápido.

Sigo luchando.

¡Ya llevo 2/3 de la distancia!

Un fuerte abrazo a todos. Juan.

Este es el diario del aventurero español Juan Menéndez Granados, donde comparte con los lectores de BBC Mundo las experiencias que vive mientras intenta convertirse en la primera persona en alcanzar el Polo Sur en bicicleta, recorriendo 1.200 km de nieve y hielo.

Lea las entradas anteriores a este blog