Cuando el tamaño no importa

  • 3 diciembre 2013
  • comentarios
Santa Muerte
Nuestro documental sobre el culto a la Santa Muerte es más largo de lo que está acostumbrado a ver en BBC Mundo.

Hay un cierto dogma en muchas –si no la mayoría- de las salas de redacción de periodismo digital que indica que ya no se puede hacer nada online que sea muy largo.

Te dicen: "al lector no le interesa", "se aburre", "quién pasa tanto tiempo en una nota en internet".

Y en buena medida es cierto esto. Reiterados estudios señalan que el lector -sí, usted- invierte muy poco tiempo en cada artículo; que probablemente tenga varias ventanas abiertas y esté haciendo navegación múltiple mientras además mira TV (por ejemplo); y que por lo tanto es difícil que no siga leyendo hasta llegar al último punto.

Pero… ¿y si lo que está leyendo le parece interesante y lo engancha? Probablemente llegue al final.

Y eso lo vimos con recientemente en BBC Mundo a través de dos ejemplos que ratifican que los contenidos en la era de los 140 caracteres también tienen excepciones.

Este excelente reportaje de nuestro corresponsal en México, Juan Carlos Pérez, ha sido uno de los textos más largos publicados en nuestro portal.

Pero también estableció varias marcas de lectura. Aún semanas después de publicado sigue leyéndose.

Quizás eso no es lo que más sorprendió. El tema es estremecedor y está narrado de manera impecable.

Lo que más sorprendió es que muchos de los lectores llegaron al final. Querían saber cómo terminaba la historia.

El segundo ejemplo es que por primera vez en BBC Mundo publicamos el video de un documental entero, con sus 25 minutos de duración (pueden verlo a la derecha, si es que no lo han hecho ya).

Para que tengan una idea de lo que esto significa, hay una suerte de regla no escrita en toda la BBC de que los videos en la red no debe rebasar los dos minutos y medio.

Fue una apuesta, y creemos que resultó.

El video se vio. En este caso los programas de medición no permiten determinar si usted lo vio entero, pero un elemento que permite un análisis cualitativo fue que el documental generó una importante respuesta de ustedes en Facebook, Twitter y Youtube.

Era largo, sí. Pero haber ido a contracorriente no pareció molestar.

¿Qué nos dice esto?

Que parece haber apetito para temas desarrollados de manera más profunda.

Esto no significa el fin de lo rápido, conciso y concreto.

Más bien el regreso a la competencia de los formatos más largos.