¿Hay que decir que es mujer?

  • 19 noviembre 2013
  • comentarios
Michelle Bachelet y Evelyn Matthei

No se me vayan a aburrir. Yo sé que les podrá sonar repetitivo porque me meteré en el tema del género que también tocó en este espacio la semana pasada mi colega Yolanda Valery. Pero esta vez el matiz es un poco diferente. El debate es bueno.

La noche del domingo mi amigo y excolega de BBCMundo, José Baig, le lanzó un piropo a la BBC en su página de Facebook:

  • "En la cobertura de las elecciones chilenas que hace la BBC en inglés, no han mencionado ni una sola vez (el rato largo que yo escuché) el hecho de que las dos contendientes principales (Michelle Bachelet y Evelyn Matthei) son mujeres. Han optado por concentrarse en las ofertas electorales y las perspectivas que tienen para la segunda vuelta. Esa es la igualdad de género que a mí me gusta, que comparto y que aplaudo".
Benazir Bhutto
Benazir Bhutto fue la primera mujer que ocupó el cargo de Primer Ministro de un país musulmán.

Estoy de acuerdo con José. La primera regla que deberíamos tener en términos de igualdad de género en el periodismo es dejar de mencionarlo. Y qué más da si es mujer o hombre, blanco o negro. Es como si mencionáramos también su preferencia sexual. No tiene por qué ser el principal rótulo de la historia.

Pero claro, no es tan simple. La editora general de BBC Mundo, Carolina Robino, no lo cree así: "Primero que nada la desigualdad de género es una realidad", me dijo, "y segundo, es noticia el hecho de que por primera vez en la historia de América Latina una elección presidencial se decide entre dos mujeres".

Tiene razón. Esta característica convierte esta historia en una noticia, como fue noticia el hecho de que Barack Obama se convirtiera en 2009 en el primer hombre de raza negra en llegar a la presidencia de Estados Unidos. Pero hasta ahí no más.

Mi punto es que ya debería dejar de importarnos si un político es hombre o mujer. A mi juicio es irrelevante. Entre otras cosas porque el hecho mismo no implica que la desigualdad de género se haya acabado. El gobierno de Indira Gandhi en India no cambió la condición de la mujer en esa sociedad. Lo mismo se puede decir de Benazir Bhutto en Pakistán e incluso Margaret Thatcher en Reino Unido.

Pero curiosamente Michelle Bachelet no está de acuerdo. En marzo de 2010 cuando estaba por finalizar su mandato como presidenta de Chile, Valeria Perasso la entrevistó y se lo preguntó de la siguiente manera:

  • Como primera presidenta de Chile ¿cree que hay logros que se pueden atribuir por su condición de mujer o cree más bien que ya es hora de dejar de hacer estas distinciones de género?</p>
  • "Yo siempre he dicho y pensado que a las presidentas deberían evaluarlas por su función como presidente, no como mujer. Pero también hay que hacerse cargo de que la mayoría de las mujeres todavía sufre discriminación, sobre todo en algunas áreas específicas en relación con las oportunidades de los hombres. Por lo tanto yo no creo que haya que dejar de hablar de la perspectiva de género hasta que no se logre una real equidad e igualdad de oportunidades… ".
Barack Obama
Obama se convirtió el primer presidente negro de Estados Unidos, y eso fue noticia.

Así piensan también la mayoría de mujeres con las que trabajo. Entonces me quedo realmente sin argumentos y sin ganas de debatir, porque al final les creo más a ellas que a mí. Son las mujeres las que sienten y viven la desigualdad, no yo, por más que la acepte nunca la experimentaré de la misma manera.

Pero sí me gustaría que llegara ya el momento en que nunca tuviéramos que hacer énfasis en el género de la persona de la que hablamos. ¿Qué creen?