BBC navigation

Cartas desde Cuba

Armas para vivir

Última actualización: Jueves, 31 de octubre de 2013
Los vecinos de La Habana Vieja (Foto: Raquel Pérez)

Los vecinos de La Habana Vieja, uno de los barrios mas humildes de la capital tienen acceso a tratamientos preventivos y curativos de salud mental sin salir de su comunidad

"Estoy de baja laboral por tres meses porque me están atendiendo en el hospital de día del centro de salud mental de mi barrio", me comenta una buena amiga que acaba de divorciarse. El asunto despierta de inmediato mi curiosidad y me cuelo con ella en la institución.

Me encontré una gigantesca casona de La Habana Vieja, recién restaurada por la Oficina del Historiador, donde un grupo de psiquiatras, psicólogos, médicos, terapeutas ocupacionales y asistentes sociales trabajan para prevenir y curar las enfermedades mentales de los vecinos.

Una veintena de personas se preparaba para la terapia de grupo, donde cada uno habla de sus problemas. Les pregunto si no les resulta difícil "desnudarse" frente a tanta gente pero una joven me responde que: "las opiniones de ellos sirven para sanarme y las mías los sanan a ellos".

Entre los pacientes había una joven periodista a la que le cuesta relacionarse con las personas. "Era tan frustrante que me provocó una fuerte depresión", me cuenta y agrega que "aquí ya he descubierto cuáles son los mecanismos y complejos que provocan mis miedos".

Luis, uno de los pacientes (Foto: Raquel Perez)

Luis aprendió en el hospital de día que en sus manos esta la posibilidad de curar su depresión.

María Teresa González llegó al hospital por el intenso estrés de su trabajo en un banco. Nos asegura que "no hubiera podido salir adelante sola. Aquí aprendí a quererme, sentirme bien conmigo misma, a no estresarme por lo externo, comprendí la importancia que tengo yo misma".

"Las pastillas solo podían darme una solución temporal pero no garantizaban que no volvería a caer", dice Luis Muñoz. El joven de 30 años agrega que "en el hospital de día comprendí que yo soy el único responsable de mi depresión y por lo tanto quien puede desmontarla".

Atienden pacientes con depresión, estrés o enfermedades mentales y cuentan con especialistas en niños, sexología, alcoholismo y drogodependencia. Los de internación diurna pasan desde las 8:30 a las 16:00 en el hospital, donde además desayunan, meriendan y almuerzan.

La Dra. Ana Julia Clemente, directora del centro de salud mental, me explica que atienden a los más de 100 mil habitantes de La Habana Vieja y asegura que "nuestra responsabilidad tiene que ver con todo lo que pueda afectar la salud mental de esa comunidad".

Además su institución tiene un psiquiatra y un enfermero trabajando en cada uno de los 5 policlínicos del municipio e inaugurarán pronto la clínica del estrés, donde se le darán a los pacientes técnicas para poder convivir con el ajetreo cotidiano sin que eso los dañe.

La Dra. Clemente me explica que al "estar ubicado dentro de la comunidad, el centro responde a sus necesidades. Es completamente gratuito y atiende a todos, desde el que recibe asistencia social y al que ni siquiera se le cobran sus medicamentos hasta el obrero o el gerente".

El mayor logro del centro es haber reducido el nivel de ingresos hospitalarios por problemas de salud mental en el municipio. El objetivo es mantener al paciente dentro de su familia y de la comunidad, salvo en los casos en que su diagnóstico recomiende su internación en un hospital.

Isidoro Balí (Foto: Raquel Pérez)

El doctor Isidoro Balí aplica diferentes técnicas con sus pacientes sin casarse con una escuela psiquiátrica específica con lo cual aumenta el diapasón de posibilidades curativas.

El psiquiatra del centro es el Dr. Isidoro Balí y los casos más comunes que atiende "son el estrés, el síndrome del nido vacío, trastornos neuróticos, depresivos, esquizofrenia, alcoholismo y el tabaquismo. Tenemos pacientes drogodependientes pero su número es mínimo".

La técnicas con las que trabaja Balí son muy variadas. Además de las terapias de grupo, de pareja o la psicoterapia, los pacientes reciben clases de arte, debaten de cine, visitan museos, educación física y una vez a la semana van juntos a actividades recreativas que incluyen desde las discotecas hasta la playa.

El psiquiatra me asegura que intentan abrirles el mundo, "sacarlos de sus casas y de la TV a disfrutar de una puesta de sol, de un concierto o visitando una galería de pintura, aprovechando que en nuestro país es más barato ir a una función de ballet que tomarse una cerveza".

El objetivo del centro es que el paciente estructure su personalidad lo más rápido posible. Tras los primeros tres meses de hospital de día, acuden una vez por semana a recibir apoyo para su reincorporación social, hasta que se les da el alta definitiva.

"En Cuba esos psicoanálisis de cinco o diez años no son comunes", me explica el Dr. Balí, y agrega que "el hospital de día no es un lugar para venir a reposar un tiempo y luego regresar a lo mismo. Por el contrario, está pensado para que los pacientes adquieran las habilidades necesarias para la vida".

Comentarios

Saltar a la paginación de los comentarios
 
  • valorar
    -1

    Comentario número 1.

    Cuba, desde la instauración del socialismo, ha estado a la vanguardia en salud, investigación y educación en toda América Latina. ESTE ES UN EJEMPLO CLARO DE QUE LA DIGNIDAD HUMANA ESTÁ POR ENCIMA DEL VALOR DEL MERCADO. Felicito a la BBC por mostrarnos un ángulo verdadero de CUBA, sin las mentiras o deformaciones con que los noticieros de Estados Unidos la presentan.

  • valorar
    0

    Comentario número 2.

    Buen artículo,es excelente esa iniciativa y mejor aún que se obtengan resultados positivos, que personas como estas encuentren un sitio adecuado ,dentro de la comunidad en que viven y puedan sanar sus miedos,estres, condiciones sicólogicas con otras personas tambien con problemas y llevados por un colectivo de profesionales capacitados ,a su mejoría. Es tan cierto y veraz las tecnicas del Dr Isidoro Balí que si todos nosotros(aunque creamos que estamos bien de salud mental y cómo llevamos nuestras vidas) para no asistir a un centro como estos(aunque vivamos en otros países), estamos equivocados, la forma de vida en estos tiempos no han robotizado, y como plantea el doctor " "sacarlos de sus casas y de la TV a disfrutar de una puesta de sol, de un concierto o visitando una galería de pintura" ,añadiendo de caminar por el barrio, en parques, dar los buenos días a quien pase por al lado, a nuestros vecinos, mostrar buena cara, nos enfocamos tanto en las redes sociales,con tantos amigos pero no miramos a los que tenemos cerca día a día, con los odifonos pegados en los oídos todo el tiempo, con la mirada pegada al celular y no nos detenemos a DISFRUTAR los detalles que nos rodean, la salida ó puesta del sol,el cantar de los pajáros, la sonrisa de los niños, en fin las ARMAS PARA VIVIR plenamente la vida como seres humanos .Así como Luis,María y tantos más de seguro sobrepasarán esas malas situaciones , y hay tantos más que no le dan importancia a estos lugares y terminan mal ó suicidandose.Ojala que no solo se crean sino que se mantengan con calidad por largos tiempo, que despúes que Fernando lo alla visitado, en pocos meses cierre por falta de algo, más allá de estos importantes centros,también la situación économica y social afecta mucho, el levantarse el día a día a haver que se" inventa" hoy, que se come hoy, que nos "quitan" hoy los mercados, en la calle pero a pesar de todo , se puede ser feliz y alegre, no podemos abandonar esa ARMAS PARA VIVIR , felicidades a estos profesionales de la salud que con su dedicacion salvan vidas, saludos a todos .

  • valorar
    0

    Comentario número 3.

    Nota: De seguro muchos acelerados ,tomarán este tema con matices politícos, creyendo que lo que se plantea es un descubrimiento de la dictadura cubana,algo nuevo,novedoso ,que solo lo puede "lograr" la rovolucion cubana, aunque es cierto que a desarrollado métodos y centros más avanzados y asequible a la poblacion, no significa que otros países lo tengan también,en países capitalistas,en USA con instituciones religiosas,centros comunales, en fin es reconocible que se logrén cosas buenas como la que plantea Fernando en está semana, pero la vida del pueblo de la isla no es solo eso, que hay con hospitales,carceles,el Psiquiátrico de la Habana,libertades, abuso de poder,derechos ,en fin ,se reconoce lo bueno pero Fidel Castro prometió una revolucion para acabar con los males que azotaban a Cuba por los régimenes de la épocay resulta que con una eternidad acuesta con el poder en sus manos y Cuba parece detenida en el tiempo.Este tema más que politíco ,es social, es humano y tiene que ser reconocible y apoyarlos.

  • valorar
    0

    Comentario número 4.

    Que argumento puede haber en contra de ese Sistema de Salud? Aparte de la propaganda inherente, Fidel Castro siempre ha respetado el area de la Salud Mental, probablemente por su propio problema con ella y la de su familia. No se que paso con los pacientes psiquiatricos que murieron de frio en Mazorra pero si se que cuando el Comandante Ordaz estaba a cargo, Mazorra era un modelo de Institucion Mental de largo plazo.

  • valorar
    0

    Comentario número 5.

    Muy interesante.

    Yo mismo he sido - y aún lo soy algo- enfermo mental con importantes depresiones y fuertes cambios de humor.

    Yo mismo me he tenido que pagar mi sanidad privada desembolsando muchos miles de euros que no tengo y que a los propios sicólogos les debo.

    La sanidad pública en España sólo me ofrecía 30 min. con un sicólogo cada 30 ó 45 días, según la lista de espera.

    Me alegro enormemente que los cubanos tengan tantas posibilidades para poder curarse sus enfermedades mentales. Les puedo asegurar que en España hay muchas menos.

    Saludos.

 

Comentarios 5 de 48

 

Ya no se aceptan más comentarios

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.