BBC navigation

El Blog de Lalo

Una obra maestra moderna

Última actualización: Lunes, 21 de octubre de 2013
Wilshere

"Víctor Hugo escribe a su editor: '?'; respuesta: '!'"

(El escritor quería saber cómo iba la venta de Los Miserables.)

Whilshere

Whilshere celebró y se llenó de elogios.

El gol de Jack Wilshere, el primero del Arsenal 4-1 Norwich City, fue una obra maestra.

Muchos se burlan de quienes perciben méritos artísticos en el ámbito deportivo, pero esa combinación final entre Wilshere y Olivier Giroud merece todos los elogios.

Fue una maravilla de maniobra colectiva, habilidad técnica, desparpajo, combinación en espacios reducidos… una de las jugadas más bellas que recuerdo (de una lista muy pero muy larga).

Un amigo gunner, en la tertulia del The Black Lion (el pub donde nos juntamos a ver fútbol) llegó a decir que era "bella y perfecta como un huevo de Fabergé, como el amor al amanecer"… Bueno, calma, hombre, que te puede hacer mal.

Cinco ¡

Ibrahimovich

El gol de Ibrahimovich también fue sensacional.

Alguien recordó la anécdota de Víctor Hugo mencionada arriba y nos preguntamos entonces cuántos signos de admiración merecería esa jugada de un Arsenal que, para sorpresa de muchos, encabeza la Premier League y parece haber reencontrado su buen juego.

Por unanimidad le dimos cinco signos de admiración.

Más difícil nos resultó evaluar los méritos de Giuseppe Rossi (tres goles en la increíble remontada de la Fiorentina ante la Juve, 4-2) y de los sensacionales goles de Zlatan Ibrahimovic (el primero) y Edinson Cavani en el 4-0 del Paris Saint-Germain ante el Bastia.

Al final votamos tres signos de admiración para Ibrahimovic y dos para Cavani y Rossi.

Los goles del uruguayo y el sueco fueron sendas proezas individuales, pero el gol de Wilshere tuvo todos los ingredientes en un lapso brevísimo, la perfección que destacaba nuestro amigo gunner.

Efecto Özil

Ozil

Özil, una inspiración que viene de la jaula del mono.

Mesut Özil no participó en la jugada del primer gol del Arsenal (aunque marcó el segundo y el tercero), pero a nadie escapa que su sorpresiva llegada desde Madrid parece haber inspirado a sus compañeros, después de varias temporadas de frustraciones y mala sangre.

A poco de llegar a Londres, en el vestuario del Arsenal se comentaba una anécdota de la infancia del internacional alemán, que él menciona cuando le preguntan sobre su estilo de juego. Así lo contó él mismo a Ali Farhat, en World Soccer:

La jaula del mono

"Crecí en Gelsenkirchen. Salía de la escuela a las dos y hasta las ocho jugaba en un lugar denominado 'la jaula del mono', un recinto de unos cinco metros por diez. Jugábamos seis contra seis, de modo que aprendías a controlar la pelota. Debíamos pensar rápido, ser creativos".

En la jaula del mono la pelota siempre estaba en juego, porque rebotaba de las paredes y del techo.

La combinación entre Giroud y Wilshere es digna de una buena jaula del mono. Tic-tac-toc… gol.

¿Por qué da tanto placer contemplar este tipo de jugadas? En internet hasta hay un "bucle" que repite ad infinitum los pocos segundos del tic-tac-toc.

La fuente del placer

wenger

La sonrisa de Wenger, una imagen no muy común.

Es un placer rejuvenecedor, a juzgar por la apariencia remozada de Arsène Wenger, que hasta hace unos pocos meses, o semanas, parecía a punto de desfallecer en el banquillo.

Desde el punto de vista fisiológico, los expertos nos dicen que la sensación de placer (también la risa, el miedo, la adicción) se debe al estímulo del "núcleo accumbens, que significa ‘núcleo que yace sobre el septum’ y es un grupo de neuronas del encéfalo, ubicadas donde el núcleo caudado y la porción anterior del putamen confluyen lateralmente con respecto al septum pellucidum".

(Recuerdo una época, en mi país, cuando el policía que escuchaba nuestras conversaciones políticas me habría detenido si decía algo semejante.)

Tipos de placer

Hay muchos tipos de placer, claro. En el caso que nos ocupa comprobamos el placer psíquico (el reconocimiento de la imaginación y de la fantasía), el estético (ante la belleza) y el de la contemplación de un espectáculo gratificante.

Wikipedia nos explica que el placer lúdico no es tanto de los espectadores como de los actores, en este caso Wilshere, Giroud y sus alegres camaradas, que han recuperado el placer de jugar.

El Arsenal, por lo menos este Arsenal de Wenger, tiene más amigos que enemigos. Esto suele ocurrir con los equipos que dan una imagen de generosidad en su juego.

No se trata de la generosidad del esfuerzo, en el sentido que le dio José Mourinho cuando elogió al Norwich City en la jornada anterior (su Chelsea le ganó 1-3).

La generosidad del Arsenal de Wenger (cuando juega bien, claro) es de imaginación, de ideas, que en las últimas temporadas se quedaban cortas y que parecen rejuvenecidas ahora, por el aporte psicológico que ha significado la llegada de Özil, con su talento formado en la jaula del mono.

Wenger junto a su equipo

Wenger y su "generoso" equipo.

Campaña

Por supuesto que el trabajo de un solo hombre no puede ser la causa de esta transformación, pero seguramente es algo más que el famoso "efecto mariposa" del que hablan los meteorólogos.

El Arsenal comenzó su campaña con una derrota 1-3 en su propio estadio a manos del Aston Villa. Desde entonces ganó seis y empató uno, ante el West Bromwich Albion.

Poyet

Poyet no sonríe. No todavía.

Le ha favorecido, claro, el pésimo comienzo del Manchester United de David Moyes (tres victorias, tres derrotas y dos empates) y el mediocre rendimiento del Man City (cinco, dos, uno).

El otro extremo

En el otro extremo de la tabla yace el Sunderland del uruguayo Gustavo Poyet, cuyo primer partido en el banquillo resultó en una goleada (4-0) a manos del Swansea.

El equipo ha perdido siete partidos y empatado el restante. Es de suponer que el núcleo accumbens de Poyet no está muy impresionado con esto.

Siga a Raúl Fain Binda en Twitter a través del clic @BlogDeLalo

Comentarios

Saltar a la paginación de los comentarios
 
  • valorar
    0

    Comentario número 1.

    La jaula del mono : qué cantidad de matices y sugerencias en esas cuatro palabras, mi querido don Lalo. Para empezar, podría ser el terreno donde el mono se hace hombre . En un breve ensayo cuyo autor no recuerdo en este instante- cosas del núcleo accumbens, supongo- se sugiere que, al jugarse con los pies, el fútbol obligó al cerebro a desarrollar facultades hasta entonces inexploradas.
    Por lo demás, quienes no quieren- o no pueden- ver manifestaciones estéticas en el deporte, se privan de presenciar milagros como el oficiado por Wilshere y su cofradía de brujos en el hasta hace poco desprestigiado santuario del Arsenal.

  • valorar
    0

    Comentario número 2.

    Jeje, el palo a Poyet al final fue un poco innecesario ¿no?

  • valorar
    0

    Comentario número 3.

    Ja, ya sabía de iba el post, estimado Lalo, al repasar anoche todas las ligas. Ciertamente este fin de semana fue pródigo en jugadas maravillosas que no se ven tan frecuentemente, mucho menos en sitios tan difíciles como la liga italiana. Individualmente el gol de Cavani es perfecto e impresionante, y lo que es mejor, un gol elegante; aunque claro, como se trata de juego colectivo, resulta más difícil hilvanar una combinación de pases de lujo que culmine en un gol espectacular, como el caso del “Barsenal”. No hace mucho se dio una jugada similar del Barcelona, con dos taconazos incluidos, pero como Messi no calzo bien el remate final todo quedo en un intento. Ojala que Wenger consiga ganar la Premier, y que no pinche en la Champions, como ha venido sucediendo últimamente.

  • valorar
    0

    Comentario número 4.

    Estimados Gustavo, Pablo y José,
    -El placer que da el fútbol es estético, no me cabe la menor duda. Pero debemos aportar algo nosotros, los espectadores, para completar la fórmula mágica. Y depende de qué aportamos...
    -Admiro y aprecio mucho a Poyet. Lo mencioné para acompañarlo en esta guapeada, no para burlarme. Fue su primer partido...
    -Me gustó mucho lo de Ibra, por la sencillez, la dificultad, la reacción inmediata. Lo ayudó su pericia en artes marciales, supongo. Aclaro que el personaje no me cae nada bien, pero...

  • valorar
    0

    Comentario número 5.

    A mi me hace gracia que todos los que no son aficionados gunners pongan a Ozil como aquel pilar del juego del Arsenal, Ozil vino a ser la guinda del pastel, esa imagen al mundo de que el Arsenal existe y tiene ambición, lo cual tambien ha afectado positivamente a los jugadores; pero jugadores como Wilshere o Ramsey ya estaban aqui, y lo que han venido a demostrar es que todavia hay vigencia para el estilo de manejar el club de Wenger, el cual ha tenido que mantener un equipo en Champions por 16 años consecutivos, administrar economicamente la construccion del estadio y desprenderse de jugadores importantes cuando estos maduraron. Antes de que llegara Ozil creo recordar que incluso el Arsenal ya llevaba, sin contar el partido contra el Aston Villa (que tuvo cierta polemica arbitral de por medio), como 15 partidos sin perder. A mi parecer Ozil debe ser visto como una consecuencia, no como una causa [de la viabilidad del proyecto].

 

Comentarios 5 de 10

 

Ya no se aceptan más comentarios

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.