La compleja crisis de Estados Unidos

  • 15 octubre 2013
  • comentarios
Persona frente al Capitolio, en Washington

Hay algunas noticias que son difíciles de explicar. Todos los periodistas hemos tenido dificultad alguna vez para desenmarañar una información y presentarla de una forma coherente a la audiencia, pero creo que muy pocas han presentado un desafío tan grande para los medios internacionales como la crisis política/económica/financiera que se vive en Estados Unidos.

Es que en realidad son tres o cuatro noticias distintas pero directamente relacionadas y prácticamente dependientes una de la otra: la aprobación del presupuesto y del endeudamiento del Estado por parte del Congreso y la entrada en vigencia o eliminación total del plan de seguro de salud universal conocido como "Obamacare" en el que se ha centrado la discusión entre políticos demócratas y republicanos y no permite que avancen las dos primeras.

Como telón de fondo de toda esta crisis está la gran polarización que existe entre las posiciones de los dos partidos tradicionales estadounidenses, el Demócrata al que pertenece el presidente Obama y el Republicano, que tiene mayoría en la cámara de representantes.

Temas complejos cada uno de ellos que merecen una atención y cobertura especial y particular.

Para dar una información y análisis certero lo primordial es comprender y separar los puntos básicos de esta crisis. Por ejemplo, todavía algunos periodistas confunden el presupuesto con la deuda.

Aunque ambos están en manos del congreso se trata de dos temas diferentes y que llegado el caso hasta podrían tener un desenlace diferente.

El gran desafío que tenemos los medios de noticias internacionales en español es presentar esta información tan importante a una audiencia tan variada y amplia de una forma que sea interesante y que le llegue.

Ya que no es lo mismo para los lectores en Estados Unidos a quienes la crisis afecta de una manera directa y que tienen una sobreoferta de información sobre el tema que para cualquier otro lector en América Latina o Europa a quienes la crisis no toca tan directamente y que quizás no estén tan bombardeados con noticias sobre el tema.

En Estados Unidos, al parecer, la mayoría de la gente está agotada con este tema. De acuerdo a encuestas recientes dos tercios de los estadounidenses no están de acuerdo con la forma en que el Congreso está manejando la crisis.

Mientras que fuera de Estados Unidos, el problema se siente lejano si no lo llevamos al plano local ¿Cómo lograr ese equilibrio para satisfacer el derecho a la información de toda nuestra audiencia? ¿Cómo mantener el interés en una noticia que parece no tener fin?

Desde el inicio de la crisis en BBC Mundo nos hemos esforzado por tratar de dar la mayor cantidad de ángulos y enfoques para que nuestros lectores en todas partes del mundo comprendan todos los aspectos y alcances de la misma.

Cierre de gobierno de EE.UU.

En el proceso de discusión editorial también nosotros hemos aprendido algunas cosas nuevas.

Descubrimos, por ejemplo, que a pesar de la opinión generalizada y repetida hasta el cansancio de que esta podría ser la primera vez que el gobierno de Estados Unidos entre en cesación de pagos o "default", al menos "técnicamente" esto ya ha ocurrido un par de veces.

Así lo detallamos en el artículo sobre si Estados Unido siempre paga sus deudas de mi colega Abraham Zamorano.

En estas últimas dos semanas publicamos casi a diario algún artículo, gráfico o video sobre la deuda, el presupuesto o la reforma al sistema de sanidad pública, y también hemos tratado de explicar el problema en su conjunto en el análisis de Carlos Chirinos acerca del cierre del gobierno y la deuda y cómo llevan a EE.UU. a una tormenta perfecta, y por supuesto hemos hablado sobre el alcance internacional.

Estos son solo tres ejemplos del tipo de cobertura que estamos haciendo sobre el tema, pero además de todas las notas de análisis y contexto, también seguimos la información de último momento sobre las negociaciones y avances o retrocesos en Washington en nuestra sección de noticias de Última Hora.

Por último, no olvidamos que estas arduas negociaciones para solucionar el problema político económico han postergado o relegado al olvido a otros temas que son de suma importancia para nuestra audiencia en Estados Unidos, como por ejemplo el de la reforma a las leyes de inmigración.

Procuramos recordar esto en nuestra cobertura global de la crisis, por eso este último fin de semana publicamos la nota del corresponsal de BBC Mundo en Los Ángeles, Jaime González, sobre cómo afecta el cierre del gobierno a la reforma migratoria.

¿Qué les parece nuestra cobertura de la crisis en Estados Unidos? ¿Qué creen que falta? La opinión de ustedes nos interesa para tratar de seguir mejorando todo lo que hacemos sobre este tema.