BBC navigation

Cartas desde Cuba

"Un error no debe conducir a otro error"

Última actualización: Jueves, 19 de septiembre de 2013
Concierto (Foto: Raquel Pérez)

Carcassés hizo su reclamo frente a miles de personas y en un acto trasmitido por la TV para todo el país.

Las recientes reclamaciones del músico Roberto Carcassés, en un acto por la libertad de los agentes cubanos presos en EE.UU., provocaron un tsunami político. En los círculos intelectuales de la isla no se habla de otra cosa, tal y como si el hecho tuviera una importancia capital.

La repercusión estuvo dada porque muchos cubanos escucharon en directo por televisión un pliego de reivindicaciones en el que mezclaba la libertad de expresión con la de fumar marihuana y la elección directa del presidente con el automóvil que no le quieren vender.

En las redes sociales algunos colegas jóvenes me escribieron indignados contra el músico criticón. También leí los post de los blogueros profesionales "pidiendo sangre", pero no me sorprendieron porque siempre quieren aparentar ser más marxistas que Marx.

En el anticastrismo externo renacieron las esperanzas. Aseguran que "Carcassés es la punta del iceberg", que "el pueblo está perdiendo el miedo", y vuelven a soñar con el levantamiento popular que la disidencia interna ha sido incapaz de promover.

Los cubanos de a pie con los que hablé se dividen entre quienes lo ven como un oportunista que se "robó el show de los 5", los que lo consideran un valiente que "se lo jugó todo", los que piensan que "ejerció su derecho en un lugar equivocado" y a la mayoría les aburre el tema.

Lo cierto es que las cosas no habrían trascendido del territorio de lo anecdótico si no hubieran surgido de inmediato los sancionadores, dispuestos a cortarle la carrera profesional por tiempo indefinido, obligándolo a emigrar con su música a otra parte.

Cartel de un concierto de Silvio Rodríguez (Foto: Raquel Pérez)

Silvio Rodríguez lo invitó a acompañarlo en sus conciertos cuando supo que se le había prohibido volver a subir a un escenario.

Fue entonces que las alarmas se dispararon, algunos blogs cubanos de izquierda como La Joven Cuba, advirtieron sobre el costo político de semejante medida pero nadie los escuchó hasta que entró al ruedo Silvio Rodríguez, una voz más difícil de silenciar.

El cantautor invitó al músico castigado a participar en sus próximos dos conciertos barriales y de esa manera puso a los sancionadores ante la disyuntiva de prohibir también sus presentaciones como única vía de lograr que su mandato se cumpla.

Lo paradójico es que Silvio cree que su colega "cometió una gran torpeza". Dice que hubiera preferido que lo dijera en otro concierto porque "la lucha por la libertad de Los Cinco es una bandera sagrada del pueblo de Cuba, muy por encima de otras consideraciones".

Pero interviene cuando "a la torpeza de mi compañero la siguió otra por parte de la institución que rige el trabajo de los profesionales de la música en Cuba". Lo hace "por repudio a prácticas de este tipo en otros tiempos, por rechazo a la idea de que volvieran a instaurarse".

Silvio sufrió esas prácticas en carne propia, cuando era un joven rebelde. Aprendió que "un error no debe conducir a otro" y comprende que resulta verdaderamente "espantoso que la causa de Los Cinco pueda usarse como pretexto para un acto de represión".

(Foto: Raquel Pérez)

La protesta de Carcassés irritó a algunos porque la hizo en un acto por la libertad de los 5 agentes presos en EE.UU.

La sanción no me sorprendió, conozco a cantantes obligados al silencio durante 2 años por expresar sus opiniones y a un periodista de la TV local que fue separado de los medios por 12 meses debido "al contenido ideológico" de uno de sus reportajes.

Desde los 70, el sector ideológico del Partido se ha proyectado como punta de lanza de la intolerancia, contra los religiosos y los homosexuales, ejerciendo un férreo control sobre la prensa y atacando cualquier expresión artística o intelectual que no transite por los caminos debidamente autorizados.

Desde luego no es la primera vez que sucede algo así, lo nuevo es que esta historia tuvo un final feliz. Las autoridades recapacitaron, apostaron por el diálogo e informaron que "las conversaciones fueron tan positivas que han decidido dejar sin efecto la sanción".

Pensar que la presión funcionó sería solo parte de la verdad porque también puede estar influyendo la renovación de cuadros dirigentes al frente del Departamento Ideológico del Partido Comunista, algo que podría traer cambios trascendentales en ese sector.

Dice en su carta Silvio Rodríguez que "un error no puede conducir a otro error" y yo le acoto que cuando, a pesar de eso, alguien se vuelve a equivocar, la rectificación no es un gesto de debilidad ni de fortaleza, es un acto elemental de justicia.

Comentarios

Saltar a la paginación de los comentarios
 
  • valorar
    +1

    Comentario número 1.

    Fenando yo soy un poco bruto, aclarame algo.
    Donde unico yo oigo hablar de intelectuales es en Cuba, acaso ellos dirijen en la isla?.
    es que la voz del pueblo, no cuenta?

  • valorar
    +1

    Comentario número 2.

    Las autoridades no "recapacitaron" periodista, corrigieron el tiro antes de que se les vuelva en su contra y están a un milímetro de que suceda. Lo triste de todo esto es que en Cuba siempre, desde las guerras de independencia y sobre todo durante esta "revolución", no ha sido el ciudadano el que ha decidido nada, sino los clanes, las tribus en el poder o desde la oposición abierta o velada. Menuda vida cívica la de una isla cautiva de sus peores representantes...

  • valorar
    0

    Comentario número 3.

    Tu sabes lo que más me sorprende de este incidente, el divorcio claro y cada vez más marcado del discurso oficial de los medios periodísticos gubernamentales(TODOS POR DEMAS) y mas recién pasado un congreso de los periodistas que según dicen implicaría cambios futuro de la tan desprestigiada labor de la prensa oficial y la desmesurada cobertura en Blog oficiales, oficialistas o como tu llamas de izquierda mas otras páginas con tema Cuba en Internet. En los últimos días se han generados miles de escritos y opiniones que son completamente invisibles al pueblo cubano porque sigue y seguirá desconectado del mundo de internet, de tu propio escrito no hay una sola opinión que puedas decir fue resultado de la prensa oficial. Así desde la oscuridad de la no versión oficial porque ni la UNEAC, ni el instituto de la música o el propio ministerio de cultura se han pronunciado, sale Silvio a tirarle un cabo a Robertico desde la experiencia que dan los años mas sus propias vivencias dentro de las tinieblas de la censura que sufrió personalmente, si discusión desde el primer momento tomo una posición más acorde con los tiempos y los hechos dejando saber que el respeto al trabajo de una persona, sea artista, profesional o cuenta propista debe ser derecho universal, la opinión personal aunque sea diferente a la oficial no puede conllevar a que esta sea condenada al ostracismo y no pueda ganarse los frijoles para él y su familia, otros Marxista-oportunistas rosca izquierda querían hacer lo de siempre medidas ejemplarizantes para marcar el territorio, ya por el secuestro de una lancha sin perdidas de vida en el 94 fueron fusilados tres jóvenes de manera express en la terrible historia de los castigos por ensañamiento que arrastra el abuelo en retiro. Pero hoy después de saber que la cordura revertió la sanción me atrevo a un consejo a esa extrema poliburquesia Marxista que no deja de tratar de imponer sus intereses, con medidas extremas y tan fuera de razón en tiempos de cambios que se viven, con medios alternativos de información e internet se están convirtiendo en una fábrica de disidentes que al final es mas soga para su pescuezo. Asi que también me aburre el tema veamos como Cubadebate puede explicar que un chapista en las nuevas cooperativa no agropecuarias pueda ganar hasta 7500 pesos y mi cuñada que es médico especialista su salario sea equivalente al costo de la electricidad por tener un aire acondicionado en el cuarto, te dejo eso de estudio individual.

  • valorar
    -1

    Comentario número 4.

    Hola Fernando:

    En efecto, fueron dos errores, aunque quizás den oportunidad a que la prensa mundial anticubana mencione de paso a los cinco héroes cubanos condenados a penas monstruosas por infiltrar a los grupos terroristas consentidos de Estados Unidos, los del Bin Laden cubano Posada Carriles.

    Ahora falta ver si el cantante Carcassés en efecto no tuvo tacto o se quiere proyectar como un nuevo disidente, en vista de la mediocridad reinante en ese ámbito y que recibe jugosas tajadas de las instituciones extranjeras.

    Desde luego, las autoridades sancionadoras se equivocaron, pero sin descargar ese tipo de error, esa línea se puede ver hasta en BBC, cuando disminuyen las responsabilidades británicas en muchos hechos.

    En fin, ya imagino el éxito de este post.

    saludos.

  • valorar
    +1

    Comentario número 5.

    Estimado Francisco, a los músicos cubanos no les hacen falta ayuda financiera de EEUU, ganan mucho más dinero con su arte. No creo que Carcassés esté queriendo convertirse en un disidente aunque disienta públicamente de muchas de las cosas que ocurren en el país. Un abrazo, Fernando.

 

Comentarios 5 de 85

 

Ya no se aceptan más comentarios

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.