BBC navigation

Cartas desde Cuba

¿Regresan los españoles a Cuba?

Última actualización: Jueves, 15 de agosto de 2013
Willy Toledo (Foto: Raquel Pérez)

El actor español Willy Toledo asegura que en La Habana "he encontrado la ciudad más hermosa del mundo para pasear y la más segura de todas las que conozco con diferencia". (Foto: Raquel Pérez)

"Cada vez que defendía a la Revolución cubana me respondían: si tanto te gusta por qué no te vas a vivir allí", me cuenta el actor español Willy Toledo y agrega: "ahora que me mudé para Cuba están más histéricos porque se quedaron sin discurso".

A pesar de que algunos periódicos españoles aseguran que habita en una mansión, lo cierto es que vive en un barrio de cubanos, en un modesto apartamento alquilado al que no le vendrían mal algunos muebles más y una mano de pintura.

"No necesito más. Tengo mi cama, mi cocina y mi baño, y mis libros y con eso voy tirando, no echo de menos cosas materiales. A la gente sí, y a mi ciudad. Yo he nacido y vivido en Madrid toda mi vida y le tengo mucho cariño a pesar de que se haya convertido en una ciudad bastante invivible".

Turistas en el Malecón de La Habana

Turistas en el Malecón de La Habana, aunque Willy Toledo prefiere que no lo traten como tal.

La derecha española lo acusa de tener privilegios sobre los cubanos, pero lo cierto es que también en su país vivía mejor que la mayoría porque nació en una familia acomodada y además ganó mucho como actor. "Claro que entonces nadie me lo cuestionaba", me dice con una sonrisa.

Reconoce que en Cuba tener dinero puede abrir ciertas puertas y dar acceso a algunas comodidades pero no a todas. Vuelve a reír cuando me cuenta que, "te puedes pasar días buscando una sartén y no la encuentras por muchos euros que tengas".

Se siente mejor en esta Cuba que en la del turista. "Me está gustando mucho más vivir La Habana en el día a día, ir al cine, al teatro, a conciertos, a comer a casa de gentes. (Ahora) tengo tiempo para leer, que en Madrid no lo tenía y me lo estoy leyendo todo".

Le recuerdo que su ciudad es "la capital de la marcha" y le pregunto cómo se adapta a la tranquilidad de Cuba. Me responde que ahora sus juergas se reducen a comprar de vez en cuando una botellita e "ir a casa de un amigo o al malecón a hacer botellón".

Además en La Habana "hay mucha vida, todos los días hay cosas que hacer. Echo de menos una Guía del Ocio, como allá en Madrid, (…) pero al final siempre me entero, de hecho no tengo tiempo para ir a todas las cosas que me gustaría".

Jugando dominó (Foto: Raquel Pérez)

Para Willy Toledo "los cubanos son los más parecidos a los españoles, en la
manera de hablar, en el sentido del humor, en la manera de relacionarse".
(Foto: Raquel Pérez)

Al parecer no le está costando integrarse, en realidad "es bastante fácil, yo he viajado por todo Latinoamérica (…) y creo que los cubanos son los más parecidos a los españoles, en la manera de hablar, en el sentido del humor, en la manera de relacionarse".

Visita poco La Habana Vieja porque lo tratan como a un turista, pero "me encanta ir al puestecito de al lado de mi apartamento a tomarme un juguito por la mañana y al de en frente para comerme un pan con tortilla o sentarme en las terrazas donde se sientan los cubanos".

Me asegura que ni siquiera tiene problemas con la cocina nacional, "a mí me gusta mucho la comida criolla, siempre me ha gustado, no solo la cubana, sino la de todo el caribe. Lo que más me gusta es el arroz con lo cual aquí voy sobrado… ja, ja".

Más allá de sus conocidas simpatías por la Revolución Cubana, el actor confiesa que ha descubierto el encanto de La Habana. "Aquí he encontrado la ciudad más hermosa del mundo para pasear y la más segura de todas las que conozco con diferencia".

Willy puede ser el más famoso pero no es el único europeo que emigra a Cuba. A pocas cuadras de donde vivo llegó otro, casado con una cubana. Acaban de comprar una casita con el dinero de la venta de un negocio que apenas les daba para sobrevivir.

Años atrás su esposa había obtenido la residencia en la "Madre Patria" por estar casada con un español. Paradójicamente ahora es él quien aprovecha su matrimonio para residir en la isla, donde puede vivir mejor con mucho menos dinero.

Hace apenas unos días estuve almorzando raviolis caseros con un italiano cuya esposa cubana se repatrió para pasar en la isla la crisis europea. Aprovechando las reformas, planean crear una cooperativa para vender pastas frescas en La Habana.

Pero lograr la residencia en Cuba no es nada fácil, el inmigrante debe estar casado con alguien de nacionalidad cubana o ser contratado por una empresa que opere en la isla y, aun así, muchos vivimos por décadas con un permiso temporal que se debe renovar cada año.

Comentarios

Saltar a la paginación de los comentarios
 
  • valorar
    +1

    Comentario número 1.

    Una bonita historia de amor de un izquierdista con dolares, en su caso, euros. Con un regreso garantizado, la mente humana desecha muchos detalles del diario cotidiano.
    Solo te pido Fernando, mantennos al tanto de este "romantico" español.
    Saludos!

    Pd: " El tiempo... el mejor consejero. "

  • valorar
    0

    Comentario número 2.

    Mis saludos a Willy Toledo por sus amables palabras y a todos los que encuentran acogedora a nuestra isla. Me imagino lo rabiosos que deben esta los que se cagan constantemente en el nido que los vio nacer cuando lean este articulo.
    Es vergonzoso escuchar a ciertos cubanos aqui en Miami, cuando el tema es sobre Cuba. Para mi, eso es como hablar mal de la propia madre y eso no se ve bien en ninguna parte del mundo.

  • valorar
    0

    Comentario número 3.

    Los españoles nunca se han ido de Cuba, más bien como sabes muchísimos cubanos se han hecho españoles para aprovechar la ventaja del pasaporte de la comunidad europea y anteriormente alguna ayuda que ofrecía la embajada a su comunidad española en Cuba, pero básicamente somos una cultura española, dormimos la siesta, nos encanta la pachanga, hablamos hasta por los codos y llevamos la vida mas happy aunque estemos comiendo tierra, por eso se dice que los cubanos se ríen hasta de sus desgracias. Latinoamérica en general tiene el fenómeno de la mezcla del indígena nativo que marca muchísimo su sociedad en general. En Cuba los colonizadores españoles casi que barrieron con los nativos, trajeron a los negros y crearon las mulatas y mulatos que forman el ajiaco tropical que bastante poco se parecen al resto de Latino América. Si le gusta vivir en Cuba pues que disfrute y gaste poco, La Habana es sin lugar a dudas muy segura, acogedora y barata, puedes vivir con bastante poca plata mientras no tengas familia que cuidar, o intereses fuera de lo que el gobierno considera una vida “consagrada a la revolución”, pero es sabido que los de arriba no tienen ni idea de que es realmente ser cubano de a pie. Por eso considero que es muy justo que los muchísimos españoles miren para otros horizontes y resuelvan sus necesidades a como puedan, la situación económica y política de su tierra está en candela así que donde puedan tener otras oportunidades de trabajo y vida pues emigraran a otras tierras, nadie les dice traidores ni vende-patria que bien. He leído que Brasil está recibiendo muchísimos y en menor cuantía Argentina y Chile. Cuba sería ideal si el salario fuese eso salario que te cubre tus gastos de vida, lo que el gobierno paga oficialmente es para encubrir la vida de miseria que afronta la gran mayoría de la población, variantes validas para disfrutar del trópico, si pones un negocio de los de verdad en partner con el gobierno o de los de sobrevivencia mediante las actividades económicas privadas legales permitidas a los Cubanos por la variante del presta nombre o la esposa/so que te cubra la espalda. La propiedad privada no es reconocida y la ley de inversión extranjera sigue siendo muy selectiva por parte del gobierno en las oportunidades de inversión, a él quizás le pagan un buen billete por su trabajo de actor en el futuro asegurando que siga defendiendo y hablando maravillas de lo que machismos consideramos es un gran fracaso.

  • valorar
    +1

    Comentario número 4.

    El título manipula porque eso no es verdad. Usted sabe que nadie está yendo masivamente a Cuba. Usted que es extranjero lo sabe: en Cuba nadie puede quedarse más de tres meses, salvo que consiga un trabajo estatal y le den la residencia. Por eso nadie emigra a Cuba, dejando a un lado las cuestiones de que es una dictadura. Reitero: el título insinúa que los españoles vuelven a Cuba, así en plural, y eso no es cierto. No hay el en Cuba que amparece eso. Ni aunque la gente quisiera ir a vivir a un lugar donde no hay ni sartenes.

  • valorar
    0

    Comentario número 5.

    Bien por Willy Toledo al radicarse en La Habana, aunque su habitat humilde nunca lo asemejara a un nacional. El no encuentra un sarten, pero tiene los euros. Y desayuna en el chiringuito del barrio y se va de "marcha" en el interesante panorama cultural habanero o se asegura una botella de añejo y no de "madera" para irse al intenso malecon.
    Vivi un tiempo en la Vibora y alli vi matrimonios de extranjeros con cubanas que se han radicado en la isla a vivir su vejez y hasta participan en los CDR. Noruegos, italianos, españoles...
    A pesar de la situacion de Cuba y de lo que se difunde por ahi, muchos quisieran vivir aqui por todo lo que dice Willi que ha encontrado. Esta bien que se regule lo de la residencia de extranjeros, sino el bote se llena de jubilados y de gente que con cuatro dolares en el bolsillo sacarian ventaja a los nacionales. Despues de todo, renovar un permiso de residencia no es el fin del mundo. Nacionalizate Fernando!!!!!!

 

Comentarios 5 de 95

 

Ya no se aceptan más comentarios

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.