Última actualización: viernes, 17 de septiembre de 2010 - 23:13 GMT

Gobierno chileno convoca mesa de diálogo con mapuches

Un grupo de mapuches se manifiestan en Santiago

34 presos mapuches mantienen una huelga de hambre desde hace más de un mes y medio.

En un anuncio inesperado, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, convocó este viernes a una mesa de diálogo para resolver el conflicto entre las autoridades y una treintena de prisioneros mapuches que hace más de dos meses realizan una huelga de hambre.

Los 34 indígenas apresados exigen que el gobierno deje de procesarlos bajo la ley antiterrorista, una legislación sancionada durante el régimen de Augusto Pinochet (1973-1990) que endurece sus penas y los juzga bajo el Código de Justicia Militar.

Piñera hizo el anuncio en uno de los actos de las celebraciones por el bicentenario de la independencia de Chile, que se conmemora el sábado.

Durante un acto para izar la "gran bandera del Bicentenario", el mandatario informó que la semana próxima instalará una mesa de diálogo en el cerro Ñielol, al que consideró "un símbolo de La Araucanía", la región que concentra a la mayoría de la comunidad mapuche.

Hablando ante los cuatro ex presidentes de la Concertación que gobernaron el país tras el regreso de la democracia, Piñera reconoció que el Estado chileno mantiene una deuda con ese pueblo originario.

El experto en asuntos indígenas Víctor Alonqueo Boudon, que trabaja con comunidades mapuches, le dijo a BBC Mundo que hasta ahora los sucesivos gobiernos de Chile se habían rehusado a conformar una mesa de diálogo para abordar los reclamos del pueblo mapuche.

Los indígenas que realizan la huelga de hambre habían sido arrestados por actos de violencia, incluyendo ataques incendiarios, en demanda de terrenos que consideran suyos por derecho ancestral.

Cambio de rumbo

Sebastián Piñera sostiene una bandera chilena

Piñera reconoció que el Estado chileno mantiene una deuda con los mapuches.

Hasta este viernes Piñera se había mostrado contrario a convocar una mesa de diálogo en tanto los huelguistas no depusieran su protesta.

Algunos miembros y aliados del gobierno expresaron su oposición a entrar en conversaciones con los manifestantes mientras mantuvieran su huelga, por considerar que esto podría sentar un mal precedente y alentar esta forma de protesta.

En cambio, sectores de la oposición, de la iglesia y de la sociedad civil instaron a las autoridades a sentarse a dialogar con los activistas.

Cuatro legisladores de la Concertación incluso se unieron la semana última a la huelga de hambre en señal de apoyo, al igual que un grupo de estudiantes, sindicalistas y defensores de los derechos humanos, que se adhirieron a la causa este martes.

clic Lea: Diputados se suman a huelga mapuche en Chile

Según lo que precisó Piñera, la mesa de diálogo estará integrada por los ministros de la Presidencia y de Planificación -en representación del gobierno-, y por las iglesias católica y evangélica, las organizaciones civiles de la región en disputa y representantes de las comunidades mapuches.

Por su parte, el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, detalló que el principal objetivo de la mesa será "implementar, desarrollar, perfeccionar un plan de La Araucanía que permita darle la dignidad que se merecen nuestros pueblos originarios y hacer una labor de reencuentro histórico para poder rescatar la dignidad que ellos se merecen".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.