Última actualización: miércoles, 25 de agosto de 2010 - 10:02 GMT

México: el narcotráfico empeora la vida de los periodistas

Las agresionesa periodistas no han sido castigadas, afirman los relatores Botero y La Rue

La violencia que genera la lucha contra el narcotráfico en México ha empeorado la situación de los periodistas, quienes en algunas partes del país viven un creciente clima de agresiones e intimidación e incluso son víctimas de asesinatos y secuestros, según establecieron relatores de la ONU y la OEA.

Comunidades enteras de varios estados están silenciadas, porque los medios de comunicación locales decidieron autocensurarse por miedo a represalias de la delincuencia organizada, señala una misión enviada a México.

Los relatores especiales para la libertad de expresión de Naciones Unidas, Frank La Rue, y de la Organización de Estados Americanos (OEA) Catalina Botero, observaron que agresiones a periodistas no han sido castigadas, y los esfuerzos de las autoridades para protegerlos son limitados.

El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo compartir la preocupación de los relatores y ofreció establecer "los mecanismos más adecuados" para el seguimiento e implementación de las recomendaciones.

Durante dos semanas los relatores se reunieron con autoridades, periodistas y organizaciones civiles. Y entre sus conclusiones destaca una: México es el país más peligroso para el ejercicio periodístico en toda América.

"Los crímenes más brutales son cometidos por el crimen organizado, pero es responsabilidad del Estado proteger a los periodistas", dijo Botero.

A través de un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo compartir la preocupación de los relatores, y ofreció establecer "los mecanismos más adecuados" para el seguimiento y aplicación de las recomendaciones hechs por los visitantes.

Impunidad

De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en la última década al menos 64 periodistas han sido asesinados y, desde 2006, otros 11 permanecen desaparecidos.

Una cifra que podría quedarse corta, reconoce La Rue.

"Sabemos que el número real es mucho mayor, pero es el número que podemos documentar", indicó al presentar las recomendaciones preliminares de su visita.

La polémica por la cifra real de las agresiones a periodistas sorprendió a los relatores, pues evidencia la respuesta de las autoridades a este problema.

Un periodista retrata la autocensura en una reciente marcha de protesta contra la violencia en México.

De hecho, en su informe preliminar los relatores criticaron el trabajo de la fiscalía especial para atender delitos contra la libertad de expresión que desde 2006, cuando fue creada, no ha logrado la sanción penal de un solo responsable.

La falta de investigaciones impide determinar la causa de las agresiones, que se concentran en los estados con presencia de narcotráfico. En estos lugares, la delincuencia organizada es la mayor amenaza contra los periodistas.

En algunos casos los carteles han tratado de influir en la cobertura informativa, como ocurrió recientemente con el secuestro de cuatro periodistas para obligar a la transmisión de un video aparentemente elaborado por el Cartel de Sinaloa.

Pero cualquiera que sea el origen, las autoridades están obligadas proteger a los comunicadores, recordó Catalina Botero

"La delincuencia organizada no tiene interés en que cierta información se publique… la pregunta es si vamos a exigir actos heroicos de los periodistas, o a pedirle al Estado que los proteja para poder informar. Lo que nosotros creemos es que hay que exigirle al Estado", señaló la relatora.

Leyes y monopolios

Pero la violencia por el narcotráfico no es el único obstáculo para la libertad de expresión.

Como en otros países de América Latina, en México existe una alta concentración en la propiedad y control de televisoras y estaciones de radio, lo cual favorece la existencia de monopolios.

Los crímenes más brutales son cometidos por el crimen organizado, pero es responsabilidad del Estado proteger a los periodistas

Carolina BOtero, relatora especial de la OEA

Un elemento que atenta contra la democracia y libertad de expresión, señalaron los relatores, sobre todo porque en el país no existe un órgano independiente que regule la radio y televisión.

Hay un elemento adicional, según los relatores: el uso de la publicidad oficial como un mecanismo de presión y castigo contra medios de comunicación críticos.

Las recomendaciones serán revisadas dentro de unos meses y, en 2011, se espera una respuesta de las autoridades antes de la publicación del informe final de la visita.

La cancillería mexicana dijo que analizará "cuidadosamente" los informes de los relatores de la ONU y la OEA.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.