Última actualización: martes, 29 de junio de 2010 - 03:55 GMT

Iglesia argentina pide consulta sobre matrimonio gay

Homosexuales casándose

En mayo la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley que legaliza el casamiento entre homosexuales. Ahora el Senado debate el tema.

¿Debe un país decidir a través de una consulta popular si acepta que dos personas del mismo sexo se casen?

Ésa es la polémica que se instaló en estos días en Argentina luego de que representantes de la iglesia católica promovieran el llamado a un plebiscito popular para votar sobre el matrimonio gay.

En mayo pasado la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley que legaliza el casamiento entre homosexuales. Ahora el tema está siendo debatido por el Senado, que votaría la propuesta a mediados de julio.

clic Lea: Argentina: diputados aprueban matrimonio gay

La iniciativa cuenta con el aval del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y algunos sectores de la Iglesia afirman que los senadores oficialistas están siendo presionados políticamente para votar a favor.

Por ello, proponen que el tema sea debatido por toda la sociedad y que sea el pueblo el que decida.

Por un plebiscito

Monseñor Antonio Marino, que preside la comisión de seguimiento legislativo de la Conferencia Episcopal Argentina, dijo al diario La Nación que una consulta popular sería "una vía más razonable que la seguida por los legisladores, muchos de los cuales actúan bajo presión".

Según el prelado, se trata de una herramienta contemplada en la Constitución nacional, cuyo artículo 40 prevé la posibilidad de someter a referéndum un proyecto de ley.

Nadie sale perdiendo, a nadie se le quitan derechos. Cuando se votó la ley de divorcio hubo algunos que votaron en contra y después se divorciaron. Ahora puede haber legisladores que tengan hijos que quieran casarse con una pareja del mismo sexo

Alex Freyre, quien se convirtió, junto con José María Di Bello, en la primera pareja gay latinoamericana en contraer matrimonio

Sin embargo, grupos que apoyan el matrimonio homosexual descartaron la posibilidad de una consulta.

"Los derechos humanos no se plebiscitan", dijo a BBC Mundo Alex Freyre, quien hace exactamente seis meses se convirtió, junto con José María Di Bello, en la primera pareja gay latinoamericana en contraer matrimonio, gracias a un permiso especial concedido por la gobernadora de la provincia de Tierra del Fuego.

"No se plebiscitaron los derechos de la mujer. No se plebiscitó la abolición de la esclavitud. Tampoco se consultó sobre la ley de divorcio", acotó Freyre.

La postura fue replicada por los diversos grupos que apoyan el proyecto de matrimonio entre personas del mismo sexo, y que este lunes a la noche se reunieron frente al Congreso en Buenos Aires para respaldar la iniciativa y para celebrar el Día Internacional del Orgullo Gay.

Miedo

Pero, según algunos sectores de la Iglesia, quienes promueven el casamiento gay se oponen a un plebiscito porque temen que la medida no sea aprobada.

clic Lea también: Primer casamiento gay de América Latina

De acuerdo con los sondeos, las uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo cuentan con cierto nivel de respaldo en los principales centros urbanos, en especial en la capital.

Sin embargo, en las provincias del interior el tema genera mayoritariamente rechazo, lo cual quedó expuesto recientemente en una serie de manifestaciones organizadas para oponerse al proyecto.

Dos mujeres casándose

Según los sondeos, las bodas gay cuentan con cierto nivel de respaldo en los principales centros urbanos, en especial en la capital.

Con la esperanza de dar más presencia a esta oposición, el Departamento de Laicos del Episcopado argentino convocó para el próximo 13 de julio (en vísperas del esperado voto en el Senado) una marcha frente al Congreso.

Por su parte, movimientos como la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (Falgbt), que promueven el cambio de ley, se muestran confiados en poder lograr el apoyo legislativo necesario como para hacer realidad el cambio.

Para Alex Freyre la nueva ley beneficiará a todos.

"Nadie sale perdiendo, a nadie se le quitan derechos. Cuando se votó la ley de divorcio hubo algunos que votaron en contra y después se divorciaron. Ahora puede haber legisladores que tengan hijos que quieran casarse con una pareja del mismo sexo", señaló.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.