Última actualización: viernes, 30 de abril de 2010 - 02:24 GMT

Brasil mantiene su Ley de Amnistía

Cezar Peluso, presidente del Supremo Tribunal Federal de Brasil

La mayoría de los jueces de la Corte votaron en contra del pedido de la Orden de Abogados de Brasil.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, la máxima instancia judicial del país, rechazó este jueves revisar la Ley de Amnistía que evitó que se juzgara a los represores del último período militar (1964-85).

La mayoría de los jueces de la Corte votaron en contra del pedido de la Orden de Abogados de Brasil (OAB), que pretendía que se reinterpretara la Ley para poder juzgar a quienes cometieron torturas durante los años de represión.

La Ley de Amnistía, aprobada por el gobierno militar en 1979, permitió liberar a presos políticos y abrió la puerta al retorno de muchos exiliados. Pero también libró de juicio a muchos militares que nunca debieron responder ante la Justicia por sus abusos.

Lo importante no es sancionar a los militares, sino recuperar la historia de aquellos que fueron perseguidos

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil

El miércoles, el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva se había pronunciado en contra de la derogación de la Ley.

El abogado general de la Unión, Luis Adams, quien habló ante el STF en representación del gobierno, consideró que le norma fue "un acto político de clemencia".

Por su parte, Lula, quien fue apresado durante el régimen militar, buscó mantenerse alejado de la polémica. El mandatario afirmó que lo importante "no es sancionar a los militares, sino recuperar la historia de aquellos que fueron perseguidos".

Minoría a favor

Gen. Octavio Medeiros (der.) ex jefe de inteligencia, y ex gobernante militar Joao Batista Figueiredo (izq.), imagen de archiv

La Ley de Amnistía hizo que muchos militares nunca tuvieran que responder ante la Justicia.

La postura oficial fue mantenida también por el juez Eros Grau, quien fue apresado y sufrió torturas en 1972 por pertenecer al Partido Comunista Brasileño.

Grau resaltó la importancia de la amnistía como marco político para la restitución de la democracia en el país.

En cambio, el representante de la OAB, Fabio Konder Comparado, consideró que era necesario revisar la Ley para "recomponer el Estado brasileño en la posición de dignidad en el concierto de las naciones y recuperar la honorabilidad de las Fuerzas Armadas".

Decenas de activistas por derechos humanos se reunieron en las puertas del Tribunal, para apoyar esta postura.

El juez que se expresó con más dureza a favor de la revisión de la Ley fue Carlos Ayres Britto, quien llamó a los torturadores "monstruos", "desnaturalizados" y "tarados".

Se estima que unas 400 personas fueron desaparecidas o muertas durante el régimen militar en Brasil.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.