Última actualización: lunes, 29 de marzo de 2010 - 23:55 GMT

Violencia por narcotráfico para fútbol en México

La violencia generada por el tráfico de drogas causó algo inédito en México: seis partidos de fútbol fueron suspendidos porque no hubo garantías de seguridad para jugadores y aficionados.

Balón de fútbol.

Varios padres de familia no dieron permiso a sus hijos para viajar a los torneos.

Los equipos afectados pertenecen a la tercera división de fútbol profesional.

Es la primera vez en México que se posponen juegos de fútbol por miedo a la delincuencia, reconocieron directivos de la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut).

"De la Federación avisaron que el partido se suspendía por razones de seguridad, fue todo lo que supimos", le dijo a BBC Mundo Lázaro Gallegos, presidente del equipo Atlético Altamira.

Los encuentros iban a realizarse entre el 26 y el 28 de marzo en varias ciudades de Tamaulipas y Nuevo León, al noreste de México, donde según las autoridades la banda de Los Zetas mantiene una disputa con el Cartel del Golfo, del que fue aliado hasta hace unos meses.

Algunos ya fueron reprogramados y se jugarán esta semana. Otros en fechas posteriores, informó la Femexfut.

Miedo

Muchos jugadores de la tercera división son adolescentes y ésta fue una de las razones para cancelar los encuentros, le explicó a BBC Mundo un directivo del Club Mante FC, de Tamaulipas, quien pidió no ser identificado por temor a alguna represalia.

"Teníamos un encuentro programado en Monterrey y se canceló porque no completamos al equipo. Varios padres no dieron permiso a sus hijos para viajar", dijo.

Desde mediados de marzo, en Monterrey, Nuevo León, han ocurrido enfrentamientos entre militares y sicarios del narcotráfico.

De la Federación avisaron que el partido se suspendía por razones de seguridad, fue todo lo que supimos

Lázaro Gallegos, presidente del equipo Atlético Altamira

Varias calles de la ciudad, la segunda más importante del país, fueron bloqueadas por autobuses y automóviles incendiados por pandillas vinculadas a Los Zetas y el Cartel del Golfo, según informes de la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR).

El presidente de la Tercera División, Enrique Silva, dijo a medios locales que la semana pasada habló con el presidente del Club Mante en el momento en que ocurría un enfrentamiento armado en la ciudad donde se encuentra el equipo, al sur de Tamaulipas.

Pocas garantías

La cancelación de partidos es sólo una de las aristas del drama que viven los equipos de fútbol en el noreste del país.

Por ejemplo, la cantidad de aficionados que asisten a los encuentros ha bajado considerablemente en las últimas semanas.

Y en otros casos ha sido necesario aumentar el número de policías que vigilan los estadios, según explicó el directivo del Club Mante.

Enrique Silva reconoció que es muy difícil asegurar que no habrá percances durante los encuentros deportivos.

A pesar de la violencia en el noreste del país, la temporada 2009-2010 de la Tercera División no será suspendida, aseguró el presidente de la liga.

Desde diciembre 2006, cuando el gobierno mexicano intensificó la lucha contra carteles de narcotráfico, han muerto más de 16.000 personas en el país. Las autoridades han desplegado a unos 45.000 soldados en esta tarea.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.