Última actualización: miércoles, 30 de diciembre de 2009 - 00:34 GMT

Grito al cielo por bodas gay en México

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Sesiones de oración para pedir perdón y protección divina. Un "cerco jurídico" de grupos conservadores a parejas homosexuales para impedir que adopten niños. Y al mismo tiempo, un programa gubernamental que promueve entre el "turismo friendly" las bodas gay en Ciudad de México.

Es el escenario en el país después de que la Asamblea Legislativa de la capital autorizó los matrimonios entre personas del mismo sexo y les otorgó, además, el derecho a la adopción.

El tema ha causado la inconformidad de grupos conservadores e, incluso, representantes de las iglesias Católica, Evangélica y Ortodoxa se unieron para pedir al alcalde de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, que vete la enmienda legal.

La petición no fue atendida, pues este martes se publicaron en la Gaceta del Distrito Federal (el diario oficial del gobierno capitalino) las modificaciones al Código Civil local que legalizan los matrimonios homosexuales y autorizan la adopción de niños a parejas del mismo sexo.

La enmienda entra en vigor en la primera semana de marzo de 2010, cuando podrán celebrarse las primeras bodas gay en la capital mexicana.

Religión y leyes

Hasta ahora, en el debate abundan los argumentos religiosos. El presidente de la Confraternidad de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), Arturo Farela, insistió en descalificar los matrimonios homosexuales.

Queremos que vengan a celebrar sus nupcias y disfruten su luna de miel en la ciudad. Eso tendría un impacto muy fuerte en la economía

Alejandro Rojas, secretario de Turismo de Ciudad de México

"Respetamos la preferencia de todas las personas, pero este tipo de uniones son pecado y la Biblia enseña que merecen el reino del infierno", dijo en conversación con BBC Mundo.

En cambio, activistas de derechos humanos y legisladores solicitaron al gobierno federal que haga respetar las leyes mexicanas, las cuales prohíben a las asociaciones religiosas participar en política.

La diputada del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Marisela Contreras, le pidió al Ministerio de Gobernación -encargado de regular las actividades de las distintas iglesias- que sancione a los sacerdotes que critican los matrimonios homosexuales.

Analistas han dicho que, de mantenerse el tono de la polémica, existe el riesgo de enfrentamientos ciudadanos, como ocurrió el domingo pasado cuando fieles católicos y partidarios de estas uniones sostuvieron un altercado en el centro de la capital.

Adopción, lo más cuestionado

Al autorizarse las bodas gay, los opositores se preparan para iniciar lo que llaman jornadas de resistencia civil.

Activistas celebran aprobación de matrimonios entre homosexuales en Ciudad de México

Las iglesias mexicanas expresaron su malestar con los matrimonios entre homosexuales.

El Colegio de Abogados Católicos anunció que promoverá una campaña para que las parejas heterosexuales que quieran casarse lo hagan fuera de la capital mexicana, en protesta por la decisión de la Asamblea.

También pretenden establecer "un cerco jurídico" a los homosexuales para impedir que adopten niños, le dijo a BBC Mundo Armando Martínez, presidente del Colegio.

"Vamos a blindar las leyes federales para que no se permitan los matrimonios homosexuales ni la adopción en otros estados", afirmó.

La posibilidad de adoptar es el tema que ha causado más inconformidad entre grupos conservadores.

El Colegio de Abogados Católicos y Confraternice anunciaron que promoverán una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia, que culmina su receso vacacional en la segunda semana de enero.

A esta apelación se sumará el derechista Partido Acción Nacional (PAN), que gobierna en el país, pero con minoría política en Ciudad de México.

"Paquetes lunamieleros"

Pero más allá de la polémica, el gobierno de la capital prepara un programa turístico para atraer a las parejas homosexuales que planean casarse.

Vamos a blindar las leyes federales para que no se permitan los matrimonios homosexuales ni la adopción en otros estados

Armando Martínez, presidente del Colegio de Abogados Católicos

El proyecto contempla paquetes especiales con banquete de bodas y recorridos por los sitios turísticos de Ciudad de México, explicó Alejandro Rojas, secretario de Turismo del gobierno local.

"Queremos que vengan a celebrar sus nupcias y disfruten su luna de miel en la ciudad. Eso tendría un impacto muy fuerte en la economía", dijo en conversación con BBC Mundo.

De acuerdo con el funcionario, el llamado "turismo friendly" deja ganancias de alrededor de US$400 millones anuales a la capital mexicana, cantidad que podría aumentar con la promoción de las bodas gay.

"Queremos que la capital esté en el mapa de esta comunidad, y hacerlo rápido porque ahora estamos a la vanguardia en este segmento", explicó Rojas.

Los paquetes para "lunamieleros gay", como se conoce al proyecto, estarán disponibles para los primeros meses de 2010.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.