Última actualización: sábado, 19 de diciembre de 2009 - 08:23 GMT

Escándalo por imagen de Beltrán Leyva

Operación contra Arturo Beltrán Leyva.

La operación contra Arturo Beltrán Leyva se desarrolló el jueves y duró varias horas.

El cadáver de Arturo Beltrán Leyva aparece en el suelo. Tiene los pantalones a la altura de las rodillas y está cubierto de billetes ensangrentados.

Esa fue una de las fotografías difundidas este viernes en medios locales y extranjeros tras la muerte del "jefe de jefes", uno de los narcotraficantes más buscados del mundo.

El montaje fotográfico, con los billetes perfectamente ordenados sobre el cuerpo de Beltrán Leyva, fue repudiado por el gobierno mexicano tras una ola de críticas surgidas a raíz de la difusión de las imágenes.

El ministro de Gobernación de México, Francisco Gómez Mont, condenó la toma y difusión de las fotografías en horas de la madrugada de este sábado en una entrevista en directo transmitida por la televisión local.

"Se filtraron unas fotografías infamantes y perniciosas. Totalmente fuera de la política social del gobierno. Nosotros no difundimos información que humille o veje a personas, aunque sean delincuentes".

Mont dijo que el gobierno no está de acuerdo con la difusión de "agravios, injurias o infamias".

"Las fotos son vergonzantes"

Se filtraron unas fotografías infamantes y perniciosas. Totalmente fuera de la política social del gobierno. Nosotros no difundimos información que humille o veje a personas, aunque sean delincuentes

Francisco Gómez Mont, ministro de Gobernación de México

El ministro de Gobernación anunció que el gobierno está realizando una investigación para determinar quién tomó esas fotografías y quién las divulgó.

"Las fotos son vergonzantes (…) es una ofensa innecesaria a las familias de estas gentes que no estaban vinculadas con los delincuentes (…) el gobierno no entra en vejaciones personales ni escandalosas", agregó.

El representante del gobierno señaló que el operativo en el que murió Beltrán Leyva, alias "El barbas", fue realizado bajo estándares internacionales y expresó su pleno apoyo a la forma en que fue realizado.

Sin embargo, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, criticó el operativo y dijo que es necesario revisar la estrategia de combate al narcotráfico para que "más allá de los resultados efectistas" no se ponga en riesgo la vida de personas inocentes.

"Es una situación preocupante porque lo que vemos es que hay una estrategia militar que aunque tenga resultados que puedan ser leídos como favorables (…) ponen en riesgo la integridad personal, incluso de gente que no está vinculada", dijo Luis González Placencia, ombudsman capitalino.

Inteligencia naval

Fuentes de la Marina le dijeron a BBC Mundo que el operativo, que se extendió por más de cinco horas en un complejo residencial de Cuernavaca, no contaba con la información sobre la ubicación exacta del "jefe de jefes" esa noche.

"Por eso tuvimos que establecer un cerco en todo el complejo, el cual se fue cerrando poco a poco, hasta llegar al apartamento donde estaba Beltrán Leyva y sus escoltas", indicó la fuente.

Señaló que efectivamente la Marina cuenta con una unidad de inteligencia conformada por un grupo de élite de 92 elementos, pero agregó que no es la única unidad que trabaja en este tipo de operaciones.

También dijo que la Marina ha trabajado en los últimos tres años en la lucha contra el crimen organizado, “especialmente en operaciones de alto impacto” en zonas como Tamaulipas, Guerrero, Baja California Norte y Michoacán.

"La Marina ha apostado por la inteligencia naval", precisó.

¿Embalsamado?

Delpliegue militar en la operación contra Arturo Beltrán Leyva.

La intervención de la Marina en operaciones contra el narcotráfico tiene defensores y detractores.

Información difundida por la prensa mexicana indica que la familia de "El barbas" ordenó preservar o embalsamar el cuerpo del presunto narcotraficante para trasladarlo a la Ciudad de México, donde podría ser velado.

La fiscalía mexicana confirmó que Felícitas Beltrán Leyva y Erika Beltrán Martínez identificaron el cuerpo del capo -quien fue abatido a tiros el pasado miércoles- en el Servicio Médico Forense.

clic Lea también: Murió el "Jefe de jefes", ¿y ahora qué?

Tras el fuerte impacto de la muerte de Beltrán Leyva, algunos analistas han señalado que los marinos serán los encargados se realizar "operaciones quirúrgicas" porque cuentan con entrenamiento especial, son más efectivos y tienen menos riesgo de filtración de información que las policías o el Ejército.

El riesgo, señalan, es que, al utilizar a los marinos, el gobierno los expone al poder de corrupción de los carteles de la droga, que han logrado infiltrar la mayor parte de las esferas institucionales.

La irrupción de la Marina se produce justo en momentos en que el Ejército ha sido acusado de violar los derechos humanos en repetidas ocasiones.

Se estima que hay cerca de 15.000 marinos activos en la guerra contra el crimen organizado.

Red de protección

Expertos coinciden en que Beltrán Leyva logró crear un imperio en el céntrico estado de Morelos y otros lugares gracias a la protección de una mafia policial.

Algunos incluso van más allá y señalan que "El Barbas" también había logrado corromper a elementos del Ejército.

Pocos se explican cómo fue posible que el capo viviera en un lujoso condominio residencial, cercano a la residencia del gobernador de Morelos, y rodeado de políticos que nunca notaron su presencia o algún movimiento sospechoso.

El gobierno anunció que las investigaciones continúan para intentar capturar a otros miembros del cartel y a presuntos cómplices que le brindaban protección.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.