Última actualización: viernes, 18 de diciembre de 2009 - 01:01 GMT

"Pudimos haber hecho las cosas mejor"

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El canciller colombiano, Jaime Bermúdez, dijo en una entrevista con BBC Mundo que a su país le "faltó explicar y ser más explícito" en el anuncio del acuerdo de cooperación militar firmado con Washington este año que despertó una fuerte polémica regional.

Aún así, durante la extensa entrevista, Bermúdez negó que Colombia esté aislada en la región y se mostró optimista sobre sus relaciones exteriores: "Tenemos dificultades explícitas con un país, que es Venezuela, y con los demás, vamos avanzando en una relación muy positiva".

Sobre la manera en que se hizo público el acuerdo bajo el cual Bogotá le dará acceso a siete de sus bases militares a Estados Unidos, Bermúdez admitió ciertas fallas.

"Claro que pudimos haber hecho muchas cosas mejor", afirmó Bermúdez sobre cómo se hizo público el acuerdo. "Eso no lo discuto: uno tiene que tener una actitud crítica todo el tiempo".

"Hubo mucho ruido, mucha interferencia. Se ha querido explicar esto como si fueran bases norteamericanas en Colombia, lo cual no es (...) Nos faltó explicar, ser más explícitos en el alcance", agregó.

"Pero tampoco nos engañemos, hay países y sectores que no quieren reconocer la necesidad que tiene Colombia de contar con estos instrumentos por razones ideológicas".

Al ser la persona que está a cargo de las relaciones de Colombia con la región y el resto del mundo, Bermúdez ha tenido un año marcado por el controvertido acuerdo.

El anuncio despertó una ola de críticas, empujó sus relaciones con la vecina Venezuela al borde del abismo y obligó al presidente Álvaro Uribe a recorrer varias capitales latinoamericanas para explicar el alcance real del acuerdo a los presidentes que habían expresado preocupación.

Ausencia

UNASUR no estaba tomando un actitud equilibrada frente a la región

Sobre la cumbre en Quito

Muchos creen que las relaciones exteriores de Colombia todavía no se han recuperado por completo desde esa crisis, pero Bermúdez -para contrarrestar esa visión- insiste en enumerar tratados comerciales, reuniones bilaterales y proyectos de cooperación en los que Colombia está participando.

Aún así, la difícil relación de Colombia con sus vecinos pareció quedar demostrada cuando Bermúdez y su colega de Defensa, Gabriel Silva, no asistieron a una cumbre ministerial de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) realizada en Quito hace pocas semanas.

Bermúdez dice que su país "cree en UNASUR" pero justifica su ausencia explicando que "UNASUR no estaba tomando un actitud equilibrada frente a la región" y que no se iba a cumplir con los requisitos de Colombia de tratar otros temas en la reunión, como los pactos militares de otros miembros con terceros países o las menciones a la "guerra" que había hecho Hugo Chávez.

"El ambiente en esa reunión de ministros no era de objetividad y de ánimo propositivo como Colombia quería", explicó Bermúdez.

Colombia, de todas maneras, usó la reunión para enviar una misiva en la que se garantizaba, por escrito, que el acuerdo tenía alcance sólo dentro del territorio colombiano y que las bases no serían usadas para operaciones más allá de sus fronteras.

"Prudencia"

Esa explicación no satisfizo a Venezuela, y las relaciones entre los dos países están rotas desde hace varios meses y -por ahora- sin claros signos de recuperación.

Hugo Chávez

El presidente venezolano calificó de "desgraciado" a Bermúdez.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha criticado duramente al presidente Uribe (llamándolo "mafioso" y vinculándolo con el narcotráfico) y también ha apuntado a Bermúdez, a quien hace pocos días llamó "desgraciado".

¿Cuál es la respuesta de Colombia a estos duros términos?

"Uno tiene que moverse con firmeza, con prudencia y no caer en provocaciones personales, para distinguir entre los temas personales y los temas de interés nacional, y también audacia, para siempre buscar alternativas", explica Bermúdez.

Cuando BBC Mundo le repreguntó sobre cuál es, en la práctica, sus respuestas a esos temas, Bermúdez se limitó a repetir: "Firmeza, prudencia y audacia", para luego explicar que quiere lidiar con estas "dificultades" por los canales diplomáticos y a través de lo que llamó "países amigos".

"Estamos abiertos a la interlocución para buscar soluciones", asegura el canciller.

Según Bermúdez, la reactivación del conflicto con Venezuela no se debe "sólo" a la preocupación de Caracas por la firma del acuerdo militar con Estados Unidos.

"Yo no voy a analizar todas las razones que tiene Venezuela, pero sí hay unos hechos objetivos de qué está pasando... Primero: Venezuela habla de guerra y nosotros nunca pensamos en ir a guerra contra un país hermano. Segundo: Venezuela ha impuesto un embargo comercial a Colombia por razones políticas".

"La posición de Colombia es clara: guerra contra ningún país hermano. Nuestra guerra es contra el narcotráfico, el terrorismo y el crimen organizado".

"No nos preocupa"

Para Colombia, 2009 iba a ser también un año distinto porque, con el cambio de gobierno en Estados Unidos, se creía que la relación bilateral hubiese podido ser afectada: tras años de colaboración estrecha con el gobierno de George W. Bush, la llegada del demócrata Barack Obama al poder podría abrir una nueva fase.

Si Colombia tuviera que hacerle caso a las FARC y al ELN, nuestra democracia no existiría

Sobre la "unidad" FARC-ELN

¿Qué balance se puede hacer de estos primeros meses de cooperación?

"Colombia tienen una relación histórica que es bipartidista con Estados Unidos; el Plan Colombia surgió bajo la presidencia del demócrata Bill Clinton", asegura Bermúdez.

Pero BBC Mundo le recuerda que son legisladores del mismo Partido Demócrata de Obama quienes están bloqueando hace meses la aprobación del tratado comercial entre los dos países debido a preocupaciones por la situación de los derechos humanos en el país sudamericano.

"Es natural que existan esos debates y la dificultad en este momento es porque hay en Estados Unidos una agenda muy compleja", explica el canciller.

El canciller también se mostró poco preocupado por el anuncio esta semana de parte de las dos principales guerrillas izquierdistas de Colombia -las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN)- de "unir fuerzas" para enfrentar al gobierno de Álvaro Uribe.

"No nos preocupa", dice Bermúdez.

"Si Colombia tuviera que hacerle caso a las FARC y al ELN, nuestra democracia no existiría. Vamos a persistir en luchar contra el terrorismo y en buscar opciones de diálogo si ellos asumen una posición seria", concluyó.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.