Última actualización: sábado, 28 de noviembre de 2009 - 22:05 GMT

Honduras bajo observación

Soldado vigila urnas en Honduras

En Honduras no estarán grupos que tradicionalmente supervisan procesos electorales.

La crisis política hace de las elecciones presidenciales del domingo en Honduras un asunto muy polémico, pero para muchos fuera del país hay un argumento adicional cuando cuestionan la legitimidad del proceso y la legalidad del eventual resultado: la falta de observación internacional.

No es que no haya veedores. Según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) están en el país unos 445 observadores provenientes de 31 países. Pero es la capacidad técnica -y hasta la calidad política- de esas misiones lo que perturba a algunos.

Entre los observadores hay enviados de organismos electorales de otros países de América Latina, o grupos académicos europeos o estadounidenses. También se encuentran en Tegucigalpa varias personalidades latinoamericanas, como ex presidentes, ex ministros y diplomáticos.

clic Siga en Twitter nuestra cobertura especial de los comicios

Pero no estarán grupos que tradicionalmente supervisan procesos electorales como la Organización de Estados Americanos (OEA), que no reconoce la legalidad del proceso, la Unión Europea (UE) o miembros del estadounidense Centro Carter, que dirige el ex presidente estadounidense Jimmy Carter.

Quienes no vinieron a Honduras dejaron claro su rechazo a los eventos de junio que terminaron en el derrocamiento de Manuel Zelaya. Por eso quienes si aceptaron la invitación del TSE se encuentran en la comprometida posición para un observador de ser considerados favorable al gobierno interino.

clic Lea: Elegido pero ¿legítimo?

Como le aseguró a BBC Mundo un político de alto perfil latinoamericano “piensan que porque vinimos estamos de acuerdo con el golpe, cuando lo cierto es que estas elecciones no tienen que ver con eso, y ni siquiera con este gobierno (de Roberto Micheletti) porque ya estaban programadas desde antes”

"No quisieron venir"

La observación internacional quizá no sea la de la OEA, pero está integrada por personas que tienen toda la credibilidad

Denis Gómez, magistrado del TSE de Honduras

"Nos habría encantado que viniera la OEA o la UE", le aseguró a BBC Mundo Denis Gómez, magistrado del TSE de Honduras, quien maneja la relación con las misiones de observadores internacionales.

Gómez lamenta que esos organismos "no quisieran venir" pero se muestra satisfecho con la cantidad y calidad de la observación internacional presente para el proceso y recuerda que “hace poco se decía que no iba a venir nadie”.

"La observación internacional quizá no sea la de la OEA, pero está integrada por personas que tienen toda la credibilidad”, explicó Gómez.

clic Participe: ¿Son las elecciones la solución?

Según el magistrado hondureño, las deficiencias que pueda tener el acompañamiento internacional serán suplidas con la tecnología que hará que el proceso sea "transparente".

"El escrutinio y todo el proceso de votación será publico, será mundial porque estamos habilitando una pagina en internet (www.hondurasvota2009.com) que va a permitirle al mundo entero ver desde lo que sucede en el centro de votación hasta en el conteo del escrutinio", aseguro Gómez.

Rutina electoral

Soldados vigilan centro de información del TSE de Honduras

A veces las misiones de observación internacional carecen de la capacidad técnica necesaria.

En tiempos en que los procesos electorales se hace cada vez tecnológicamente mas complejos, muchas veces las misiones de observación internacional carecen de la capacidad técnica para dar una evaluación profunda del proceso.

Algunas personas presentes en Honduras y que han participado en eventos de este tipo le han reconocido a BBC Mundo que muchas veces el trabajo se reduce a visitar centros de votación para constatar que “todo marcha bien, es decir, que no haya personas a las que se niegue acceso injustificadamente o que no haya violencia”.

Pero en el caso hondureño, la observación internacional es considerada por muchos una toma de posición sobre la crisis que consume al país desde hace más de cinco meses, por lo que no se trata de la rutinaria supervisión electoral.

La comunidad internacional en su apresuramiento por calificar los hechos de junio quedó arrinconada y ahora no sabe cómo reaccionar

Diego Arrria, ex diplomático venezolano

Diego Arrria, ex diplomático venezolano, quien es parte del grupo de observadores internacionales independientes presentes en Honduras, le aseguró a BBC Mundo que parte de las dificultades que enfrenta el trabajo de observación se debe a que la comunidad internacional "se apresuró" en el manejo de la crisis hondureña.

"La comunidad internacional en su apresuramiento por calificar los hechos de junio quedó arrinconada y ahora no sabe cómo reaccionar", afirmó Arria, quien considera que el proceso electoral será importante para la solución de la crisis.

"Quien no ha hablado hasta ahora, y habla ahora por primera vez es el pueblo hondureño. Si llegaran a participar más de los que participaron en las últimas elecciones (2005) eso sería una muestra muy importante", afirmó Arria, quien cuestionó las críticas a las elecciones que se hacen desde Venezuela y sus países aliados.

Observadores "parcializados"

Incluso sus declaraciones (de los observadores), como la rueda de prensa del viernes, diciendo que vienen a fortalecer la democracia, significa que el concepto que tienen de democracia es el mismo que maneja Roberto Micheletti, es decir, que un presidente cuando no nos guste le damos un golpe de Estado

David Romero, analista político y director de Radio Globo

Sin embargo para Daniel Romero, analista político y director de Radio Globo, uno de los medios de comunicación más críticos del gobierno interino, la presión que asegura que se ejerce sobre los medios de comunicación independientes no garantiza un proceso libre y equilibrado.

Romero le dijo a BBC Mundo que la presencia de los observadores internacionales no han tenido la oportunidad de verificar el funcionamiento del sistema computarizado que se usará en la votación, del que sospecha que pueda ser manipulado por el TSE para eventualmente aumentar los números sobre participación.

Incluso Romero estima que "los observadores dan su respaldo al gobierno" porque considera que "son afines ideológicamente al gobierno, que es el que maneja las elecciones".

"Incluso sus declaraciones, como la rueda de prensa del viernes, diciendo que vienen a fortalecer la democracia, significa que el concepto que tienen de democracia es el mismo que maneja Roberto Micheletti, es decir, que un presidente cuando no nos guste le damos un golpe de Estado".

A pesar de que las elecciones estaban programadas antes del estallido de la crisis de junio, Romero aseguró que son dos procesos que no se pueden separar uno del otro, como sugieren algunos de los observadores internacionales.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.